Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Cómo los municipios gastan más de la mitad de su presupuesto en compras sin licitación Cómo los municipios gastan más de la mitad de su presupuesto en compras sin licitación

A pesar de ser una forma de contratación excepcional, los Tratos Directos significan parte importante del presupuesto asegurado para la compra de servicios.

Nacional

Cómo los municipios gastan más de la mitad de su presupuesto en compras sin licitación

Por 16 de octubre de 2017

Con el fin de garantizar procesos de compra más eficientes y transparentes, los 850 organismos públicos de Chile están obligados por ley a comprar productos y servicios a través de la plataforma Mercado Público. Así se garantiza un espacio de oferta y demanda con reglas y herramientas iguales para todos.

Además de las licitaciones, existen otras modalidades de compra. Una de ellas es el Trato Directo, que permite la contratación de un proveedor solicitando tres cotizaciones y cumplir requisitos que exige la ley de compras. Entre estas causales se consideran casos de emergencia e imprevistos, si sólo existiera un proveedor del bien o servicio que se requiere o si después de tres licitaciones no se definiera un proveedor, entre otros.

A pesar de ser una forma de contratación excepcional, existen municipios en los que estos contratos significan parte importante del presupuesto asegurado para la compra de servicios.

Según datos de compras públicas de Chile Compra de enero a julio 2017 y revisados los antecedentes publicados por el Observatorio del Gasto Fiscal en su portal de Compras Municipales, el total de compras de las municipalidades de Chile -considerando corporaciones municipales, órdenes de compras enviadas, en monto bruto- fue $839 mil millones. De esto, en el mismo período se realizaron órdenes de compra por $119 mil millones a través de tratos directos.

Es decir, un 14% de los compromisos de compras de los municipios de todo el país en el periodo fueron a través de trato directo.

La municipalidad de Estación Central realizó un 81,6% de sus compras vía trato directo, siendo la municipalidad cuyo porcentaje de recursos transados vía esta modalidad es el más alto.

Precisamente en este mismo municipio se registra el trato directo que implicó la mayor proporción de su presupuesto total para adquirir bienes y servicios.

Por la construcción del Centro Cultural de Estación Central, la municipalidad dirigida por Rodrigo Delgado (UDI) estableció una orden de compra por un monto de $1.490.626.116 (sin IVA) con la empresa Tapusa Sociedad Anónima Agencia En Chile.

Esta transacción es equivalente al 65% del total de las compras del municipio en 2017 a través de Chile Compra.

A pesar de que en 2013 el jefe comunal proyectaba la inauguración del edificio a mediados de 2014, lo cierto es que la orden de compra para la construcción está fechada el 10 de abril de 2017.

Este recinto, que se construiría en el sector de las calles Aeropuerto y 5 de Abril, albergaría a las organizaciones sociales, culturales y deportivas de Estación Central en un edificio de cuatro niveles, una sala de artes escénicas con capacidad para 240 personas.

Dos meses después, la municipalidad firmó el decreto que autoriza la contratación directa de Tapusa para el proyecto “Construcción de centro cultural de Estación Central”, cuyas bases de licitación contemplan la construcción de un edificio de 3 pisos y subterráneo con un total de 2.445 m2 aproximadamente, sólo obra civil y paisajismo.

Esta contratación directa, argumenta la municipalidad en dicho documento, se basa en el reglamento de la ley de compras públicas, específicamente que cuando habiendo realizado una licitación pública previa para el suministro de bienes o contratación de servicio no se recibieran ofertas o estas resultaran inadmisibles por no ajustarse a los requisitos. Así también se argumenta en la orden de compra, en la que se establece que se realizó una licitación pública previa sin ofertas o con ofertas inadmisibles.

Dicho proyecto se licitó en 6 oportunidades, entre enero de 2013 y septiembre de 2015. En ninguna de esas ocasiones se presentó la empresa Tapusa.

En marzo de 2017, sin embargo, se aprobó la contratación directa con el voto a favor de cinco concejales y el alcalde y el voto en contra de tres ediles.

Otro de los convenios que destaca entre los tratos directos contraídos por las municipalidades durante 2017 es el hecho por la Municipalidad de Olmué y Juan Eugenio Cataldo Muñoz, por el mejoramiento de planta de tratamiento de aguas servidas, por $1.608.073.109 (sin IVA) y que equivale un 64,1% de las compras realizadas por ese municipio en 2017.

Esta orden de compra es, además, el monto más alto de compras de este tipo hecho por municipalidades en 2017.

A esta licitación, cuyas bases fueron aprobadas el 9 de diciembre de 2016, se presentó una empresa más: Constructora RMG SpA, con una oferta cerca de $31 millones menor a la de Cataldo Muñoz.

