Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Fraude en EFE: el caso donde los informes “copy paste” fueron desestimados por la Justicia Fraude en EFE: el caso donde los informes “copy paste” fueron desestimados por la Justicia

En diciembre de 2009, la justicia absolvió a Luis Ajenjo, ex presidente de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE), Eduardo Castillo, ex gerente general de la misma empresa estatal, por el pago y contratación de Patricio de Gregorio para realizar asesorías supuestamente inexistentes y por informes copiados de internet.

Nacional

Fraude en EFE: el caso donde los informes “copy paste” fueron desestimados por la Justicia

Por 8 de septiembre de 2017

Tras conocerse que Alejandro Guillier habría pagado asesorías verbales e informes copiados de internet con dineros parlamentarios, la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente informó que ampliaría al Senado la causa por asignaciones parlamentarias, liderada por el fiscal Carlos Gajardo, quien lleva cerca de un año realizando las diligencias del caso.

Esta investigación desató una fuerte polémica entre el Congreso y el Ministerio Público, la que se agudizó luego que el Senado determinó rechazar la solicitud de la Fiscalía de entregar información para indagar un eventual delito de fraude al fisco, tras conocerse a través de investigaciones periodísticas que esta práctica era generalizada en el Congreso.

Pero esta no es la primera vez que las asesorías y el uso “intensivo” de internet para la fabricación de informes pagados con dinero público es puesta en tela de juicio.

En diciembre de 2009, la Fiscalía Centro Norte acusó a Luis Ajenjo, ex presidente de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE), Eduardo Castillo, ex gerente general de la misma empresa estatal, por el pago y contratación de Patricio de Gregorio para realizar asesorías supuestamente inexistentes.

La acusación indicaba que De Gregorio fue contratado, por instrucción de Ajenjo, en octubre de 2005 como asesor a honorarios para prestar asesorías en la venta de derechos de agua que EFE mantenía en Arica, por lo que recibió $14 millones, durante octubre de 2005 y junio de 2006.

Según la fiscalía, Ajenjo autorizó el pago de ocho boletas de honorarios por asesorías gerenciales a De Gregorio “en conocimiento de que los trabajos indicados en ella no fueron realizados”.

La fiscalía acusó que incluso, algunos documentos presentados por De Gregorio fueron copiados de internet.

De Gregorio fue formalizado por diez delitos de fraude al Fisco cometidos entre 2005 y 2006, cuando Luis Ajenjo ya no era presidente de EFE, cargo en el que fue reemplazado por Eduardo Castillo.

También fueron formalizados el ex gerente de administración y tecnología, Claudio Carreño, por ocho delitos de fraude, y Eduardo Castillo, quien autorizó el pago de boletas a Patricio de Gregorio.

Tras tres semanas de juicio, el Cuarto Tribunal Oral en lo Penal absolvió en fallo unánime a los acusados, validando la existencia de las asesorías, sin pronunciarse por sus contenidos o calidad e indicando que todos los pagos estaban en regla.

El caso “De Gregorio” ya había sido usado como argumento para respaldar otra acusación similar.

En julio de 2015, el ex ministro Enrique Correa, comentó a El Mercurio que, “con motivo del caso de Patricio de Gregorio, la Corte Suprema dictaminó que bastaba con presentar un trabajo para justificar un honorario y no corresponde a los tribunales buscar la calidad o no de estos trabajos”.

Este recordatorio lo hizo en el contexto de los informes que el ex ministro Rodrigo Peñailillo elaboró para la empresa Asesorías y Negocios (AyN) de Giorgio Martelli, que fueron indagados por la fiscalía.

Hernán Bosselin, abogado que defendió a De Gregorio, ahondó en dicha ocasión en el tema: “Mi representado efectivamente había trabajado para la empresa. Eso quedó acreditado en la sentencia definitiva”.

“Un tribunal no puede calificar la calidad del encargo que se hizo, lo importante es si se realizó o no el trabajo. La forma y condición está al margen de una calificación por parte de los tribunales (…). Eso es harina de otro costal (…) Si no, los tribunales serían una especie de hermano mayor de todo el país”, concluyó.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día