Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Los argumentos de Ana María Gazmuri para cuestionar la columna de Eduardo Engel sobre marihuana

La directora ejecutiva de la Fundación Daya cuestionó los postulados del economista, quien se declaró opositor al proyecto que busca legalizar el autocultivo de marihuana.


Nacional

8 de noviembre, 2016

Autor:

gazmuri

El domingo, Eduardo Engel publicó una columna en el diario La Tercera, la que tituló “Consumo de marihuana: experiencia vs. evidencia”. En ella, entregó sus argumentos de por qué se consideraba en contra del proyecto que actualmente se encuentra en el Congreso y que busca legalizar el auto cultivo de marihuana, pese a que en su minuto argumentó que “legalizar la producción y el consumo de cannabis tenía todo el sentido del mundo”.

En el artículo, postuló diversos puntos del por qué su cambio de opinión, la que surgió a raíz de la salida del ex director del Senda, Mariano Montenegro. Según consignó, “la cannabis que se consume hoy en día es siete veces más potente que la que consumimos cuando fui estudiante universitario a fines de los 70. Bastante menos inocua de lo que creía”.

“También aprendí que varias de las experiencias legalizando la marihuana en otros países han sido decepcionantes“, agregó, consignando el caso del estado de Colorado en Estados Unidos, donde el consumo ilegal aumentó luego de la legalización.

marihuana

A ello, añadió que “el impacto negativo de la venta de marihuana es mucho mayor en sectores vulnerables. Los niveles de consumo en escuelas públicas, subvencionadas y pagadas son similares: en torno a un tercio de los alumnos entre octavo y cuarto medio. Sin embargo, el porcentaje de estos casos que terminan con problemas serios producto del consumo -dejan el colegio, se meten en peleas, son víctimas o victimarios de bullying, etc.- es mucho mayor en escuelas municipales que en las pagadas (casi el triple)“, sostuvo, citando el estudio realizado por el Senda el 2015 llamado “Precio y gasto en drogas ilícitas en Chile”.

Ante esto, Ana María Gazmuri, directora ejecutiva de la Fundación Daya, quiso responder al doctor en Economía, a través de una artículo que se publicó en el sitio web de la ONG. En ella, partió corrigiéndolo, señalando que el proyecto que se encuentra en el Congreso “y que él dice haber seguido de cerca no busca legalizar la venta de marihuana, como él lo indica, sino regular el autocultivo para uso personal, derecho ya consagrado en la actual legislación, como lo reconoce claramente el Poder Judicial, la Defensoría Penal Pública y la Fiscalía Nacional. La actual legislación busca perseguir acciones vinculadas al tráfico”.

Respecto a la alta concentración de cannabis que tienen las plantas hoy en día, Gazmuri sostiene que “se realizaron cruzas que generaron que cada planta tuviera mayor concentración de THC, permitiendo consumir menos y obtener el efecto buscado por los usuarios”.

Marihuana

“Cabe destacar que, para fines medicinales, esas concentraciones logradas son una ventaja para la producción de fitofármacos en base a cannabis para ciertas patologías que así lo requieren. Respecto al consumo personal, también se ha transformado la manera de hacerlo, es decir, mientras en la década de los 70, una persona se fumaba un cigarrillo entero, hoy solamente son un par de caladas, al igual que hoy nadie consume whisky llenando un vaso de cerveza. La educación pasa por conocer los límites y los potenciales daños al momento de consumir cualquier sustancia. La sustancia en sí no es, necesariamente, el problema”, añade.

En cuanto a la frase de Engel donde postuló que “tal vez por eso es tres veces más probable que un consumidor de marihuana termine con problemas serios de adicción que uno de alcohol”. En cuanto a esto, Gazmuri afirmó que “el consumo problemático (el concepto adicción está obsoleto) del cannabis, según la propia NIDA (Instituto Nacional de Abuso de Drogas de EEUU), es del 9% y en el caso del alcohol llega al 15%, lo cual echa por la borda esa primera afirmación. La inmensa mayoría de los usuarios ejerce un consumo responsable, dato obviado permanentemente desde la vereda prohibicionista”.

Por otro lado, calificó la experiencia de Colorado, no consideran que fuera el mejor ejemplo de regulación, además de señalar que no citó fuente alguna sobre ese caso. Sin embargo, aseguró que este es falso puesto que “lo único que se encontró fueron dichos de un policía, de un estado vecino, que no reguló el cannabis, donde habían aumentado los arrestos por porte de esta sustancia”.

“Por nuestra parte, dejamos cordialmente invitado a Eduardo Engel a acercarse a Fundación Daya, para que conozca la realidad de los miles de chilenos que hoy, ejerciendo su derecho al autocultivo con responsabilidad y orgullo, han logrado aliviar su sufrimiento y mejorar sustancialmente su calidad de vida”, concluyó

Notas relacionadas

Comenta esta noticia