Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Negocios

La OCDE eleva el crecimiento de Chile al 5,2% en 2010 y al 6,2% en 2011

Por 18 de Noviembre de 2010

París.- La economía chilena no sólo se recupera del choque económico del terremoto de febrero, sino que la OCDE revisó hoy al alza sus expectativas de crecimiento al 5,2% para este año y al 6,2% en 2011, mientras que augura un 5,4% en 2012.


La cifra de 2010 publicada en el informe semestral de Perspectivas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) supone 1,1 puntos más de lo estimado para Chile en mayo pasado, al tiempo que la de 2011 es nueve meses superior a la del estudio precedente. 

 

De cumplirse esas predicciones, Chile sería en 2010 el segundo país, de los 33 que forman la organización, por su ritmo de progresión del Producto Interior Bruto (PIB), sólo superado por Turquía (+8,2%) y muy por encima de la media del 2,8%. 


 En 2011 Chile se situaría en cabeza del que se conoce como el “Club de los países desarrollados” -al que se incorporó a comienzos de año- ya que su alza del 6,2% se situaría lejos de su inmediato seguidor Turquía (+5,3%) y más todavía de la media del 2,3%. Para 2012, Chile y Turquía compartirían el primer puesto del crecimiento con el 5,4%, casi el doble del 2,8% del conjunto de la OCDE.


El tirón previsto de la economía chilena se lo atribuyen los autores del estudio a la fuerte demanda interna y a los elevados precios del cobre. Uno de los elementos que alientan esa demanda es la disminución de la tasa de paro, que del pic del 10,8% de la población activa alcanzado en 2009, debería pasar al 8,1% este ejercicio, al 7,3% el próximo y al 7,2% en 2012.

También va a contribuir a ese impulso el esfuerzo de reconstrucción de los daños causados por el sismo, que sumado al estímulo fiscal que se aplicó durante los años 2008 y 2009 para hacer frente a la crisis explica que las cuentas públicas pasaran del superávit al déficit. Esos números rojos, que representaron en torno al 3% del PIB el pasado año y rondará el 2% este año, según los planes del Gobierno debería situarse en el 1% en el horizonte de 2014, sobre todo por el fin del dispositivo del estímulo fiscal.

Como efecto de la fortaleza de la demanda interna, y del hecho de que muchos bienes tienen que ser importados, la balanza por cuenta corriente ha pasado este año a ser negativa, y según la OCDE debería situarse en el 1,3% del PIB, igual que en 2011. El índice de precios al consumo este año quedará en el 1,6%, de acuerdo con sus cálculos, ampliamente por debajo del objetivo del banco central chileno del 3%. No obstante, se espera un repunte hasta el 3,8% en 2011 y al 3,1% en 2012.

Los autores del informe subrayaron que los mayores riesgos de corrección a la baja de sus proyecciones proceden de las incertidumbres que rodean la recuperación de la economía mundial, puesto que la economía chilena es muy abierta, y por tanto sensible a esas evoluciones. Añadieron que también podría ocurrir que tanto la subida del PIB como la inflación podrían ser superiores a lo estimado si los proyectos de reconstrucción que se han puesto en marcha en la segunda mitad de este ejercicio ofrecieran un mayor impulso del esperado a la demanda interna. 

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día