Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Vallejo: "Gano lo mismo que Boric y Jackson pero yo soy la vendida que gana mucha plata" Vallejo: "Gano lo mismo que Boric y Jackson pero yo soy la vendida que gana mucha plata"

La diputada PC contó una serie de experiencias en torno al machismo, las críticas que ha recibido como mujer, como comunista y por haber apoyado al Gobierno. Además, se refiere a la candidatura de Alejandro Guillier.

Nacional

Vallejo: "Gano lo mismo que Boric y Jackson pero yo soy la vendida que gana mucha plata"

Por 10 de marzo de 2017

Yo gano lo mismo que (Gabriel) Boric y (Giorgio) Jackson, firmé los mismos decretos para bajar la dieta. Pero no, yo soy la vendida que gana mucha plata. Y no solo porque soy comunista, soy una mujer ganando plata. Lo peor de lo peor. ¿Se puede decir que acá no hay machismo?”.

La frase es de la diputada Camila Vallejo (PC) -en conversación con La Nación– en lo relacionado a la discriminación a la mujer en política, la forma en que se cubre su imagen en los medios y sobre todo con las críticas por la dieta parlamentaria que recibe. “Hay una suerte de caricaturización de la actividad política de una mujer por el simple hecho de que se trata de una mujer”, dice.

Que cómo viste, que las piernas, qué vestido usaste para el 21 de mayo, cómo te sentaste, si sonreíste. ¡Es increíble! Pasa con las palabras, con las imágenes, y los medios de comunicación juegan un rol importante, pues insisten en una caricaturización de la mujer, y eso se traspasa a las redes sociales y la opinión de la gente”, afirma la diputada.

Vallejo -quien va a la reelección- asegura que las diferencias de género en política también han golpeado a la alcaldesa de Maipú, Cathy Barriga, quien también “ha sido víctima de una utilización de su imagen por ser mujer, aunque –en su caso– funcional al conservadurismo”.

“Las críticas son básicamente por ser comunista, porque la gente cree que los comunistas debemos vivir bajo el puente y comer caca, de lo contrario somos inconsecuentes. O también por ser mujer. Si cumplo o no con los cánones socialmente asignados, cómo me veo, si sonrío o no. Muchas de las críticas entran en el prisma del machismo y el anticomunismo, y que son de muy bajo nivel. Desearía críticas para mejorar”, dice.

A modo de ejemplo, la parlamentaria explica una serie de críticas y caricaturas que ha recibido por parte de las personas, sobre todo en redes sociales, y que ha afectado duramente a su aprobación en las encuestas, donde se ubica en la más alta desaprobación de la lista.

“Primero, ha sido de manera injustificada, debido a los inventos sobre el Audi que tenía, al supuesto pago desde La Moneda a mi papá que jamás existió, a que supuestamente no quería reducir la dieta parlamentaria. Esa es la parte que cayó en el juego y que dice ‘la Camila se vendió, entonces la rechazo’. Pero en base a mentiras. Y la otra tiene relación a la campaña del terror impulsada por la derecha, que simplemente no te quiere por no homenajear a Jaime Guzmán o no iniciar una sesión en ‘nombre de Dios'”, dice.

En esa línea, Vallejo asegura que las críticas también vienen desde su sector. “También están los del centro, que es más de la Concertación, que te hace la cruz por criticar a Ricardo Lagos. Cada uno tiene sus razones. Las encuestas son números, hay que mirarlas, pero tampoco creerles al cien por ciento. Ejemplo, (Sebastián) Piñera tiene una gran aprobación en las encuestas, pero eso no lo hace una buena persona, con los temas de corrupción y sus problemas con la justicia”, apunta.

Dentro del Gobierno

“Desde esa frase descontextualizada (que nunca haría campaña por Bachelet), los medios de comunicación crearon un monstruo, y se aseguraron que me persiguiera toda la vida”, explica Vallejo respecto a las críticas por pertenecer a una coalición con personajes que antes cuestionaba.

“En ese momento había más ingenuidad, donde la pregunta fue muy en la línea de “¿haría ahora campaña por Michelle Bachelet, llamaría a los jóvenes’”, y yo era vicepresidenta de la FECH, por lo que dije que jamás haría eso, pero el decir jamás fue sacado de contexto y eso ha generado un impacto tremendo. Y por más explicaciones que uno dé, ya no valen mucho, es una verdad instalada”.

La parlamentaria PC dice que pese a todo, no se arrepiente de haber ingresado al Gobierno ni de haber apoyado a la Presidenta Michelle Bachelet “porque la entrada del Partido Comunista a la Nueva Mayoría significó estar avanzado en gratuidad. Sin el PC no se hubiese cambiado el Sistema Binominal, que hoy en día le permite al Frente Amplio disputar las elecciones”.

Y no es ser poco humilde, pero hay que reconocer que el PC hizo la diferencia y la Nueva Mayoría necesita un alma mater de izquierda que les permita empujar las reformas que han estado pendiente por décadas”, comenta.

Vallejo explica que “siempre se supo que habrían conflictos de intereses que se iban a manifestar, de gente defendiendo el lucro, la privatización, la segregación, por lo que se iban a oponer a la misma reforma. Pero el error fue haber creído que todos los miembros de la NM iban a tener la convicción necesaria para empujar las reformas. Ha habido, dentro del Gobierno, quienes han atornillado para otro lado. Entonces, el problema no está en el programa o en la agenda, sino en la falta de convicción de sujetos claves que tenían que empujar”.

¿Guillier?

Camila Vallejo no esconde simpatía por el senador y pre candidato presidencial, Alejandro Guillier. “Tengo una buena opinión personal de Guillier, creo que tiene harta convicción y hartas ganas, tiene buen carisma y es progresista. Es una buena carta presidencial”, confiesa a ese medio.

“Yo quisiera que vaya concretando. Independientemente que exista una intención colectiva, sería bueno que él se pronuncie sobre temas clave. Ahora está la situación con el agua, la situación sanitaria… ¿El agua para Guillier tiene que ser pública o es sostenible que tengamos el agua privada en Chile? Así son muchos temas relevantes. Es momento de marcar diferencias y posiciones con opinión”, pide.

Vallejo dice que la opinión de ella y del PC sobre Guillier es positiva pero “falta entregar más”. Respecto de Ricardo Lagos, la diputada dice que hay cosas que no comparte en la forma de hacer gobierno. “En su periodo hubo privatizaciones, una profundización muy grande del modelo neoliberal impuesto en dictadura. Y, además, no hay una reflexión crítica en el presente de lo que fue su gobierno. Tampoco hay una mirada distinta de hacer las cosas a cómo ya las hizo”, dice.

“Todo este tiempo fue un crítico al Gobierno de la Nueva Mayoría y ahora quiere ser su candidato. Me parece que está más cerca de retomar la senda de la Concertación, y eso no lo podemos permitir”, dice.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día