Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Contraloría detecta irregularidades en Hospital Barros Luco Contraloría detecta irregularidades en Hospital Barros Luco

Nacional

Contraloría detecta irregularidades en Hospital Barros Luco

Por 18 de Julio de 2017

Diversas irregularidades en la contratación de personal detectó la auditoría a la contratación de servicios del Complejo Asistencial Barros Luco Trudeau, publicada por la Contraloría el pasado 16 de junio.

Esta revisión se realizó tras recibir dos denuncias con reserva de identidad durante los años 2015 y 2016, las cuales alertaban sobre eventuales irregularidades en la contratación de servicios a la Corporación de Ayuda al Hospital Barros Luco (CAHBL).

La revisión se centró en las adquisiciones de servicios efectuadas por el Hospital a dicha corporación entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016.

Algunas de las infracciones más graves detectadas por el órgano contralor e incorporadas al informe final dan cuenta de falta de autorización de horas extras, gastos improcedentes por pago de servicios profesionales de la corporación, multas no aplicadas, falta de devolución de permisos concedidos, ausencia de boletas de honorarios y pagos por labores sin acreditación, entre otras.

Por estas falencias, el hospital solicitó a la CAHBL la devolución de $30.155.839.

De acuerdo con la información registrada en el Sistema de información para la Gestión Financiera del Estado (Sigfe), el universo de gastos correspondientes a la contratación de servicios profesionales, administrativos, técnicos en enfermería, auxiliares y secretarias, provistos por la CAHBL, en el período comprendido entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016, ascendió a $1.187.616.159.

Otra de las faltas graves detectadas es que CAHBL tiene sus oficinas al interior del hospital, según consta en el contrato de arriendo suscrito entre ambos en 2010.

Además, se advirtió que el representante legal de la CAHBL es un ex funcionario del mismo centro asistencial y los miembros de su directiva aún son funcionarios activos de ese servicio hospitalario, situación que le otorga ventaja en desmedro de los demás oferentes en las licitaciones de servicios. Dicho ex funcionario es Roberto Aracena López, de profesión enfermero universitario.

La regulación de las licitaciones públicas establece que la entidad que licita no podrá tener relación con los oferentes durante el proceso concursal.

En su respuesta, el hospital informó que la existencia del proveedor en las instalaciones al interior del Hospital no acredita el contacto con la comisión evaluadora en los procesos licitatorios. Además, indica que conforme con la última designación de directorio de la corporación, no existen integrantes de ese cuerpo colegiado que sean, a la vez, funcionarios activos del hospital para el período 2015 a 2016.

Sobre la materia, dice el informe, “es necesario manifestar que la circunstancia de que el representante legal de la señalada Corporación sea un exfuncionario del hospital, así como el hecho de que su sede se encuentre situada en las propias dependencias del establecimiento de salud otorga a esa persona jurídica de derecho privado un acceso y contactos privilegiados en relación con el conocimiento de las necesidades del centro de salud y de su funcionamiento, lo que significa una ventaja al momento de preparar las correspondientes propuestas, por lo que se mantiene lo impugnado”.

El Complejo Asistencial Barros Luco Trudeau es uno de los establecimientos de salud más grandes del país y el de mayor complejidad dentro de la Red Asistencial del Servicio de Salud Metropolitano Sur.

En su calidad de hospital autogestionado, constituye un órgano funcionalmente desconcentrado del Servicio de Salud Metropolitano Sur.

Según datos de su Cuenta pública 2016 cuenta con 993.441 pacientes inscritos y una población asignada de 1.241.433 personas, correspondientes a las comunas de San Bernardo, El Bosque, Pedro Aguirre Cerda, Lo Espejo, San Joaquín, Buin, San Miguel, Paine, La Cisterna, La Granja y Calera de Tango. Cuenta con una dotación de 716 camas y una plantilla de 2.922 profesionales.

Sus ingresos durante el año 2016 fueron $90.891.804.000, mientras que sus gastos totales fueron $96.071.958.000.

Por su parte, la Corporación de Ayuda al Hospital Barros Luco es una empresa que presta servicios de recursos humanos al Hospital Barros Luco en el área médica como administrativa.

Sin embargo, el informe de Contraloría advierte que ninguna de las finalidades declaradas en los estatutos de la Corporación dice relación con suministrar servicios de técnicos en Enfermería y auxiliares al Hospital. No obstante, dicha entidad privada se adjudicó la licitación para la prestación de dichos servicios.

Los objetivos de dicha entidad son “obtener ayuda financiera, científica y tecnológica para el HBLT, promover la integración entre el establecimiento y la población, así como una buena relación entre funcionarios y usuarios; difundir los objetivos y realizaciones de la Corporación, patrocinar actividades culturales y científicas que colaboren con la consecución de las señaladas finalidades y mejoren la información en salud de la población, así como colaborar con la dirección del hospital para alcanzar las. metas comunes”, sin hacer referencia a la posibilidad de suministrar personal para ese centro asistencial.

Según se advierte, ninguna de las finalidades declaradas por la sociedad dice relación con el objeto de la licitación pública convocada por el Hospital para el suministro de personal.

10 años sin observaciones

En su respuesta, el hospital señala que “este tipo de contrataciones se han efectuado desde hace más de 10 años a la fecha, sin ser observada anteriormente por este Órgano de Control”.

Se constató además que los 34 tratos directos celebrados entre el Hospital y la CAHBL durante el año 2016, ascendentes a $1.006.008.463, se fundamentaron en la causal de excepción que autoriza el trato o contratación directa cuando, por la naturaleza de la negociación, existan circunstancias o características del contrato que hagan del todo indispensable acudir al trato o contratación directa. Sin embargo, según el ente fiscalizador, las razones dadas por el hospital respecto a la confianza, seguridad y experiencia argüidas para acudir al trato directo con la CAHBL para el suministro mensual de servicios de técnicos én enfermería, auxiliares, profesionales administrativos y secretarias no son suficientes.

Se detectó además ausencia de autorización para realizar y pagar horas extras de 60 profesionales, por un total de $28.888.063, y tratos directos sin términos de referencia por un monto total de $994.980.419.

En total, de las 11 observaciones levantadas por Contraloría, 10 fueron calificadas como observaciones complejas.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día