Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Elecciones en Providencia: referéndum a la gestión de Errázuriz y una apuesta UDI con Matthei

La gestión ciudadana de la actual edil ha estado en cuestionamiento desde su llegada al municipio, siendo además involucrada además en varias polémicas. Su rival más fuerte, sin embargo, tampoco ha logrado capitalizar eso y hoy se encuentran en un empate virtual en el que, según analistas, es difícil hacer apuestas sobre quién se quedará con el sillón edilicio.


Nacional

21 de octubre, 2016

Autor:

fotorcreated

Cuando Josefa Errázuriz no llevaba dos años aún al mando de Providencia, la polémica se desató por una ordenanza que pretendía disminuir los horarios de venta de alcohol y horarios de cierre para centros nocturnos como pubs y discoteques. Comenzaron a llamar “Prohibidencia” a la comuna por estas medidas, pero ella la defendió hasta el fin.

La edil argumentaba que los vecinos lo habían solicitado en los cabildos ciudadanos, un sello que instaló en la comuna y que permitía a los vecinos del sector -en general, mayores en edad- a participar en el diseño comunal. Si bien no era la primera de las polémicas de Errázuriz, era la más emblemática porque cuestionaba el modelo que ella misma decidió implementar.

A esto se sumaba las polémicas en torno al retiro de basura, al aumento de vendedores ambulantes sin permiso municipal, a las publicitadas renuncias al municipio alegando problemas de gestión y al uso del Palacio Falabella -donde se encuentra en municipio- para el matrimonio de uno de sus sobrinos, entre otras varias.

Los cuestionamientos a su gestión no fueron pocos. Por eso, la UDI vio una oportunidad para regresar el gloria y majestad al municipio que controlaron por 16 años con el coronel Cristián Labbé a la cabeza, hoy procesado por delitos contra los DD.HH. en dictadura. Y la elegida para esta tarea fue Evelyn Matthei, la mujer fuerte del gremialismo.

Hasta hoy, las encuestas muestran resultados que hablan de un empate técnico, donde la mínima diferencia entre ambas es incluso menor al porcentaje de error de los sondeos. De alguna manera, los vecinos de Providencia -una comuna tradicionalmente de derecha- están divididos entre dos formas totalmente opuestas de ser alcaldesa.

Por una lado, una administración que apeló a la participación ciudadana, a la cultura, a la diversidad y a propuestas como ciclovías; mientras que la gremialista apuesta por una versión renovada de la gestión de Labbé, donde la derecha siempre se ha hecho autobombo como “buena en gestión local”.

Estadísticamente, las posibilidades para reelegirse son siempre mayores al finalizar el primer periodo; por ello, éste podría ser el único momento de la actual alcaldesa para repetirse el plato.

Frente a frente

La elección en Providencia, según los analistas, será un “referéndum” a la gestión de Errázuriz, donde no se juega solamente si la edil o Matthei pueden hacerlo mejor como alcaldesas, sino que es la “proyección hacia un nuevo tipo de política y si ésta funciona o no”. Así lo explica el analista Kenneth Bunker.

“En la elección pasada, se ganó a la fórmula de Labbé por un modelo ciudadano, en una de las pocas comunas donde se puede implementar, considerando la solidez económica y el espacio para este tipo de propuestas. La gente prefirió esto por sobre la gestión anterior”, dice Bunker.

En eso concuerda la cientista política Bárbara Briceño, quien afirma que la gestión de Josefa Errázuriz estuvo marcada por materias a las que no estaban acostumbrados los vecinos de Providencia, lo que potenció las críticas en torno a temáticas como la basura o vendedores ambulantes. “Por esto, va a depender mucho qué tipo de gente va a votar a las elecciones, pensando en la abstención, para saber quién ganará; si va más gente mayor, gana la gestión del orden y limpieza por sobre otro tipo de iniciativas”, explica.

Otros, como el analista UDI Gonzalo Müller, piensan que no es necesario darle una lectura política a las elecciones municipales, porque a su juicio la gente vota por una gestión eficiente que es palpable en el día a día y que “la mayoría va a votar pensando en los cuatro años de la alcaldesa”.

“Con una buena gestión, ella podría haberse asegurado la reelección. Pero para ser justos, no la tenía muy fácil porque Providencia es una comuna tradicionalmente de derecha. Tendría que haber tenido una gestión excepcional, sin ningún fallo, para poder mantenerla fácilmente”, asegura.

Visión similar tiene Briceño: “En el caso de Recoleta, una comuna donde siempre ganaba la UDI, Daniel Jadue se ganó a la gente con una gestión muy bien evaluada. Pero para Josefa Errázuriz, en una comuna también de derecha, no está tan claro que haya sido así”.

Después de las elecciones

En las elecciones presidenciales, Evelyn Matthei ganó en votos en Providencia con un 41,68% de preferencias frente a un 24,67% de la Presidenta Michelle Bachelet. Según los analistas, eso le da un amplio margen a la candidata gremialista de ganar en esa comuna y teniendo en cuenta que hoy no existe un “factor Labbé” que impulsó a muchos a cambiarse de domicilio electoral para apoyar a Errázuriz. Eso sumado a los errores del padrón que hoy afectan a 467 mil personas.

Pero, más allá de la que triunfe, ¿cuál podría ser el futuro para cada una en caso de perder? Tanto con Matthei como con Errázuriz, los analistas apuestan por una continuidad en sus carreras políticas, pese a que incluso la ex ministra había dicho que se retiraba cuando perdió la presidencial. De hecho, hizo clases en un colegio por un año, pero decidió volver a la arena política.

Kenneth Bunker apuesta por una candidatura parlamentaria para Josefa Errázuriz, si ésta no consigue nuevamente el sillón del Palacio Falabella. “Ella no es una carta personalista, sino que es parte de un movimiento y para el éxito y prosperidad de su modelo ciudadano, lo lógico es que vaya al Congreso. Podría ser una candidata para Revolución Democrática”, dice.

Respecto a Matthei, el analista explica que ella puede reciclar esta candidatura ya sea para otra presidencial o senatorial, sobre todo en momentos en que la UDI sigue cuestionada y ella tiene una mejor evaluación. “Ella está acostumbrada a ganar elecciones y una derrota no significa mucho. No es como el caso de ME-O, donde una derrota más podría ser lapidaria”

Gonzalo Müller, en tanto, descarta Errázuriz pueda ser una carta para el Congreso y afirma que “el fenómeno de Josefa nace y muere en este municipio”. Sin embargo, frente a Matthei, Müller asegura que “las municipalidades muchas veces son una plataforma y oportunidad de ser vistos más como ejecutivos que como políticos, y bien podría aspirar a otra candidatura”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia