Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Loreto Letelier (UDI): “Cuando chica me encantaba jugar a la pelota y no por eso soy homosexual” Loreto Letelier (UDI): “Cuando chica me encantaba jugar a la pelota y no por eso soy homosexual”

En conversación con El Dínamo, la candidata profundizó sobre las empresas de cosméticos con fetos, habló de la Oveja Dolly y contó de sus gustos por la "música media comunacha".

Nacional

Loreto Letelier (UDI): “Cuando chica me encantaba jugar a la pelota y no por eso soy homosexual”

Por 25 de agosto de 2017

“¡Me encanta el reggeaton! Y el rock de los 80. Los Prisioneros me fascinan y todas las músicas medias comunachas me gustan. Me encanta Illapu, nunca me los pierdo porque son lo más sensacional que hay, jajaja. Ya no me siento tan joven para salir a bailar, pero me gustan los pubs y escuchar música en vivo. Mi película favorita es ‘Ghost’, de lo más bonito que hay. Si tuviera que viajar mañana mismo, me iría a los Emiratos Árabes, ahí tengo mi pasado oculto. Hace unos cuatros años me gustaba un árabe y lo seguí hasta allá, jajaja. Pero prefiero no hablar de ese tema”.

El relato es de Lotero Letelier (33), flamante candidata UDI para el nuevo distrito 9 que une a Recoleta e Independencia, y que ha hecho noticia desde que comenzó a sonar como pre candidata por la zona. Primero, afirmó que la educación gratuita existe y está en internet; luego, sacó una foto del voto en las primarias y recibió una lluvia de críticas porque eso está prohibido.

Pero su rating más alto fue durante esta semana al denunciar una “industria de fetos” para hacer cosméticos tras el visto bueno del Tribunal Constitucional al proyecto de aborto en tres causales.

Yo sigo a Donald Trump y a Hilary Clinton en Twitter. Uno de los principales debates fue la industria del aborto, porque uno de los principales financistas de Clinton y de Barack Obama fueron empresas que se dedican al aborto, porque el gobierno norteamericano los estaba financiando. Ahí se filtraron unos videos de altos ejecutivos de Planned Parenthood sobre que ellos estaban vendiendo los órganos de los fetos, decían cuánto costaban y cómo los comercializaban”, asegura la abogada de la Universidad Central.

Y luego agrega: “Esto es un delito en Estados Unidos, por lo que se hizo una comisión investigadora para determinar que ellos efectivamente lo estaban haciendo. Al final se les cortó el financiamiento y de hecho, cuando asumió Trump, dentro de los tres primeros decretos que firmó fue quitarle el presupuesto a todas las empresas abortistas de Estados Unidos”.

-¿Y cómo funciona eso en la cosmética?

-Las empresas compran fetos por temas científicos y dentro de esos está la cosmética, ligado al no envejecer por el uso de células madres  porque son tejidos más jóvenes. Mucho del estudio anti envejecimiento requiere tener células madres, tener bebés, placenta. Este comercio genera cientos de millones de dólares, tienen más de 500 clínicas, están en 50 países. Yo soy antiaborto y creo que eso es aberrante. Estamos transformando a los seres humanos para ser utilizados como un objeto comerciable.

-¿En Chile hay evidencia de esto?

-No. Pero es un tema mundial y se ha investigado en todos los países donde existe el aborto. Evidentemente hay un vacío legal actual, primero porque se establece para realizar un aborto tener un certificado médico que tenga un diagnóstico de que hay riesgo para la madre, no necesita más que eso; o le basta con decir que fue violada para que le practiquen un aborto. Y cuando tú ves que esto es una industria mundial y que Planned Parenthood invirtió en Chile más de mil millones de dólares, lo más lógico es que su interés es poner clínicas abortistas en Chile para armar un negocio.

-La presidenta de la UDI habló de la “fiesta de los violadores”. ¿Compartes esa visión?

-Es que la ley no exige que se acredite la violación para practicar el aborto…

-¿Entonces crees que hay mujeres que van a inventar una violación?

-Es fácil mentir y la ley lo facilita para poder practicarte un aborto. Y eso es algo muy abierto, porque cualquier mujer quiera hacerse uno porque sí basta con decir que la violaron. El mismo gobierno dio una cifra estimativa de gente que iba a hacerlo…

– ¿No sería sensato, entonces, legislar en torno al aborto libre, ya que de todos modos podría ocurrir como aseguras tú?

-Eso decíamos como UDI, que en el fondo acá no se estaba legislando para las tres causales, sino que el aborto libre, porque basta un certificado médico o mentir.

-Pero la ley pone bastantes restricciones…

-Es que cuando hay empresas atrás como Planned Parenthood, que tiene utilidades multimillonarias, que solo en su fiesta de fin de año gastaron tres millones de dólares… ¿Si tienes estas referencias no vas a pensar que ellos van a poner una clínica y que cualquier médico firme cualquier certificado de aborto como quien vende pan? Es una cuestión que va a terminar ocurriendo.

-Si te enfrentaras a alguna de las tres causales, ¿qué harías tú?

-Yo jamás pondría término a la vida, jamás. En la inviabilidad fetal es justo y legítimo que ese ser humano que está vivo nazca y si muere de manera natural, darle una justa sepultura. Es un derecho humano básico tener una sepultura.

-¿Y eso no debe ser una decisión de cada persona?

-Yo creo en la libertad, pero la libertad tiene un límite: mi libertad termina en tu libertad. ¿Cierto? Porque tú eres un sujeto de derecho porque eres una persona. Aquí estamos hablando de dos vidas humanas, la vida de la madre y la vida del ser vivo que aún no ha nacido. Son dos seres diferentes, que piensan diferentes y ambos tienen derechos.

-¿Y por qué crees que tu visión tiene que ser impuesta en la sociedad?

-Porque la legislación en general busca proteger al más débil. De lo contrario, no hagamos legislación porque el más fuerte va a terminar regulando todo y abusando de todos. Por eso existe la ley. En este caso, el más débil es el no nacido. ¿Vamos a transformarlo en negocio porque no tiene ningún valor legal? ¿Vamos de desarrollar la venta de órganos para la cosmética? Eso tenemos que resolverlo.

-La fertilización in vitro es otro método controvertido. La Iglesia está en contra, al igual que en el aborto. ¿Qué opinas tú?

-Es complejo porque va ligado al desarrollo de la ciencia, con un vacío legal enorme. En el in vitro toman un espermatozoide y lo fecundan con un óvulo materno y tienes un cigoto. El cigoto en el laboratorio vive tres semanas antes de ser implantados en el útero materno. ¿Qué te dice a ti que el avance de la ciencia no permita que ese mismo cigoto se desarrolle por completo en un laboratorio pero que no nazca de una madre? ¿Ese sujeto va a tener derechos? Tú sabes que ya existe la clonación, la oveja Dolly. El problema fue que creció rápidamente porque el núcleo de la célula busca al final llegar a su estado natural del sujeto clonado, por eso creció tan rápido y murió. Por eso la ciencia busca las células madres y en definitiva la comercialización de los fetos. Eventualmente cómo se clonó la oveja Dolly, en algún momento se puede hacer con seres humanos. Hoy son sujetos de derechos los que nacen de una madre, pero qué pasa si desarrollas seres humanos en un laboratorio… ¿tienen derechos? La legislación actual dice que no tienen derechos.

Feminismo y maternidad

-¿Crees que Chile es un país machista?

-Sí, es un país machista. Se ve en que los ingresos más altos son para los hombres, que los trabajos más importantes son para los hombres, que los hombres se hacen poco cargo de los hijos, en el tema de las mismas isapres donde la salud de las mujeres es mayor y en el parto la única que está obligada a pagar el parto es la mujer. El que lleva mayores beneficios es el hombre.

-Se tuvo que hacer una ley de cuotas para aumentar la participación y hoy hay varias candidatas que se sabe no tendrán opción. ¿Pasa en la UDI?

-Sí, pasa que hay relleno porque hay que cumplir con la ley de cuotas y porque no hay mujeres que quieran participar en política. La política es muy desgastadora, hay un gasto económico, familiar, entonces no hay muchas mujeres dispuestas a hacer ese sacrificio. A la UDI le costó mucho buscar candidatas.

-¿Y por qué sí hay hombres dispuestos?

-Porque se sienten con mayor libertad. A nosotras nos ancla mucho la familia y los hijos, y eso hace más difícil participar en la vida pública. Tienes que estar siempre compartiendo con las personas y pones en segundo plano a tu familia.

-¿Cómo observas el feminismo en Chile?

-Ahí hay una dicotomía. Para mí no hay nada más femenino que la maternidad, porque no hay un instinto más potente que simbolice a la mujer que la maternidad, ser madre y proteger a sus hijos. El aborto no tiene nada de femenino. Una cuando es una niña y juega con una muñeca, la cuida, la muda y la pasea, es porque tu instinto materno está siempre presente.

-¿No es eso reducir a la mujer solo a la actividad materna?

-No, es parte de nuestra esencia, de la naturaleza de la mujer, que pueda procrear, de ser madres, el instinto básico de proteger a tus hijos y de ser capaz de dar la vida por tus hijos. Cuando a mí me dicen que los grupos feministas son partidarios del aborto, porque protegen más su estética, su belleza o su trabajo, eso de feminista tiene poco o nada. Sí soy feminista porque creo que la mujer tiene que tener mayor participación, opinar en política, tener derecho al trabajo y ser valorada como persona.

-¿Para todas las mujeres es igual?

-Yo creo que sí. Claro que hay mujeres que no quieren tener hijos y es una cuestión de ellas. Ser madres y tener hijos es lo más potente en la vida de una mujer.

– ¿Qué opinas de los piropos, por ejemplo? Muchos dicen que es ofensivo porque cosifica a la mujer. 

-Eso es caer en el absurdo. El coqueteo es parte del instinto de supervivencia del ser humano y si alguien te dice una palabra simpática o un piropo tiene que que ver con el instinto básico humano de reproducción de halagar al otro y ver si te considera. Eso catalogarlo como machista no tiene sentido. ¡Las mujeres también piropean a los hombres! Imagínate cuando hay un artistas y van todas las mujeres detrás y le gritan “mijito rico, estupendo”. Y no salen los hombres reclamando eso. Cuando van a ver a los jugadores de fútbol, “Alexis, mijito, cásate conmigo”. Esas cosas pasan y tienen que ver con la conquista entre el hombre y la mujer.

“Los niños juegan a la pelota”

-Hay un proyecto de identidad de género en discusión. ¿Crees que cada uno debe definir quién es?

-Sí, pero no creo que se deba intervenir. Es una decisión que tienen que tomar las personas en la edad de adultez para determinar quién soy, pero cuando hay una interferencia externa no corresponde. El ser humano es muy moldeable al ambiente. Cuando tú lo invades con un tema, la persona se siente obligada a ser de una manera u otra. Hay que dejar a los seres humanos libres y que haga lo que los hace felices en sus vidas.

-¿Y los niños transgéneros?

-Hay que respetarlos pero eso no significa que tenga que hacerse una modificación legal o que tenga que operarse, no cuando es un niño. Si es adulto que haga lo que quiera.

-Pero sí los padres del menor y especialistas están de acuerdo en un diagnóstico, ¿por qué no permitir que sea quien es realmente?

-Los niños no tienen criterio formado, por algo son niños y por algo no tienen derecho a manejar o hacer una transacción bancaria. Pretender que pueda determinar su identidad, su sexo, sin criterio formado no.

-O sea, vivir 18 años en una identidad que no le corresponde, obligado y sufriendo…

-Desconozco si realmente se sufre o no. Hay un tema sicológico tremendo, debe ser terrible. No quererte a ti mismo por cómo eres o por cómo naciste debe ser muy difícil de llevar. Es la negación del yo. Debe ser muy traumático… pero con ese nivel de odio a sí mismo tiene que tener una certeza de que es así en la adultez y no de niño. A mí cuando chica me encantaba jugar a la pelota, era karateka, siempre le pegaba a todos mis compañeros de curso y no por eso soy homosexual. A mí me gustaba hacer cosas de hombre y eso no significa una tendencia sexual.

-¿Jugar a la pelota es una cosa de hombres?

-Eso es lo que te dicen hoy. Un niño juega con muñecas… no, tiene que ser mujer y hay que tratarlo como mujer. Los niños son niños y por ende son asexuados, en el sentido de que están preocupados de jugar y no del sexo opuesto. Un niño está preocupado de la pelota, el Nintendo, jugar a la pinta, pero no del sexo. Hay que dejar que los niños sean niños.

-¿Crees que falta educación sexual en el país? Educación de género, identidad, el sexo mismo, enfermedades…

-Sí, pero claramente lo que hizo la Carolina Tohá a mí no me gustó. El libro hablaba de las propiedades proteínicas del semen y eso no es el concepto del desarrollo de la sexualidad. Tiene que ver con cómo cuidarse de las enfermedades de transmisión sexual. El sida ha aumentado un 50% en cinco años porque no se conversa, no se discute. El embarazo adolescente también, cómo cuidarse. Pero no hay que banalizar el tema.

-Durante los últimos años se han intentado hacer campañas por uso de condón, contra el sida, por el uso de la pastilla del día después, entre otras varias. La UDI se ha opuesto a todas. ¿No hay una responsabilidad de la UDI en la falta de educación sexual?

-La política de la UDI tiene que ver con el respeto del ser humano y no banalizar el sexo como un acto casi deportivo, porque siempre cuando tienes una relación sexual corres el riesgo de generar una nueva vida. Banalizar el sexo es destruir la protección de una nueva vida. Por eso se promueve en un contexto valórico que si vas a tener una relación sexual, que todos los seres humanos instintivamente la tienen, existe la posibilidad de generar este compromiso por la persona y un eventual futuro hijo.

-Pero el sexo no solo tiene fines procreativos…

-No, menos hoy en día. Y por eso estoy a favor de campañas por el uso del condón, que las mujeres jóvenes sepan ocupar las pastillas, prevención de ETS. No podemos ponernos una venda en los ojos y hacer como que no pasa nada.

-La UDI ha fallado en eso, entonces…

-Quizás porque soy de una generación más joven pienso distinto. Todos estuvimos en la universidad y vimos cómo ocurren las cosas, que las personas tienen relaciones sexuales, ¡y muchas relaciones sexuales y con muchas personas! Entonces, hay que buscar lo mejor para la sociedad. El aumento del VIH tiene que ver con la banalización de las relaciones sexuales hoy, por falta de información y creyendo que el único riesgo es quedar embarazada.

Familias homoparentales

-La próxima semana, la Presidenta Bachelet firmará el proyecto de matrimonio igualitario con derecho a adopción. ¿Qué opinas tú del proyecto, pensando en que eres de una generación más joven?

-Yo creo en los derechos de los niños y hay que defender siempre a los más desvalidos. ¿Qué es lo mejor para el niño que se va a entregar en adopción? Yo tengo un amigo que gastó más de un millón de pesos en trámite para con su señora adoptar un hijo; fueron a cientos de entrevistas con sicólogos, terapias, con una burocracia que duró un año y medio, por lo que dijeron ya basta, no sigamos con esto. En definitiva quedó un niño sin padre y gente que lo único que quería era formar una familia. Lo primero que hay que hacer es modificar la ley de adopción y después velar por la protección de un niño, pensando en que no que perdió un padre y una madre es mejor entregarle un padre y una madre.

-Ese niño que no pudo ser adoptado, ¿no es mejor que al menos esté con una familia homoparental y no en un hogar?

