Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
¿Por qué las personas valoran los departamentos de 30 metros cuadrados? ¿Por qué las personas valoran los departamentos de 30 metros cuadrados?

De acuerdo al gerente de AxioNate, existe una serie de variables que hacen que las personas opten por este tipo de propiedades frente a otras alternativas.

Negocios

¿Por qué las personas valoran los departamentos de 30 metros cuadrados?

Por 17 de julio de 2017

Múltiples han sido las polémicas que se han levantado a causa de la construcción de mega proyectos inmobiliarios bautizados como “guetos verticales”. Esto, porque en su interior se multiplican cientos de departamentos que no superan los 30 metros cuadrados y cuyos habitantes aumentan considerablemente la densidad urbana de las comunas donde se edifican.

Pese a las múltiples voces que se alzan contra la reciente proliferación de estas comunidades en altura, hay aspectos destacables que han quedado opacados por la polémica suscitada, especialmente, por los problemas de los mega edificios de Estación Central, como la demora en la utilización de los ascensores.

Alex Saavedra, Gerente de AxioNate y experto en venta de propiedades de inversión, comenta que, según la experiencia de la consultora inmobiliaria Grupo Axion, “nuestros inversionistas compran departamentos con tipologías de un dormitorio un baño porque son los que más rentabilidad producen. Esto sucede porque a la hora de buscar un arrendatario, este tipo de viviendas (que no superan los 30m2) tienen una velocidad de colocación mayor a todas las otras tipologías”.

Esto, agrega, se debe a que ha sido el propio mercado el que está exigiendo propiedades pequeñas, que entreguen una buena ubicación dentro de Santiago, conectividad y la posibilidad de acercar a las personas a sus trabajos para evitar perder tiempo en traslados. Así, por ejemplo, en comunas con alta conectividad como Santiago Centro, San Miguel y Quinta Normal, los arriendos promedios de estos departamentos fluctúan entre los $260.000 – $300.000, $250.000 – $280.000, y $230.000 – $250.000, respectivamente.

En esa línea “los arrendatarios hoy priorizan la ubicación antes que los metros cuadrados de su vivienda. Nuestra experiencia nos demuestra que las personas quieren vivir cerca de sus trabajos, quieren lugares donde no tengan que invertir mucho en decoración, que les permitan tener servicios cercanos, espacios comunes que aporten a la calidad de vida (piscina, gimnasio, quinchos, etc.) y que les dé la facilidad de cerrar la puerta y llegar a sus destinos sin necesiadad de utilizar el transporte público”, asegura a su vez Soledad Valencia, a experta en Administración de Propiedades de Grupo Axion.

Por otro lado, las múltiples restricciones crediticias que existen actualmente para acceder a un crédito hipotecario han incrementado el interés de las personas por propiedades más pequeñas, con valores más accesibles y que les permitan lograr el sueño de la casa propia.

“Muchas veces nos encontramos con detractores a la existencia de propiedades de 30m2, pero su proliferación no tiene que ver solo con una estrategia de venta de las inmobiliarias, también con la necesidad de cubrir una necesidad de la población, que quiere tener algo propio y cercano a los lugares que frecuentan. Por lo tanto, cuando descubren que los precios de las viviendas están por las nubes y que los bancos solo les financian el 80% del valor de la propiedad, optan por viviendas con menos metros cuadrados”, afirma Yocelyn Godoy, experta en gestión financiera de AxionBank.

Así, por ejemplo, la obtención de un crédito hipotecario para un departamento de esta superficie es más asequible para los inversionistas, si se considera que le precio promedio es de 2.300 UF en Santiago Centro, 1.900 UF en San Miguel y 1.600 UF en Quinta Normal.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día