En el informe de adjudicación enviado por la comisión de evaluación de las propuestas a Macarena Santelices (UDI), alcaldesa de Olmué, se declara desierta la licitación pública “por resultar sus ofertas inadmisibles, debido a que los oferentes no se ajustaron a las bases administrativas en sus ofertas”.

En específico, la empresa Constructora RMG SpA estableció un plazo de ejecución de 320 días corridos, 10 días menos que los que establecían las bases de la licitación, razón por la que la comisión evaluadora decidió declarar su oferta como inadmisible y excluirla del proceso licitatorio.

Por su parte, la empresa de Juan Eugenio Cataldo Muñoz no adjuntó un documento con la nómina de los profesionales y/o trabajadores que actuarán en la obra, “por lo tanto no se cumple a cabalidad el principio de estricta sujeción a las bases, por lo que esta comisión evaluadora decide declarar su oferta como inadmisible y en conclusión excluida del proceso licitatorio”.

A pesar de estos antecedentes, el Concejo Municipal se reunió de manera extraordinaria el 15 de marzo de 2017 y aprobó por unanimidad la contratación directa con el contratista Juan Eugenio Cataldo Muñoz, contratación que fue ratificada en un decreto de fecha 4 de mayo de 2017.

En este caso, la municipalidad fundó su decisión de establecer un trato directo en un informe de marzo de 2017 de la Dirección de Obras Municipales que daba cuenta de la necesidad de los mejoramientos de la planta de tratamiento de aguas servidas, la que presenta falencias que incluso “datan hace más de 20 años”, lo que haría indispensable ejecutar los mejoramientos a la planta contemplados en el proyecto.

Otra compra por trato directo que destaca corresponde a la Municipalidad de Chiguayante con la empresa Dimensión S.A. por un total de $861.699.583 (sin IVA) por el Servicio de Recolección y transporte de Residuos domiciliarios, limpieza de calles, aseo ferias libres, retiro de ramas y escombros en la comuna de Chiguayante.

Esta compra es el tercer monto más alto entre los tratos directos firmados por las municipalidades en 2017 y equivale a un 13% del total de las compras del municipio en 2017.

La orden de compra se divide en dos periodos: 9 días del mes de junio, a partir del 22 de junio de 2017, y 8 meses, a partir de julio de 2017 y hasta febrero de 2018. Esto equivale a un monto mensual por dicho servicio de $830.553.816.-

El Concejo Municipal de Chiguayante, en su sesión ordinaria del 7 de junio de 2017, acordó que el proceso de contratación para el servicio de recolección y transporte de residuos domiciliarios es “un servicio de primera necesidad para la comunidad y el no contar con este, puede llevar a una emergencia sanitaria”.

Atendiendo, además, a que según los documentos municipales el actual contrato tiene una fecha de término al 21 de junio de 2017. “Por lo anterior, la Secretaría Comunal de Planificación en conjunto con la Dirección de Aseo, Ornato y Medio Ambiente, proponen llevar a cabo contratación directa con la empresa Dimensión S.A., por un monto mensual de $123.544.880.- y por un periodo de ocho meses y nueve días”.

El decreto N°112 del 16 de junio de 2017 autoriza la contratación por medio de trato directo de la empresa Dimensión S.A. argumentando la urgencia de contar con este servicio, por lo que, a juicio de los firmantes “es indispensable acudir a esta forma de contratación”.

Según explican desde Chile Compra, utilizar esta forma de contratación implica una excepción a un principio básico de la contratación pública, que es el de “libre concurrencia de los oferentes”, ya que la selección del proveedor no se efectúa a través de un procedimiento competitivo, en el cual todos los proveedores interesados en hacer negocios con el Estado tienen la posibilidad de participar en igualdad de condiciones, presentando sus ofertas.

Esto conlleva, por lo tanto, una vulneración del principio de igualdad ante la ley consagrado en la Constitución, ya que al ser un organismo público el que utilizará dineros fiscales todas las personas que lo deseen puedan postular a convertirse en un contratante, explican desde Chile Compra.

Otras municipalidades que han utilizado este método de compra en mayor porcentaje son Tierra Amarilla (79% de sus compras totales son a través de este sistema), Pumanque (74%), Salamanca (68,4%), Chañaral (62,2%), Frutillar (56,7%), General Lagos (48%), Futaleufú (47,7%) y Recoleta (47,1%).

“El uso excesivo del trato directo, si bien no es necesariamente corrupción, sí enciende la alarma para su revisión”, explica Jeannette von Wolfersdorff, directora ejecutiva del Observatorio del Gasto Fiscal.

“Existen varios informes, algunos de la misma OCDE, que indican como factores de riesgo la falta de planificación de las compras, evaluaciones y criterios confusos y conflictos de interés. Otros factores de riesgo, quizás aún más importantes y que también se mencionan, son las concentraciones del mercado y la falta de competencia (por falta de proveedores), así como la baja rotación de proveedores”, agrega Von Wolfersdorff.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día