Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
SII realiza “seguimiento” a empresas chilenas involucradas en Paradise Papers SII realiza “seguimiento” a empresas chilenas involucradas en Paradise Papers

Entre las empresas involucradas está la operadora del Transantiago, Alsacia, y la minera Glencore, las que están siendo investigadas por el SII.

Nacional

SII realiza “seguimiento” a empresas chilenas involucradas en Paradise Papers

Por 8 de noviembre de 2017

El Servicio de Impuestos Internos (SII) indicó que realiza un “seguimiento” a las empresas chilenas involucradas en los Paradise Papers.

Y es que según consignó Ciper, los documentos aparece la principal operadora del Transantiago, Inversiones Alsacia, la cual tiene “como centro las Islas Bermudas, uno de los paraísos fiscales más opacos y agresivos del mundo” y donde la concesionaria de origen colombiano “ha ocupado esa isla como pivote para sus negocios en Chile”.

En 2009 Alsacia registró en la capital de Bermudas dos sociedades de papel -Panamerican Investments Ltd. y Jersey Re Ltd.- que “fueron inscritas como ‘exempt companies’, es decir, entidades creadas para hacer negocios fuera de Bermudas y que no cuentan con empleados ni oficinas”.

Así, Alsacia le prestó a Panamerican 72,1 millones de dólares para así quedar con el control de la matriz de Express de Santiago Uno, quedando al mando de las operadoras más importantes del Transantiago.

En tanto, Jersey fue creada como “compañía cautiva”, ya que según explica Ciper, “se asegura a sí misma, por medio de una sociedad de papel afincada en un paraíso fiscal, a la que le transfiere dineros como ‘primas’. Estas sociedades cautivas quedan fuera del alcance de los organismos tributarios y reguladores, como el Servicio de Impuestos Internos (SII) y la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS)”.

A Alsacia se suma la filial chilena de Glencore, a cargo de cuatro proyectos mineros en el país, la que en 20014 “prestó” excedentes por 534 millones de dólares a la sociedad con origen en Bermudas, Ronlis Limited.

Ciper detalla que “para efectos tributarios, lo que hizo Glencore fue convertir parte del excedente de sus operaciones en Chile en un ‘préstamo’ para la offshore Ronlis, el que quedó registrado en nuestro país como una cuenta por cobrar, lo que podría estar encubriendo un retiro de utilidades por el que no se pagaron tributos”.

Este préstamo debió ser pagado el 31 de julio de 2015, pero nunca se concretó, ya que “los 534 millones de dólares fueron ocupados por la sociedad constituida en Bermudas (Ronlis) para adquirir acciones de una empresa australiana de la misma multinacional”.

En vista de esta situación, el SII informó en un comunicado que “está trabajando desde hace semanas para analizar las acciones locales y/o globales que pudieran derivarse de los antecedentes vinculados a los denominados ‘Paradise Papers'”.

Junto con ello, “se está haciendo un seguimiento a las empresas que operan en Chile y que aparecen mencionadas en esas bases de datos”.

“Sobre los casos que correspondan a la jurisdicción chilena, el SII ya ha desplegado diferentes acciones de acuerdo a su política de tratamiento, siempre con estricto apego a la normativa interna vigente y a los convenios internacionales sobre la materia”, agregó.

En tanto, el Ministerio de Transportes explicó que está realizando una auditoría a Alsacia desde marzo pasado “y ha formulado los procesos sancionatorios correspondientes cada vez que la empresa no ha entregado la información en tiempo y forma”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día