Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
La polémica detrás del “Bus de la Libertad” explicada en 4 puntos La polémica detrás del “Bus de la Libertad” explicada en 4 puntos

Las críticas apuntan directamente al Ministerio de Educación.

Nacional

La polémica detrás del “Bus de la Libertad” explicada en 4 puntos

Por María Gabriela Salinas 11 de julio de 2017

Salió en todos los medios de comunicación nacionales.El lunes inició su recorrido por Chile el polémico “Bus de la libertad” de la ONG CitizenGO, vehículo que ha sido catalogado por sus detractores como transfóbico. Y es que uno de los principales motivos de la llegada son las últimas directrices que ha tomado el Gobierno en torno a la identidad de género.

Los manifestantes de este grupo nacido en España exigen “la retirada de los materiales que imponen ideología de género en las escuelas chilenas, como el polémico libro ‘Nicolás tiene dos papás’ o las Orientaciones para la Inclusión de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex en el sistema educativo chileno“.

1 El proyecto que se discute en el Congreso

En mayo pasado, el Ministerio de Educación envió una circular a distintos centros educacionales, donde se define identidad de género como “la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al nacer, incluyendo la vivencia personal del cuerpo”. Es decir, una persona que no se siente identificada con su sexo biológico. El documento elaborado por la Superintendencia de Educación busca orientar a la comunidad educativa respecto a las niñas, niños y estudiantes trans, los conceptos de dignidad del ser humano, interés superior del niño, niña y adolescente, la no discriminación arbitraria y la buena convivencia escolar.

Entre los aspectos que dicta la normativa es que el menor será identificado con su nombre social y no su nombre de accionamiento. Éste nombre legal será utilizado en documentos oficiales, así como en todos los aspectos educativos. Otros de los temas discutidos es el uso de los baños, estableciéndose que se deberá respetar la identidad de género del alumno.

El incumplimiento de estas disposiciones constituye una infracción, que será –según la circular- sancionada en el procedimiento administrativo conforme a la gravedad de la misma.

Esta política va en línea con el proyecto original de la ley de identidad de género que esperaba otorgar el cambio registral a los menores de edad si sentían que su sexo biológico no correspondía a su género, la que sufrió un revés al ser remitida por el Senado en segundo trámite constitucional a la Cámara de Diputados.

En el informe enviado por los parlamentario, se establece que “el o la oficial del Servicio de Registro Civil e Identificación declarará inadmisible la solicitud cuando quien la formulare fuere menor de edad, exista un vínculo matrimonial no disuelto o no se acompañe la evaluación médica establecida en el inciso tercero del artículo anterior”. Sin embargo, el Gobierno intentará reponer el procedimiento de cambio del sexo registral para menores de edad en el hemiciclo.

Pero tal vez uno de las luchas más desconocidas del llamado “Bus de la libertad” es contra ley de Garantías de Derechos de la Niñez, la que establece, entre otros, que los padres y/o madres ejercerán responsabilidad por el cuidado, asistencia, protección, desarrollo, formación y educación, así como la guía y orientación en el ejercicio de los derechos reconocidos en esta ley, corresponde preferentemente a los padres y/o madres del niño, sus representantes legales o a quien lo tenga legalmente a su cuidado. Es deber del Estado respetar, promover y proteger el ejercicio de esta responsabilidad.

Uno de los conceptos que generó polémica fue el de “autonomía progresiva”, lo cual es considerado por parlamentarios de derecha como una forma de evitar que los padres puedan revisar las redes sociales de sus hijos, por ejemplo. Esto, ya que el proyecto recalca que “todo niño tiene derecho a desarrollar su vida privada, a gozar de intimidad y a mantener comunicaciones sin injerencias arbitrarias o ilegales y los padres deben respetar este derecho, promover y orientar su ejercicio, y protegerlos de cualquier quebrantamiento ilícito de su intimidad”.

2.- Por qué se oponen estas organizaciones

En distintas declaraciones a la prensa, Marcela Aranda, del Observatorio Legislativo Cristiano, ha afirmado que “ hemos logrado denunciar algo que se estaba legislando entre cuatro paredes,la imposición de la ideología de género que recorta libertades”.

Según ha indicado, “más allá de lo que uno pueda entender por identidad de género, el proyecto dice que es como una persona se sienta con respecto de sí misma, que va cambiando a través del tiempo, y además no reconoce el sexo biológico, sino que habla del ‘sexo asignado al nacer’ (…), lo que la ley en realidad está haciendo es generar un derecho que se nos impone a todos los chilenos”.

Respecto a la Ley de Garantías de la Niñez, la impulsora de bus declaró que “lo que hace es rebajar el derecho preferente (de educar de los padres) a una mera responsabilidad y donde la Constitución dice que el Estado debe dar especial protección al ejercicio de este derecho, el proyecto dice el Estado dará especial protección al ejercicio de esta responsabilidad“.

 

3.-Alcance de los proyecto: cómo se harían realidad

En el caso de La ley de Identidad de Género, se reconocerá a la persona no por su sexo biológico, sino que por su género social a través de la adecuación de sus documentos de identificación. De momento, esta facultad excluiría a los menores de edad y requeriría de una evaluación médica para determinar si se cuentan con las condiciones psicológicas y psiquiátricas necesarias para formular la solicitud.

Por su parte, la Ley de Garantías de la Niñez se establece un sistema de garantías y protección del ejercicio de los derechos de la infancia, a través de un conjunto de normas, instituciones y políticas. La mayoría de los parlamentarios respaldó los artículos referidos a la “autonomía progresiva” y “privacidad” que establece que “todo niño tiene derecho a desarrollar su vida privada, a gozar de intimidad y mantener comunicaciones sin injerencias arbitrarias o ilegales”. Otro de los puntos aprobados en el proyecto fue el de derecho y deber preferente de los padres y/o madres a educar a sus hijos y el deber del Estado respetar, promover y proteger el ejercicio de esta responsabilidad.

4.-Casos emblemáticos

En 2016, la Corte Suprema ordenó a la Clínica Alemana de Santiago a incorporar la identidad de una menor transgénero en la ficha clínica tras un recurso de protección interpuesto por la familia en contra del establecimiento

Ese mismo año, el juez suplente del Séptimo Juzgado Civil de Santiago, Luis Fernández, accedió al cambio de nombre registral de un niño de 5 años, el que de en adelante pasaría a tener un nombre femenino. La situación volvió a tomar relevancia en 2017, cuando la ONG Comunidad y Justicia demandó al magistrado por prevaricación, situación judicial que sigue en curso.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día