Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Siete momentos claves de las impensadas elecciones 2017 Siete momentos claves de las impensadas elecciones 2017

Desde la alta convocatoria de votantes en el extranjero hasta protestas y la sorpresa de Beatriz Sánchez, estos fueron los sucesos que marcaron la jornada electoral.

Nacional

Siete momentos claves de las impensadas elecciones 2017

Por 20 de noviembre de 2017

De los 14 millones de chilenos que estaban habilitados para votar, sólo 6.612.944 ejercieron su derecho a sufragio para escoger tanto al próximo Presidente, como a senadores, diputados y consejeros regionales (Cores) el domingo 19 de noviembre.

Se trataba de una elección que generó gran expectativa, dado que se presentaron 8 candidatos presidenciales, con un amplio abanico ideológico, y de las primeras elecciones del nuevo sistema proporcional para las parlamentarias, cuyo fin es dar mayor representatividad a las diversas corrientes políticas en el Congreso.

Desde la alta convocatoria de votantes en el extranjero hasta el bajo número de detenidos y la sorpresa que dio la candidatura de Beatriz Sánchez, estos fueron los momentos claves que marcaron la jornada electoral.

1

El error de Piñera
El candidato de Chile Vamos llegó hasta la Escuela República de Alemania, ubicada en la comuna de Santiago, para ejercer su derecho a voto. Minutos antes, el comando de Sebastián Piñera había sido tomado por la organización Juventud Rebelde, oponiéndose a la posibilidad de que Piñera volviera a conducir La Moneda.

Una vez en el local de votación, el ex mandatario se encontró con un lienzo en su contra que decía “No + Piraña ladrón”. Haciendo caso omiso de la consigna, el candidato fue a su urna, donde tuvo dificultades para doblar su voto y tuvo que ser asistido por los vocales de mesa.

2

Alta convocatoria de voto en el extranjero

Con total normalidad y sin imprevistos se registraron las votaciones de los chilenos que residen en el exterior. Según datos del Servel, 39.137 estaban habilitados para sufragar, razón por la que se dispusieron de 162 mesas en un total de 62 países.

En total, sufragaron 21.501 compatriotas. El primer voto se emitió en Wellington, con la instalación de la mesa el sábado a las 16:00 horas de Chile. Dos horas más tarde lo hizo Australia, seguido por las naciones asiáticas, europeas, africanas y América del Sur, Central y Norte.

Si bien a media tarde los cómputos posicionaban a Beatriz Sánchez y a Alejandro Guillier como los favoritos en el extranjero, finalmente Sebastián Piñera tuvo el primer lugar con el 31,55% de los votos, seguido de Guillier con 28,30% y Sánchez con 24,17%.

3

Protestas y detenidos

Se trató de una elección marcada por la baja presencia de manifestaciones y de personas detenidas. Temprano, en la mañana, un grupo de 20 personas se reunió en Plaza Italia y llamó a “no votar en el circo electoral”. Ante eso llegó personal de Fuerzas Especiales de Carabineros para disolver la protesta, dado que no estaban permitidas las concentraciones y manifestaciones públicas durante esa jornada.

Según datos de Carabineros a nivel nacional, se detuvo a cerca de 30 personas en los locales de votación. De ese total, 4 por fotografiar su voto, práctica que está prohibida por la legislación chilena con multas e incluso penas de cárcel; 8 por negarse a ser vocales de mesa tras ser requeridos en las mesas electorales; uno por ir a sufragar en estado de ebriedad y otro por instar a marcar por Sebastián Piñera al resto a la salida de una cabina.

4

La sorpresa del Frente Amplio
Contra todo pronóstico, la candidata presidencial del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, fue la tercera figura en obtener mayor adhesión ciudadana, con 20,27% de los sufragios emitidos. Y si bien no logró llegar a segunda vuelta, posicionó al nuevo conglomerado como la tercera fuerza política a nivel nacional.

Por otro lado, bajo el nuevo sistema proporcional para las elecciones parlamentarias, cuyo fin es dar mayor representatividad, el FA logró sacar 20 diputados y 1 senador, cifra mucho mayor a la que obtuvieron en las elecciones pasadas, cuando entraron al Congreso con 3 diputados.

5

El error de las encuestas
La CEP, Cadem y Cerc-Mori eran las encuestas que cada cierto tiempo entregaban sus pronósticos sobre las elecciones presidenciales, en base a consultas ciudadanas. Con esa información, los sondeos eran ampliamente esperados tanto por los ocho comandos presidenciales como por la gente y las autoridades políticas.

Sin embargo, al finalizar la jornada, las cifras reales fueron bastante diferentes a las que arrojaban las encuestas. Si se esperaba que Piñera tuviera sobre el 40%, finalmente el candidato obtuvo el 36,64% de las preferencias, mientras que Beatriz Sánchez dio la sorpresa con el 20,27%, muy por sobre el 8% que le atribuían los sondeos.  Por su parte, Marta Lagos, directora ejecutiva de Mori Chile, fue una de las más radicales al señalar que Sebastián Piñera ganaba en primera vuelta y “si no gana en primera vuelta va a sacar más del 45%”.

6

La caída de parlamentarios históricos

Con el sistema electoral proporcional se incorporaron nuevos rostros al Congreso, y de paso quedaron fuera históricas figuras de la política nacional. Uno de ellos fue el senador Andrés Zaldívar (DC), quien a sus 81 años buscaba la reelección por un cupo en El Maule. El actual presidente de la Cámara Alta, se desempeñó como senador por primera vez en 1973, cargo que volvería a ejercer en varias oportunidades al regreso de la democracia.

Otra caída que se sentirá en la Fuerza de la Mayoría es la del diputado Osvaldo Andrade (PS).  El ex presidente del Partido Socialista no pudo mantener su escaño en la Cámara Baja, al obtener sólo 3,47% en el distrito 12 (La Florida, Puente Alto, San José de Maipo, Pirque y La Pintana). A ambos se sumaron Ignacio Walker (DC), Lily Pérez (Amplitud), Andrea Molina (UDI), entre otros.

7

La debacle de la DC

La acotada bancada de la DC -que se estrenará en marzo próximo- es lejos una de las más pequeñas que han tenido en su historia. Si en 1965 tenían una bancada de 82 diputados -donde se repartían 147 escaños-, con el retorno de la democracia en 1990 asumieron 38 parlamentarios de la falange. 

Esa cifra la mantuvieron más o menos similar hasta 2001 cuando comenzó la baja. En esa elección obtuvieron 23 diputados, en la siguiente elección 20, luego en 2009 uno menos, para en 2013 recuperarse a 21 parlamentarios. Pero en estas nuevas elecciones, la DC obtuvo uno de los peores resultados parlamentarios: 13 diputados y sólo 3 senadores, quedando en total 5.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día