Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Los discursos de perdón de violadores de DD.HH. de Punta Peuco: "Cumplía órdenes de mis superiores" Los discursos de perdón de violadores de DD.HH. de Punta Peuco: "Cumplía órdenes de mis superiores"

"Mis superiores no ratificaron sus órdenes y he sido, lamentablemente, condenado como parte de la 'cúpula' de DINA. Como sí yo hubiera sido parte de la planificación, dirección y control de las operaciones antisubversivas ¿por qué debía sufrir todo aquello si no hice más que cumplir órdenes militares de mis superiores?", declaró Basclay Zapata.

Nacional

Los discursos de perdón de violadores de DD.HH. de Punta Peuco: "Cumplía órdenes de mis superiores"

Por 23 de Diciembre de 2016

Un grupo de 10 condenados por crímenes de lesa humanidad en Punta Peuco organizó un acto ecúmenico para pedir perdón por las atrocidades y violaciones a los derechos humanos que cometieron durante la dictadura.

En la ceremonia, dirigida por los sacerdotes Mariano Puga y Fernando Montes, tomaron la palabra Raúl Iturriaga, Claudio Salazar, Carlos Herrera, Basclay Zapata, Enrique Ruiz, Pedro Hormazábal, Miguel Estay y José Zara, y los familiares de Marcelo Castro y Manuel Carevic.

Así, Basclay Zapata, quien tenía la triste fama de violar a las mujeres a las cuales torturaba, señaló que “siendo cabo de Ejército serví en la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Allí cumplí órdenes militares, poniendo especial celo en su ejecución porque pensaba que tales órdenes eran legítimas, y en aras del bien superior de la Patria. Con el tiempo constaté que ello no era así”.

“Mis superiores no ratificaron sus órdenes y he sido, lamentablemente, condenado como parte de la ‘cúpula’ de DINA. Como sí yo hubiera sido parte de la planificación, dirección y control de las operaciones antisubversivas. Créanme que por largo tiempo me sentí defraudado, desamparado y engañado, ¿por qué debía sufrir todo aquello si no hice más que cumplir órdenes militares de mis superiores?”, indicó.

Junto con ello, se comparó con San Pablo, argumentando que “al igual que el santo, equivocadamente pensé que mis actos eran en cumplimiento irrestricto de la ley. Entonces, creo necesario pedir ser perdonado por todos esos dolores, zozobras que produje en el cumplimiento de lo que creí era mí deber. Hago extensivo este ofrecimiento de disculpas a mi esposa, hijos y nietos que también y sin duda, han sufrido muchísimo”.

a_uno_745657

Por su parte, Pedro Hormazábal tomó la palabra y aseguró que “desde lo más profundo de mi corazón ofrezco disculpas y pido ser perdonado por los dolores que pude haber causado a mis connacionales en el ejercicio de mis funciones policiales mientras estuve en servicio activo”.

Junto con ello, pidió “por un Chile en paz, unido y reconciliado” y llamó a las autoridades a “lograr pronta solución definitiva a este grave conflicto que se arrastra por más de treinta años, único camino para lograr el reencuentro entre los chilenos, primer paso para alcanzar la necesaria reconciliación nacional”.

En tanto, Carlos Herrera Jiménez, quien participó en el asesinato de Tucapel Jiménez, declaró que “con seguridad no he terminado de reconciliarme con mis connacionales, pues más de alguien pudo haber quedado dolido tras mi accionar en los servicios de seguridad”.

“Y también produje grandes dolores a mi familia, que han sufrido lo indecible por esta situación, sumándose a ello discriminaciones laborales con mis hijos, y escolares en el caso de uno de mis nietos. Mi madre murió esperando verme liberto”, consignó radio Cooperativa.

a_uno_745662

“Entonces, y desde esta tribuna, sinceramente pido ser perdonado por quienes les produje dolores y zozobras en los momentos que participé en la implementación de políticas de seguridad pública en el gobierno militar, y en el caso de la familia, perdón por los malos momentos”, precisó.

Claudio Salazar, por su parte, relató que “soy uno de los tres internos que más tiempo ha permanecido preso. Decir que mi vida aquí ha sido color rosa sería mentir, pero tampoco tan terrible”.

“Alcancé a ser carabinero por más de veinte años y, desde luego, alguna acción realicé que produjo dolores innecesarios a las personas que debía proteger. Respecto de la solicitud de perdón acerca de mi delito por el cual permanezco preso, ya la hice sin obtenerlo de sus destinatarios”, confesó.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post