Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Este es el nuevo protocolo para enfrentar maremotos elaborado por la Onemi Este es el nuevo protocolo para enfrentar maremotos elaborado por la Onemi

Una hora para las evacuaciones preventivas, las que pueden decretarse sin esperar confirmación del SHOA, y más autonomía para las oficinas regionales, son algunas de las nuevas medidas incorporadas.

País

Este es el nuevo protocolo para enfrentar maremotos elaborado por la Onemi

Por 3 de Septiembre de 2012

Dentro de los próximos días empezará la difusión del nuevo protocolo de respuesta ante posibles maremotos que diseñó la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi), el tercero de su clase que el organismo elabora desde 2010.

Al respecto, el director de la Onemi, Benjamín Chacana, “siempre hay mejoras que hacer”, agregando que “la meta de ir cada año revisando los protocolos que tenemos no sólo con el SHOA, como en este caso, sino también con Conaf y la Dirección Meteorológica de Chile. Nos sirven para incorporar las tecnologías que vamos sumando”, así como la experiencia de eventos nacionales e internacionales, como el maremoto japonés de 2011, consigna el diario El Mercurio.

Entre las nuevas medidas establecidas por el nuevo protocolo se contempla que, en caso de un sismo grado VII de la escala de Mercalli -que provoque “dificultades para mantenerse en pie“- los encargados comunales deben informar a la Onemi regional y ésta a su vez a la dirección nacional. De no poder comunicarse, tanto a nivel comunal como regional pueden decretar una evacuación preventiva del borde costero.

“Ahora la región tiene dominio del territorio. Para el 27-F, curiosamente, las regiones tenían que consultar al director nacional y éste tenía que autorizar la evacuación”, explica Miguel Ortiz, jefe del Centro de Alerta Temprana de la Onemi.

Otra innovación es que, tras conocerse de un sismo VII Mercalli, la Onemi puede decretar evacuación del borde costero en forma inmediata, sin esperar la confirmación del SHOA de que hubo un maremoto.

“Dentro de esos 12 minutos, hay incertidumbre y, si se declara evacuación preventiva, se pueden salvar vidas. Si llega una ola a los 15 minutos, el haber empezado a evacuar antes puede hacer la diferencia y lograr que el agua les llegue a las personas al pie en vez de al cuello”, manifiesta Chacana.

También hay cambios en cuanto a los lugares que deben evacuarse. La norma actual contempla que este procedimiento se realiza 250 km al norte y 250 km al sur del punto en que se percibe el VII Mercalli, por el borde costero. Ahora, el protocolo indica que se debe evacuar la costa de la región donde se registró la mayor intensidad. Si este punto se encuentre en un límite regional, ambas zonas serán evacuadas.

Si la situación es grave y pasados 20 minutos  no hay datos del SHOA, la evacuación preventiva crece al radio de 250 km. “Esto busca evitar lo que pasó el 27-F, cuando no se recibieron datos y en la espera, las olas empezaron a llegar”, afirma Ortiz

Además, el nuevo protocolo fija una duración de una hora para la evacuación preventiva, incluso si se levanta la alarma por parte del SHOA. Ello, para evitar el riesgo de confusión en el público mientras se alcanza la zona de seguridad.

La versión de informadores de campo será crucial para que Onemi autorice la vuelta a sus hogares de los evacuados.

“Un sismo grado VII, aunque no haya maremoto, puede generar daños importantes en las ciudades, como caída del tendido eléctrico, incendios, fugas de gas. Para evitar riesgos, vamos a chequear eso antes de levantar la evacuación”, sostuvo Chacana.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día