Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Caso Basura: CDE se querella contra Pedro Sabat y Mario Olavarría

La presentación apunta al delito de fraude al fisco. Ambos serán formalizados el próximo 21 de noviembre.


Nacional

14 de noviembre, 2016

Autor:

a_uno_676559

El viernes, ante el Noveno Juzgado de Garantía, el Consejo de Defensa del Estado ingresó una querella por presunto fraude al Estado en contra del ex alcalde de Ñuñoa, Pedro Sabat, y el reelecto edil de Colina, Mario Olavarría, por los presuntos actos de corrupción en el marco del caso Basura.

El escrito incluye también a la administradora municipal y al director de Desarrollo Comunitario de Cerro Navia, Marcela Morales y César Vidal respectivamente, la ex directora de Desarrollo Comunal de Colina, Isabel Margarita Valenzuela y la ex directora de SECPLAN de la misma comuna, Jessica Lorena Severino, de acuerdo publica Emol.

Será el 21 de noviembre cuando ambos serán formalizados ante el Noveno Juzgado de Garantía.

a_uno_521141

De acuerdo al escrito, Olavarría, como alcalde, junto a funcionarios del municipio, suscribieron un contrato con Morales con el supuesto objeto de desempeñar diferentes servicios a honorarios, específicamente labores de apoyo a SECPLAN.

Estos trabajos no habrían sido realizados, según el Ministerio Público, ya que Morales, desde el 2008 hasta 2014, se desempeñó como Secretaria de Planificación de Cerro Navia, y posteriormente y hasta la fecha, como administradora de la misma comuna, defraudando al municipio de Colina en 48 millones 555 mil 546 pesos.

Esto mismo también habría ocurrido respecto del funcionario César Vidal, según plantea el escrito, “con el supuesto objeto de desempeñar diferentes servicios a honorarios los que consistían en la supuesta realización de labores de apoyo profesional a la DIDECO”.

Esto habría significado para Colina una defraudación de 35 millones 666 mil 656 pesos, ya que Vidal, desde el 2010, sostiene contrato con la Municipalidad de Cerro Navia como Director Comunitario.

En Ñuñoa, en tanto, se apunta a actos presuntamente relacionados con la “propuesta pública nacional e internacional para contratar los servicios de gestión integral de residuos sólidos generados en la comuna”.

Según la investigación, se ha logrado determinar que había irregularidades en la licitación de la basura en 2012, la que se adjudicó a la empresa KDM Demarco, cuyo subgerente, al momento de la negociación y renovación de contrato, era el hermano de Sabat, Claudio Sabat Pietracaprina,

La oferta de KDM habría sido considerablemente más cara que el contrato vigente por recolección de basura y el barrido de calles, siendo un 72% más cara, “los que significó que el municipio pasó de pagar 98 millones de pesos a 167 millones de pesos por la recolección de basura; y de 50 millones de pesos a 91 millones de pesos por el barrido de calles”.

El sobrepago sería de mil 320 millones de pesos anuales durante seis años.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia