Síguenos en Facebook X
El Dínamo

El instructivo de Bachelet que busca igualar los derechos de chilenos e inmigrantes

La actual Ley de Extranjería y Migraciones es bastante dura y data de 1975, instaurada por la dictadura militar, con un esfoque restrictivo y que bloqueaba el ingreso de partidarios de izquierda.


Nacional

29 de noviembre, 2016

Autor:

AGENCIAUNO AGENCIAUNO

Esta semana, Chile Vamos decidió iniciar una ofensiva que buscaba poner el tema de la inmigración en la agenda, lo que implicó duros comentarios por parte del senador Manuel José Ossandón y del ex presidente Sebastián Piñera, vinculando la delincuencia  y la llegada de extranjeros al país, pese a que las cifras oficiales hablan que los delitos perpetrados por ciudadanos de otros países no supera el 1%.

En esa línea, el bloque de derecha hizo propuestas para realizar una reforma migratoria que profundice los límites para que personas de otras nacionalidades puedan ingresar al país. De hecho, la actual Ley de Extranjería y Migraciones es bastante dura y data de 1975, instaurada por la dictadura militar, con un esfoque restrictivo y que bloqueaba el ingreso de partidarios de izquierda.

El Gobierno se había comprometido a enviar un proyecto que reformara esta parte, aunque hasta el momento no ha ocurrido. Sin embargo, en 2015, la Presidenta Michelle Bachelet envió un instructivo presidencial que establecía el propósito de “ir igualando progresivamente los derechos entre la población chilena y quienes han optado por hacer una nueva vida en Chile, en materias como acceso a salud, trabajo, vivienda, educación, cultura y justicia, bajo el principio de la no discriminación”.

Según publica Tele13, el documento -distribuido a todo el gabinete- afirma que Chile es “un país de migración. En efecto, ésta ha sido y es un aporte fundamental para la definición de su cultura. Es también una fuente inagotable de oportunidades de desarrollo en los más diversos ámbitos de la vida del país”.

El texto iba en la línea de la propuesta de un borrador de proyecto de ley que permitiera expresamente el derecho de los migrantes a salud, educación, seguridad social y derechos laborales, contrario a la dura norma actual donde se castiga con penas de cárcel el ingreso al país y, tras su cumplimiento, la expulsión de territorio nacional.

Pese a ello, la normativa impulsada por la jefa de Estado no tiene calidad de ley, por lo tanto, tanto en oficialismo como oposición coinciden es que es una urgencia, en medio de los atisbos de campaña presidencial que ya comienzan a cubrir el debate.

Así, Piñera fue uno de los más duros en la propuesta que hizo este martes.

“Se tienen que cerrar totalmente las fronteras a males como el narcotráfico, el contrabando, el crimen organizado o la inmigración ilegal. De esa forma vamos a lograr que la inmigración sea un aporte para nuestro país y vamos a dejar fuera lo que no queremos que entre a nuestro país”, dijo.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia