Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Sistema de pensiones: asesores de candidatos presidenciales debaten sus propuestas Sistema de pensiones: asesores de candidatos presidenciales debaten sus propuestas

En el encuentro, que organizó la Universidad de Chile, se abordaron las principales iniciativas que están detrás de los abanderados del Frente Amplio, Chile Vamos, del independiente Guillier y de la Demócrata Cristiana, Carolina Goic.

Nacional

Sistema de pensiones: asesores de candidatos presidenciales debaten sus propuestas

Por 12 de octubre de 2017

Bajo el nombre “Pensiones en Campaña: Lo que está en juego en estas elecciones”, se desarrolló en el Aula Magna de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile (FEN) el debate que congregó a los asesores -en materia de pensiones- de los candidatos presidenciales Sebastián Piñera, Carolina Goic, Beatriz Sánchez y Alejandro Guillier.

La actividad, que fue moderada por José Luis Ruiz, académico FEN, y Juan Pablo Larraín, director de La Tercera, comenzó con una ronda de presentación general de cada una de las propuestas, las cuales fueron emitidas por Augusto Iglesias, en representación del ex presidente Piñera; Guillermo Larraín, del comando de Goic; Claudia Sanhueza, del Frente Amplio; y Andras Uthoff, partidario de Guillier.

Incrementar los montos de las pensiones tanto de los sectores más pobres como de la clase media, compensar las bajas jubilaciones de las mujeres, que – por lo general- cuentan con menos periodos cotizados y salarios inferiores, junto con instaurar incentivos a cotizar, fueron algunos de los temas que se repitieron entre los asesores presidenciales, aunque abordados desde diferentes puntos de vista.

Propuestas programáticas

 Todos los panelistas se manifestaron conscientes de la necesidad de mejorar las pensiones, y en vista de ello, plantearon una serie de medidas, las que involucraron desde la conformación de un sistema de seguridad social, cuyos pilares sean la solidaridad generacional y el ahorro colectivo, hasta hacer más eficientes los servicios que brindan las AFPs, en combinación con un aumento gradual del porcentaje a cotizar.

Dentro de este contexto, Augusto Iglesias, del comando de Sebastián Piñera, afirmó que “para mejorar las pensiones en el largo plazo lo que se propone es un aumento gradual en la tasa de cotización a cargo del empleador, de cuatro puntos porcentuales”. Esto, en conjunto con “mejorar los servicios que ofrecen las AFPs a sus afiliados”.

Sin embargo, hubo otros aspectos de la propuesta de Chile Vamos que llamaron más la atención, incluso entre algunos miembros del panel. Estos fueron los estímulos concretos asociados a la postergación de la edad de jubilación y a la cotización por periodos extensos.

“Dar un complemento a la pensión mensual a quienes hayan cotizado con regularidad, incrementado en el caso de las mujeres e incrementado en el caso de quienes posterguen voluntariamente la edad de pensionarse, y con un tope de $800.000 para mantener la focalización del beneficio. Se trata de “un fuertísimo incentivo para postergar la edad de retiro, y el incentivo consiste en autorizar el retiro de una parte del saldo acumulado a quienes posterguen la edad para pensionarse”, fueron las palabras de Iglesias.

Con respecto a Guillermo Larraín y Andras Uthoff, representantes de Carolina Goic y Alejandro Guillier respectivamente, estos destacaron los esfuerzos que hizo el Gobierno en cuanto a la propuesta de Reforma Previsional, reconociendo su apoyo a aspectos claves como el aumento del 5% de cotización y la creación de aportes solidarios de carácter intrageneracional e intergeneracional. No obstante, incluirían otras medidas, como – por ejemplo- abordar en profundidad tanto el tema de los independientes como de los incentivos para aplazar el retiro.

Por otro lado, Claudia Sanhueza, representante de Beatriz Sánchez,  planteó que “queremos un sistema de seguridad social, donde las AFPs no tengan participación obligatoria, sino que sirvan como un pilar de ahorro voluntario. Un sistema que combina el tema de solidaridad generacional con un componente de apoyo de ahorro colectivo para hacerlo sostenible, y que tenga beneficios definidos. Y aquellos trabajadores que han llegado a ahorrar más de 40 años tendrían derecho a un 80% de la tasa de reemplazo, y eso va disminuyendo en la medida que los años cotizados van disminuyendo también”.

Pero frente a las diversas propuestas, las cuales –de diferente manera- involucran mayores aportes del Estado o bien de los privados, surgió una interrogante: ¿Cómo vamos a financiar eso sin afectar la economía y el empleo? Y la respuesta no se hizo esperar: “Una reforma tiene que cuidar dos cosas: primero de aumentar las tasas de cotización desmedidamente. Y segundo, financiar transferencias, mejoras de las pensiones de los más pobres con cotizaciones previsionales que van a significar un impuesto puro y duro para todos los que no se benefician directamente de esa transferencia”, destacó Augusto Iglesias.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día