Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Diez frases con las que Carola Canelo destrozó a los partidos políticos y las candidaturas de Lagos y Piñera

La abogada se encuentra recolectando firmas para su candidatura presidencial, donde espera representar al 95% de la población que no milita en partidos políticos.


Nacional

20 de noviembre, 2016

Autor:

carola-canelo

“Todos los ministros de Educación de la Concertación, del año 90 a la fecha, han infringido la obligación que tienen de fiscalizar aquellas universidades que infringen la ley”. Con frases como esas, hace algunas semanas se hizo conocida la abogada Carola Canelo.

Hoy, se encuentra recolectando firmas para lanzar su candidatura presidencial donde busca representar al 95% de los ciudadanos que no milita en un partido político. Aún así el panorama no se ve fácil para ella, sobre todo teniendo en cuenta que dos ex Presidentes buscarán retornar a La Moneda.

Sin embargo, Canelo no se achica y espera poder convocar a aquellos que se sienten descontentos con la política, sobre todo con una de sus más grandes propuestas como candidata: terminar con el sistema de pensiones.

En entrevista con El Mostrador, la abogada destruye a los partidos políticos, barre contra Sebastián Piñera comparando el caso de Bancard con Caval y termina por disparar la “triste” campaña de Ricardo Lagos.

1.Los partidos políticos hacen cualquier cosa menos política. Se dedican a una actividad lucrativa, de concentración del poder, pero no en beneficio de la sociedad chilena. Pienso que los partidos políticos, como idea, son buenos, pero en la práctica, en Chile, y desde la época de la dictadura cívico-militar, en que los partidos fueron proscritos, y después, desde la Concertación en adelante, los partidos no satisfacen lo que uno esperaría de un partido: que tengan una idea de país, que cumplan los derechos humanos, que promuevan una democracia auténtica, un gobierno de mayorías. Por el contrario, los partidos políticos tienen graves problemas de democracia interna, corrupción e incluso nepotismo”.

2. “El caso de Sebastián Piñera es muy similar al caso Caval: en ambos se observan autoridades públicas recibiendo beneficios para ellos mismos o sus familias, y en este caso puntual, Piñera, en medio del juicio de La Haya… Es impresentable, pero al menos sirve como ejemplo muy patético del estado actual de la partidocracia, que es un gobierno de partidos políticos, no de mayorías”.

3. “El diagnóstico es que el 95% de las personas no militan en partidos políticos y nos damos cuenta de que la clase política actual no cumple satisfactoriamente con una visión humanista de las personas, y excluyen al resto de la actividad política, y todos queremos participar y tener un país más democrático“.

4. “Las encuestas no son confiables. Vivimos en un mundo tan falso: los medios de comunicación, que son de propiedad de los grandes medios económicos que controlan a los partidos, controlan también la información, no entregan todo e intentan crear opinión pública, realidades que no existen, como cuando se plantea que Piñera tiene un porcentaje de adhesión, pero eso es porque esas encuestas solo preguntan por algunos candidatos“.

5. “Crearemos un sistema real de seguridad social, porque en este momento tenemos un sistema que es favorable a los dueños de las AFP y de las compañías de seguros, muchos de los cuales son extranjeros. Entonces, vamos a hacer un sistema de seguridad social que establezca buenas pensiones, y eso va a requerir un proyecto de ley, que se enviará al Congreso, porque no podemos seguir con estas sociedades anónimas cuyas finalidad es el lucro, que hacen negocios en contra de los afiliados, que ni siquiera pueden sacar sus fondos, lo cual transgrede el derecho de propiedad. El sistema AFP va a terminar, vamos a eliminar las AFP, y nuestro proyecto de ley permitirá que la gente pueda sacar su dinero, porque les pertenece. Actualmente el sistema de pensiones es un sistema de política fascista, ya que lo que se busca es el enriquecimiento de los dueños. El sistema nuestro va a ser una decisión política que buscará el beneficio de los jubilados de Chile, esa es la decisión política que adoptaremos y sobre esa base se construirá un sistema”.

6. “Soy una ciudadana común y corriente, pero ser una ciudadana no es ser común y corriente, en realidad, mira, nos han maltratado tanto estos fascistas, como si fuéramos inferiores, y ese 95% no es inferior, somos ciudadanos, somos gente decente, clase trabajadora, y tenemos todo el derecho a elegir y ser elegidos, tenemos el derecho a realizar la actividad política“.

7.Chile nunca ha sido gobernado por una democracia, nunca, ni siquiera después de la independencia, en el caso del Presidente Allende, que fue lo más cercano, llegó al poder con solo el 35% de la aprobación popular, y lamentablemente negoció con la DC, lo que fue el principio de su fin. Por lo tanto el llamado, a ese 95%, es a elegir y ser elegidos, y llevar candidaturas a senadores y diputados, porque queremos un cambio institucional en el país”.

8.El PC y el PS son partidos neoliberales, no tienen ninguna convicción de una revolución socialista de ningún tipo. Es penoso lo que ocurre en el PC, es un partido electoral, que no ha hace ningún cambio sustancial y que no tiene ningún problema en integrar una coalición con la DC, que fue un partido político golpista. Yo diría que el PC, el PS y los derivados de ellos, no son de izquierda. No tienen una visión social, son la mayoría de los dirigentes de las cúpulas, de clase alta, personas que no tienen ninguna conciencia social. Para ellos, la relación con una población es cuando van a hacer misiones, y van una semana, un mes, viven ahí, pero desde una situación vertical, pero no desde una experiencia real. Eso es lo que ocurre con el PC, y el PS, financiado por SQM”.

9. “Es muy triste el comportamiento de Ricardo Lagos, porque la ciudadanía no le cree, puede prometer mucho, pero la evidencia es contundente. Él representa una visión de desigualdad muy profunda, todo lo que hizo generó concentración de poder económico en unos pocos, y en el caso de Piñera tampoco le creen, porque sabemos quién es él: todos los casos de conflicto de interés que ha tenido, que ve la educación como bien de consumo, por lo tanto tampoco la ciudadanía le va a creer… Pero en el caso de Lagos es más patética la situación, porque aparece diciendo que ahora va a cambiar las cosas, y es demasiado evidente que está prometiendo para ser elegido, pero no por convicción”.

10. “Ambos son candidatos del pasado, de la transición, pero aquí nunca hubo transición, ni siquiera modificaron la constitución. Bachelet no ha hecho un proceso vinculante con la sociedad, ha hecho cualquier cosa menos un proceso constituyente. Y estos dos candidatos no van a dar gobernabilidad. Mi intención es generar una alternativa. Si ganan Lagos o Piñera, tendremos paros y tomas todos los meses, porque el descontento social será incalculable“.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia