Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Comunidad ecuatoriana le pide a Piñera frenar proyecto minero de Codelco en ese país Comunidad ecuatoriana le pide a Piñera frenar proyecto minero de Codelco en ese país

A través de una carta dirigida al Presidente chileno, decenas de organizaciones comunitarias del valle de Intag, en la provincia ecuatoriana de Imbarura, le advierten al mandatario la debacle ecológica y social que traería consigo la incursión en esa zona de la cuprífera chilena.

Negocios

Comunidad ecuatoriana le pide a Piñera frenar proyecto minero de Codelco en ese país

Por Equipo El Dínamo 31 de Octubre de 2012

Mientras el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, reafirmaba a fines de la semana pasada, durante su visita al país, la intención de su gobierno de potenciar el desarrollo minero de la mano de Chile, y se deshacía en elogios para los “mundialmente famosos mineros chilenos”, a unos 80 kilómetros de Quito, en la provincia de Imbarura, una decena de organizaciones comunitarias se organizaba para firmar, contra el tiempo, una carta dirigida al Presidente de Chile, Sebastián Piñera, que va justamente en el sentido contrario de los planes expuestos por Correa.

La misiva salió el viernes pasado directamente de las montañas del Valle de Intag, donde Codelco realiza labores exploratorias que han sido ampliamente rechazadas en la zona, por su impacto ambiental y social.

La idea era hacérsela llegar, también, al periodista Fernando Paulsen, para que la tuviera en cuenta durante la entrevista que le realizó al mandatario ecuatoriano en Radio ADN. Pero los tiempos no coincidieron y la carta aún espera llegar a su destinatario principal, el Presidente Piñera.

En ella, la comunidad de Intag manifiesta su “profunda preocupación” por la posible intervención de Codelco en la zona, a través del proyecto Llurimagua, concesión minera en la que la estatal chilena tiene luz verde para iniciar una fase de exploración avanzada a partir del segundo semestre de 2013.

Así lo establecería un convenio firmado el 26 de julio en Santiago, entre los gobiernos de Chile y Ecuador, y que las comunidades y organizaciones que suscriben la carta consideran inconstitucional.

El controvertido proyecto se emplaza en la Cordillera de Toisán, un área rica en recursos hídricos y en bosques primarios que albergan a decenas de especies de mamíferos, aves y otras especies en peligro de extinción.

En la misiva, a la que tuvo acceso El Dínamo, la comunidad entrega al mandatario una serie de antecedentes y argumentos, con la intención de que “desista de involucrar a Codelco en este devastador proyecto minero”.

La histórica resistencia que enfrenta Codelco

Hace 20 años que la actividad minera a gran escala en el valle de Intag ha sido rechazada una y otra vez en asambleas cantonales y zonales, donde la advertencia recurrente ha sido: “La minería sólo se dará sobre nuestros cadáveres”.

Bishimetals, subsidiaria de la japonesa Mitubishi, tuvo que retirarse de la zona a fines de los ’90, después del tajante rechazo de las comunidades a sus planes de exploración de yacimientos de cobre en la Cordillera de Toisán, uno de los sitios más biodiversos de Ecuador y del mundo.

El conflicto con la japonesa alcanzó su máximo nivel en 1997, cuando las comunidades incendiaron un campamento de Bishimetals, con lo cual se puso fin al proyecto.

Los japoneses habían encontrado un año antes indicios de un yacimiento que podría contener 2,26 millones de toneladas de cobre puro, e inmediatamente el Presidente Correa lo valoró en más de US$ 80.000 millones, equivalentes a un 40% del total del valor de todos los yacimientos metálicos de ese país.

En su reciente visita a Chile, Correa reconoció que el desarrollo minero de su país era un tema complejo por la oposición de ecologistas y pueblos indígenas, pero defendió la necesidad de avanzar en ello. “No me puede agradar del todo la minería, pero les aseguro que más me desagrada la miseria y nuestros pueblos tienen que salir de la miseria y no queremos desaprovechar nuestros recursos naturales no renovables”, se justificó.

El único Estudio de Impacto Ambiental que existe para una posible explotación en la zona fue elaborado por expertos japoneses, considerando una mina de cobre de sólo 450.000 toneladas de cobre puro.

El trabajo identifica 12 especies en amenaza de extinción que serían impactadas -entre ellas osos de anteojos, tapires de montaña, monos araña cabeci-café y jaguares-, y advierte sobre la necesidad de reubicar a por lo menos cuatro comunidades, además del incremento de la delincuencia y la contaminación de las fuentes de agua con arsénico, plomo, cadmio y cromo, entre otros metales pesados.

En 2004 fue la canadiense Ascendant Copper la que intentó infructuosamente reactivar el proyecto minero. La minera es recordada en Intag por una balacera que en 2006 protagonizaron paramilitares pagados por la empresa en contra de campesinos de la zona que reclamaban contra el proyecto.

Considerando la histórica y férrea oposición que han enfrentado sus antecesores, el panorama para Codelco se presenta escabroso, por decir lo menos, pese a contar con el patrocinio del Presidente Correa y a los supuestos incentivos que entregaría la legislación ecuatoriana, entre ellos la exclusión de pago de impuestos por ganancias extraordinarias.

La carta de las comunidades de Intag también enfatiza que, pese a que el gobierno de Rafael Correa ha intentado “vender” el proyecto como uno de los más ricos en cobre del mundo, la realidad es “muy diferente”, ya que la única información que se tiene al respecto proviene de estudios realizados en los ‘90 por los japoneses. “La fantástica cifra de millones de toneladas de cobre bajo la Cordillera de Toisán, que el gobierno promueve, es pura fantasía”, dice.

El texto concluye invitando a Piñera a hacer todo cuanto esté a su alcance para “frenar la intervención de Codelco” y fue firmado por la Coordinadora de Mujeres de Intag (que agrupa a 12 organizaciones), la Asociación Agro Artesanal de Cafeteros Río Intag (que representa a 450 cafeteros), la Red Eco Turística de Intag (con 11 asociados), la Coordinadora de Jóvenes de Intag (con 7 organizaciones miembros), el Consorcio Toisán (con 9 agrupaciones), la Organización Defensa y Conservación de lntag, y la Corporación Talleres Gran Valle, que reúne a grupos productivos de la zona.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día