-Es mejor que tenga siempre un padre y una madre. El hecho de vivir en una familia homoparental tiene consecuencias como burlas, bullying, que se rían de él, que es el día de la madre y no llega nadie, que se van a reír de él porque no tiene papá. Hay que pensar en la realidad y proteger a ese niño que perdió una familia, entregarle una familia lo más estructurada posible para proteger de la misma sociedad.

-¿No debiera privilegiarse un cambio cultural y no seguir perpetuando estereotipos de familia?

-Es que eso es real. Por ahora Chile no está preparado para eso. Con el tiempo, cuando sea más abierto, quizás en veinte o treinta años más la gente va a estar preparada.

-¿No es parte de la labor parlamentaria generar cambios culturales con normativas?

-Yo creo que los niños necesitan un papá y una mamá. Yo no voy a hacer una modificación legal para que cambie eso.

“El comunismo es como la esclavitud”

– En el distrito en que postulas hay una alta tasa de inmigrantes. ¿Te gusta que haya más haitianos y colombianos en Chile?

– El problema de la inmigración es que la gente llega muy pobre y eso genera mayor pobreza cuando llegan a Chile. Cuando llevan dos o tres años se empiezan a integrar a la sociedad, a manejar el idioma y a encontrar un trabajo. El problema se genera cuando recién llegan. Chile es un país de inmigrantes, donde llegaron españoles, franceses, ingleses, mucho árabe, eso no es un problema. El problema es cuando el inmigrante es muy pobre, ese es el problema de Haití. Tienen problemas tan distintos y enfermedades que nosotros tenemos erradicados como la lepra. Los países que regulan la inmigración lo hacen por un tema de salud y de capacidad de encajar en una nueva sociedad. Que los inmigrantes son necesarios para el desarrollo cultural, sí, es importante.

-Tu principal competencia en tu distrito es Karol Cariola. ¿Qué te parece ella?

– A mí no me gusta el comunismo. Es muy romántico como se plantea pero al momento de aplicarse tienes una especie de reinado con un pueblo que vive en esclavitud. Los gobernantes manejan todas las decisiones del país, como en Cuba y Venezuela, y la gente debe hacer lo que los jerarcas ordenan, comer lo que ellos ordenan, estudiar lo que ordenan. El sistema comunista es un sistema de esclavitud. Te doy ropa, techo, comida, educación y salud pero haces todo lo que yo quiero.

-¿No es una caricatura ésa?

-Eso es el comunismo cuando tú lo ves en la práctica. En Cuba un médico gana alrededor de 20 mil pesos chilenos al mes y solo puede trabajar para el Estado porque tiene prohibido trabajar de manera independiente; eso indica que la persona no es libre. Si bien estudió gratis en Cuba, no es libre nunca más en su vida. Ese es un sistema de esclavitud y estoy en contra de eso porque estoy a favor de la libertad.

-¿Y su gestión en Recoleta que te ha parecido? Ella es diputada y Daniel Jadue alcalde, ambos comunistas.

-Tienen una buena gestión y me consta que se preocupan de la gente. Pero no es el comunismo, es la gestión. Ayer tuve una reunión con empresarios de Recoleta y ellos me validaron que cuando pedían algo a la municipalidad de Recoleta o le pedían algo a la Karol Cariola para solucionar algo, siempre estaban disponibles. Como persona, ayudan, colaboran al que necesita algo, que la comuna esté más bonita, estas presentes. Pero ideológicamente siempre voy a estar en contra de ellos.

-Jadue terminó con los parquímetros en Recoleta y acusó a la UDI de convertir las calles en un negocio privado. ¿Crees que se debe pagar por ocupar las calles?

– Cualquier cosa que tú haces para mejorar una comuna es válido. El problema de Recoleta es que la Municipalidad no estaba ganando nada con los parquímetros. Cuando el municipio gana y puedes hacer cosas sociales como tener médicos para la farmacia popular o tener más médicos para los consultorios, fantástico. Pero cuando a la municipalidad no le entra ni un peso y solo está ganando el privado, ahí puedo encontrar un poco de razón. Si te van a cobrar, por lo menos que te cobren el auto.

“Kast es bien pechoño”

-Eres muy cercana de José Antonio Kast y lo asesoraste por años

-Trabajé con él antes en terreno, en poblaciones y campamentos. Lo estuve ayudando también con el tema del aborto. Lo conozco desde los 15 años y siempre lo he asesorado en distintos temas.

-¿Cómo lo ves en su carrera presidencial?

-Lo veo sólido, tiene las ideas muy claras y creo que va a ser un aporte para que mucha gente vaya a votar. Según las encuestas no saldría electo, pero sí va a ser la figura de derecha que quede posicionada para ser el próximo candidato de la coalición en 2021.

-¿Cómo sería un gobierno de Kast?

-Su mirada sería resolver los problemas sociales. ¿Salud? Arreglemos la salud porque la gente así lo quiere. No hablaría del matrimonio homosexual ni estaría hablando del aborto, la teoría, la Constitución; él es muy práctico. ¿Delincuencia? Arreglemos la delincuencia: concesionemos las cárceles, el que es delincuente para la cárcel, el que es inocente que se vaya libre. Ser un poco más ordenado. Solucionaría el tema de La Araucanía en un dos por tres, porque todos saben quiénes son los terroristas y basta con pescarlos y meterlos presos.

-¿Y en términos valóricos?

-Derogaría la ley del aborto. Él cree en la defensa de la vida y del más inocente. Él es muy pro familia y creo que haría propuestas legales en torno a la protección de la familia. Por ejemplo, en las salas cunas, que existan para todas las madres que trabajan, perfeccionar el ingreso ético, la vivienda social del tamaño acorde.

-Kast es parte de Schoenstatt, por lo que sus postulados pueden verse un poco conservadores, en cosas como llegar virgen al matrimonio. ¿Cómo los ves tú?

-Es bien pechoño José Antonio jajaja. Pero él es bien amplio y sabe que no puede imponer su estructura al resto. Yo creo que hoy es muy difícil implementarlo en una sociedad tan libre, por además la corriente mundial es ir por la libertad total. Es legítimo, a mí me encantaría que mis hijas llegaran al matrimonio virgen, porque es algo muy romántico y bonito, pero no puedes imponerlo. Cuando yo me divorcié, yo estaba más preocupada de lo que me iba a decir José Antonio que mi mamá jajajaja. José Antonio es lo más conservador de la vida y me era muy preocupante en pensar en qué me iba a decir.

-¿Qué te dijo?

-Le conté todo mi drama y me dijo que no, que esto no puede ser, que el matrimonio, que la familia. Yo no tenía hijos entonces. Me llevó a su casa para que hablara con su señora y los dos me hicieron hablar con un sacerdote y trataron de que fuera a terapia familiar con mi ex marido. Al final yo me arranqué, no fui a la terapia y me separé igual jajajaja. Al final me dijo que bueno, que es una decisión privada, pero claro, trataron de arreglar toda la situación.

-¿Cómo es visto en la UDI una persona divorciada?

-Antes era muy mal visto pero hoy están la mitad divorciados, no es tema.

-En su momento votaron todos en contra de la ley de divorcio…

-Hay una evolución histórica. Pero hoy no es tema.

-En esta primera vuelta tu intención de voto estará dividida en dos: Sebastián Piñera y Kast. ¿A quién apoyarás?

-Es un tema. Como coalición, mi deber es apoyar a Sebastián Piñera. Mi corazón está con mi amigo de toda una vida. Piñera me cae muy bien; él podría estar trabajando en sus empresas o echado toda la vida en una isla porque no le va a faltar para comer, pero él está preocupado por la nación y levantar al país. Es un tipo en quien yo realmente creo. Pero mi corazón está con otra persona que también es muy capaz. Yo espero que José Antonio saque una alta votación para que quede posicionarlo para la próxima elección.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día