Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Nuevo golpe de la DC a la reforma tributaria: no tocará “a los poderosos”

El documento expone que “es menester empezar por los verdaderos poderosos del país y que sean éstos precisamente los que más contribuyan en la recaudación tributaria que se necesita para hacer la reforma educacional, incrementar la protección social y mejorar la salud”.


Negocios

16 de mayo, 2014

Autor:

/ agenciauno / agenciauno

La reforma tributaria se aprobó el miércoles en la Cámara de Diputados y ahora es el turno de que se discuta en el Senado. Encabezada por su presidente Ignacio Walker, la Democracia Cristiana (DC) ya se está preparando para el debate y se encuentra preparando un informe realizado por los abogados Hernán Bosselin y Ramón Briones. El documento hace un análisis crítico de los pilares centrales de la iniciativa que promulgó el gobierno.

Según informa Diario Financiero, uno de los mensajes centrales que el Ejecutivo ha impulsado para defender la reforma tributaria es que afectará al 1% de mayores ingresos, porque ellos pagarán el 99% de lo que se recaude por la eliminación del FUT y el alza del impuesto de primera categoría del 20% al 25%, afectando en definitiva a los grupos empresariales y familias de más altos ingresos, es decir a “los poderos” y no “a la clase media” como ha argumentado la oposición.

El informe hecha por tierra esos números. “De una y otra forma estas modificaciones legales tratan de obtener que los poderosos paguen más impuesto o bien que los poderosos paguen impuesto, porque hoy nada pagan. Por cierto que tales afirmaciones son compartidas por la mayoría del país, pero el problema está en determinar quiénes son efectivamente los poderosos en nuestro país y si es tan efectivo que nada pagan”, argumenta el documento.

En ese sentido, el escrito plantea que “los más poderosos en Chile son los grupos o conglomerados económicos y las empresas de la gran minería del cobre. Dichos grupos o conglomerados y empresas mineras apenas sentirán el impacto de las reformas legales que se proyectan, por cuanto disponen de todos los mecanismos y todo el instrumental necesario para trasladar los mayores impuestos a precios, pagando en definitiva los consumidores los mayores impuestos que se proyectan”.

“La reforma tributaria no se hace cargo de la situación anterior y conforme a su contenido no se toca ni se afecta sustancialmente a los grupos económicos que concentran tales riquezas y controlan los mercados y a esas empresas de la gran minería del cobre”, propone el dossier.

Si realmente se quiere avanzar en equidad, los abogados exponen que “es menester empezar por los verdaderos poderosos del país y que sean éstos precisamente los que más contribuyan en la recaudación tributaria que se necesita para hacer la reforma educacional, incrementar la protección social y mejorar la salud”.

Para lograr que “los poderosos paguen” sugieren medidas concretas: uno de ellos apunta a que se aplique un impuesto directo a la concentración económica en los mercados. “Este debería fijarse para gravar las actividades oligopólicas y monopolísticas, impuesto que debiera ser lo suficientemente alto para desincentivar el control de los mercados y que no sería parte del sistema integrado a favor de los socios. Esta sería una forma verdadera para que pagaran los verdaderos poderosos”.

También proyectan un gravamen para la gran minería del cobre aplicando una tasa de 50% cuando el margen operacional sea superior al 30%. “Márgenes operacionales del 40% son una anomalía en el mundo de la gran empresa y ya un 30% es excepcional”.

Críticas por eliminar el FUT.

Los abogados critican la eliminación del Fondo de Utilidades Tributables (FUT), ya que a su juicio “no existe una necesidad inevitable de suprimir el FUT en su totalidad, porque existen fórmulas alternativas, entre ellas, que sólo una fracción de las utilidades devengadas y no distribuidas esté exenta del pago de tributos personales mientras permanezca en el FUT”.

Restricción del IVA.

A juicio de los abogados, de aplicarse la medida “es un grave retroceso a la posibilidad de que los sectores medios y bajos compren una vivienda”. Esta exención, según análisis preliminares, implicaría “un incremento real de cerca de 15% para todos los compradores incluyendo los sectores medios y los más pobres”, dice el texto. Para la DC “este aspecto es extremadamente grave y afecta a sectores a los cuales debemos representar”.

Poderes “exorbitantes y excesivos” para el SII.

En cuanto a las facultades que la reforma tributaria le entrega al Servicio de Impuestos Internos (SII), el documento las califica como “una cambio profundo” que amerita ser discustido con “mayor tiempo y en forma desapacionada”.
“Todas las modificaciones propuestas se orientan a fortalecer y aumentar las facultades fiscalizadoras del Servicio de Impuestos Internos, agregando a las atribuciones que ya tiene, otras nuevas, que, a nuestro modo de entender dejan al contribuyente en una situación efectiva de desprotección, ya que el órgano administrativo fiscalizador quedaría investido de poderes exorbitantes y excesivos”.

Comenta esta noticia