Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Las seis nuevas estaciones que vigilarán la falla de San Ramón en la Región Metropolitana Las seis nuevas estaciones que vigilarán la falla de San Ramón en la Región Metropolitana

En mayo pasado, la Presidenta Bachelet visitó una de la estaciones sismológicas de superficie que ya se encuentran operando.

Nacional

Las seis nuevas estaciones que vigilarán la falla de San Ramón en la Región Metropolitana

Por 6 de octubre de 2017

Considerada como la mayor falla sísmica activa de la Región Metropolitana, la Falla de San Ramón será monitoreada con nuestros instrumentos para medir su actividad. La idea es que dichos aparatos definan su comportamiento así como también su potencial.

Vitacura, Las Condes, La Reina, Macul, Peñalolén, La Florida y Puente Alto, son las siete comunas de la capital por donde pasa dicha fractura geológica, cuya extensión es de 30 kilómetros y cuenta con una profundidad de entre 10 y 12 kilómetros. Lo que se sabe: hace 8 mil años fue el último evento sísmico, el cual, según se prevé, podría volver manifestarse debido a la acumulación de energía.

“Estamos orientados a ver donde existe una mayor frecuencia de sismicidad y así hacer una proyección de dónde podría producirse un terremoto. Con esto podremos acotar los escenarios de vulnerabilidad en caso de que ocurra un terremoto”, afirmó el director de la Onemi, Ricardo Toro.

En esa línea, el proyecto que dieron a conocer las autoridades de la Onemi junto al Centro Sismológico Nacional incluye la instalación de seis estaciones sismológicas de superficie, una estación de pozo y la utilización de cinco estaciones GPS para medir las deformaciones sobre la falla.

De las seis estaciones, cuatro ya están en ejecución y ahora se iniciaron los primeros trabajos de medición GPS. El resto, se prevé que se termine para fin de año, así como también el informe cuyo contenido pretende dar luces más precisas acerca del comportamiento de la fractura.

Sergio Barrientos, director del Centro Sismológico Nacional, indicó que la clave está en saber “escuchar” los sismos menores para “poder delinear dónde está la falla y saber cuál es la tasa de productividad sísmica y con eso extrapolar cada cuánto tiempo ocurre y qué tamaño podrían alcanzar los terremotos máximos”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día