Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Datos claves para saber qué hacer si ocurre un accidente en el paseo de fin de año del trabajo

Como es usual, cada diciembre las empresas organizan fiestas como forma de contribuir al buen clima laboral. Acá algunas sugerencias en caso de que ocurran imprevistos en esas situaciones.


Nacional

30 de noviembre, 2016

Autor: El Dínamo

cenanavidad

“Un buen clima laboral es uno de los factores que ayuda al bienestar de los trabajadores, ya que puede ser un elemento protector frente a las exigencias laborales y los ritmos acelerados que pueden ocasionar estrés”, señala Daniela Campos, jefa del Departamento de Riesgos Psicosociales de la ACHS.

El ambiente “es una consecuencia de las relaciones que se generan al interior de la organización y que se ha ido forjando a lo largo del tiempo, por lo que si existe un mal clima, la gente no necesariamente asistirá con buena disposición a un paseo o fiesta de fin de año”, explica la profesional de cara a recibir 2017.

Y precisamente para contribuir a ese buen clima laboral es usual que empresas realicen paseos de fin de año para sus trabajadores, cuyo fin es distender el ambiente y generar un espacio distinto de compañerismo, así como también de integración familiar.

“Respecto de la confianza al relacionarnos fuera del contexto laboral, al hablar de otras temáticas y tener una visión más horizontal de los integrantes del equipo, se generan espacios de mayor confianza que pueden ser importantes si se mantiene a futuro como apoyo social al interior de la empresa”, señala Daniela Campos.

Imprevistos

En ese contexto los imprevistos están más cerca de lo que se cree. La ingesta de alcohol, sumado a factores de riesgo como piscinas y contacto con fuego en asados pueden derivar en accidentes que afectan directamente a los trabajadores.

En ese caso, un accidente ocurrido en una actividad de la empresa se considera laboral cuando es ésta la organizadora. Pero, si el evento es iniciativa del sindicato, comité paritario o un grupo de trabajadores, aunque cuente con la autorización de la empresa, un eventual accidente no tendrá cobertura del seguro de accidentes del trabajo.

Por otro lado, la normativa indica que “cualquier accidente automovilístico que suceda, tanto a la ida como a la vuelta del evento, es considerado de trayecto o del trabajo”. Así, se tomará como del trabajo el ocurrido en el camino desde la empresa a la actividad, y se calificará como accidente de trayecto al sucedido desde el domicilio de la persona a la celebración o al punto en que abordará el bus.

Si el trabajador afectado está bajo los efectos del alcohol esa condición “no le quita el carácter de laboral a un accidente que le ocurra en una actividad organizada por su empresa”, según dice la norma. En relación con los paseos que incluyen a los familiares de los trabajadores, ellos no están protegidos por la ley, ya que la cobertura se limita a quienes mantienen un contrato formal con la empresa.

En caso de tratarse de un accidente con consecuencias fatales, el empleador debe denunciar el suceso a la mutualidad a la que se encuentre adherida, a la Autoridad Sanitaria y la Inspección del Trabajo. Luego, la mutualidad llevará a cabo una investigación del hecho y determinará si al trabajador afectado le corresponde o no la cobertura de accidentes laborales. Posteriormente, la institución enviará esta información a la Superintendencia de Seguridad Social.  Si el accidente es acogido como laboral, comienza a funcionar una red para informarle a la familia de los antecedentes que deben presentar para recibir la pensión de supervivencia.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia