Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Los momentos que hicieron que la DC y La Moneda se dieran un tiempo

"Con la DC no se juega", advirtió hoy Carolina Goic, tras congelar relaciones con La Moneda. Son varios los episodios que precipitaron esta decisión y los revisamos a continuación.


Nacional

25 de octubre, 2016

Autor:

fotorcreated

Desde que se conformó la Nueva Mayoría y se inició el Gobierno con Michelle Bachelet a la cabeza, la relación de la Democracia Cristiana con parte del bloque ha sido tensa, tanto por su rol al interior de la coalición -tensionada por la presencia del Partido Comunista- como por el apoyo de iniciativas polémicas -como el aborto el tres causales-.

Esa tensa relación llegó a su punto más álgido esta semana, luego de que la DC determinara congelar su participación en los comités políticos de los días lunes en La Moneda con el resto de la NM, tras los magros resultados de la elección municipal, y citar a un Consejo Nacional extraordinario para este jueves, donde analizarán su relación con el Ejecutivo.

Mientras tanto, la DC y La Moneda se dieron un tiempo por iniciativa de la falange, en un distanciamiento que ha venido ocurriendo desde hace bastante. Hoy, la presidenta de la DC, Carolina Goic, fue categórica: Este es un remezón al gobierno de que con la DC no se juega”.

Relación DC-PC

Las primeras desavenencias que comenzaron a tensionar a la Nueva Mayoría fueron en su relación con el PC, sobre todo a nivel programático y de lucha de fuerza al interior del bloque, donde el comunismo fue ganando fuerza desde que inició la administración Bachelet. El punto más alto de esta relación fueron los dichos del ex ministro del Interior Jorge Burgos, quien aseguró que el PC “participando con el nivel de influencia programática que ha tenido en este gobierno, creo que no le hace bien al país”.

El timonel PC, Guillermo Teillier, dijo en ese momento que “Burgos trata de debilitar la base política que sostiene el gobierno (…) Habla en contra del programa que es de la Nueva Mayoría, y nos pone a los comunistas como los chivos expiatorios, porque es una manera de golpear”.

Luego, Burgos fue más allá y dijo que lo que quería “es crear una nueva conformación política que excluya a los comunistas y a otra fuerza de izquierda, que se asemeje a la Concertación y que ojalá no tenga la osadía de llevar adelante reformas como la que hemos llevado adelante”.

Desacuerdos con el programa

Su alineación con el programa de gobierno también ha sido un problema. Muchos decé han cuestionado los proyectos de ley iniciados por el gobierno que eran parte de la plantilla programática del bloque, con el que llegaron a La Moneda. Meses atrás, en un momento de sinceridad, el entonces timonel de la DC Jorge Pizarro afirmó: “El problema es que la DC firmó un programa con el que no estaba totalmente de acuerdo”.

“Tuvimos una derrota en los contenidos. Eso es lo que significó que las propuestas no fueran claramente las de la DC. Eso es una lección que tenemos asimilada y a futuro, si es que queremos formar parte de cualquier acuerdo con otras fuerzas, vamos a jugarnos por entero para que nuestras propuestas estén claramente establecidas. Si hay acuerdo bien, y si no hay acuerdo bien también, y se buscará otra fórmula”, dijo entonces el senador por la región de Coquimbo.

Cuando Carolina Goic asumió como máxima autoridad de la DC, quiso apagar el fuego en esta polémica y descartó que existan diferencias “en lo esencial respecto a las reformas” del Gobierno. “Ahí hay una mirada país que comprometimos, que compartimos”, explicó.

Uno de los suyos

Mucha molestia causaron las declaraciones del ministro del Interior, Mario Fernández, al asegurar que la próxima elección presidencial será entre los ex mandatarios Sebastián Piñera y Ricardo Lagos, dejando fuera a un posible candidato de la DC.

Goic pidió a Fernández tener “prescindencia y prudencia” ante las decisiones de los partidos. Más tarde, el jefe de gabinete ofreció disculpas a las colectividades por sus palabras.

Esto porque desde hace bastante en la DC aspiran a tener una carta presidencial, donde algunas voces han levantado al ex intendente Francisco Huenchumilla, a Ignacio Walker y a la misma Goic. En el Consejo Nacional definirán esta alternativa.

La salida de Blanco y Pacheco

Aunque la removida ex ministra de Justicia Javiera Blanco no es militante DC, si es cercana al partido, por lo que resintieron duramente su salida del gabinete tras la polémica por la fallida ley exprés para solucionar los errores del padrón electoral.

Desde la DC apuntaban a buscar responsabilidades políticas por los cambios de domicilio electoral en el comité político, pero la respuesta de La Moneda fue mantener a los cuatro ministros de ese equipo y sacar a Blanco, quien ya venía cuestionada por varios episodios en el último año, que le significó dos infructuosas acusaciones constitucionales.

La salida de Máximo Pacheco para incorporarse al equipo de Ricardo Lagos tampoco fue bien vista en la falange. Muchos interpretaron esto como un gesto de apoyo de Bachelet al ex mandatario, en desmedro de otras candidaturas que pudiesen aparecer en el bloque, como la aspirada DC.

Resultados en la Municipal

Los resultados del domingo fueron amargos para la Nueva Mayoría. Pero a diferencia de otras experiencias, el análisis no fue en conjunto con el resto del bloque y los presidentes de partido rechazaron la invitación de La Moneda para dar una declaración en conjunto.

“Suponer que los resultados de ayer son responsabilidad de tres o cuatro personas (aludiendo al comité político) me parece que es un análisis que en verdad es superficial”, dijo Bachelet, desatando la molestia del bloque, aunque particularmente de la DC.

Tras el episodio, desde la falange volvieron a reaparecer los llamados a dar por terminada la NM y optar por un camino distinto.

Salida del director del Registro Civil

Este lunes, en medio de la crisis, el Gobierno determinó la salida del director del Registro Civil, Luis Acevedo, militante de la DC. Fue otro duro golpe para la falange, ya que la Presidenta determinó no responsabilizar a nadie más -hasta el momento- y sacar a la cabeza de ese servicio.

Una semana atrás, trascendió que Acevedo presentó su renuncia a la entonces ministra de Justicia Javiera Blanco, pero que ésta no la había aceptado para no profundizar el conflicto al interior del Gobierno por el error del padrón electoral.

Sólo ayer el Gobierno determinó su salida, dando el último golpe a la DC y precipitando la decisión de Carolina Goic de congelar relaciones con La Moneda.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia