Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Carabineros: La dicotomía entre la institución ‘confiable’ y las denuncias por atropellos a DD.HH Carabineros: La dicotomía entre la institución ‘confiable’ y las denuncias por atropellos a DD.HH

Pese a que Carabineros es la institución más confiable del país según la última encuesta CEP, la escalada de denuncias por parte de organismos sociales por abusos de FF.EE contra estudiantes y el pueblo mapuche han obligado a la institución a una campaña de mejoramiento de imagen.

País

Carabineros: La dicotomía entre la institución ‘confiable’ y las denuncias por atropellos a DD.HH

Por 11 de Septiembre de 2012

“Cuando tú duermes, yo estoy despierto. Cuando tú disfrutas, yo estoy alerta. Cuando estás distraido, yo estoy atento. Cuando tú sientes miedo, yo siento valor. Cuando tú me necesitas, yo estoy ahí (…) Ingresa a la Escuela de Formación de Carabineros y contribuye con el crecimiento y el desarrollo del país”.

Estos son los slogan de la última campaña publicitaria de Carabineros, con la que la institución intenta promocionar en todo el país el ingreso a sus filas y, de paso, mejorar su imagen pública, sobre todo después de la escalada de acusaciones que ha tenido la institución durante las últimas semanas, en especial sobre el actuar de Fuerzas Especiales en marco del conflicto estudiantil y mapuche.

Según la capitán de la Escuela de Formación de Carabineros, Paulina Vera, el objetivo de esta campaña publicitaria es fomentar el ingreso de los jóvenes a la institución más que un intento por sobreponerse a los registros de violencia en las marchas. “No se trata de limpiar nuestra imagen en relación a lo que está pasando con el movimiento estudiantil. Es  para captar postulantes”.

Sin embargo, son varias las iniciativas que Carabineros ha tomado y que en rigor sí apuntarían a mejorar su imagen.

Antes de la última marcha del bloque del movimiento estudiantil autorizada por la Intendencia Metropolitana y realizada el 28 de agosto, la institución designó al general Jefe de zona metropolitana de Carabineros, General Luis Valdés, como responsable de los dispositivos de seguridad de la manifestación, personificando las acciones de los uniformados en una sola persona y aprovechando su presencia como punto de prensa para los medios.

Además, y como medida extraordinaria, la marcha estudiantil fue acompañada con personal de Carabineros con tenida de turno normal y no de Fuerzas Especiales (FFEE). Es decir, los uniformados acompañaron la columna de personas sin cascos ni escudos. Una medida que según el propio Valdés fue tomada “para que no se nos acuse de provocación”, según consignó La Tercera.

A lo anterior se suma que fue el propio General Valdés quien se coordinó vía telefónica antes, durante y después de la manifestación con estudiantes y profesores, para evitar hechos de violencia, y fue él quien dio el posterior balance de la institución.

Asimismo, durante el último mes ha sido la propia institución la que ha reconocido un mal proceder por parte de sus efectivos, teniendo que generar sanciones de diferente calibre para los involucrados.

Así, un carabinero de la Prefectura Central fue dado de baja tras agredir con una patada a un estudiante en una construcción colindante a la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM), luego de que se conociera un video grabado por un trabajador del lugar.

Además, fueron cuatro los funcionarios multados por obligar a desnudarse a un grupo de escolares del Liceo María Luisa Bombal en la 1a Comisaría de Rancagua, un hecho que obligó al propio General Director de Carabineros, Gustavo González a salir al paso, asegurando que “no tenemos como política desnudar niños”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=mGtGJ3V4Ov4[/youtube]

LAS ACUSACIONES A FFEE

A los dos hechos sancionados por Carabineros se suman las incontables denuncias a través de las redes sociales sobre supuestas y graves irregularidades en el actuar de la prefectura especializada en el control de muchedumbres.

A las acusaciones del excesivo uso de la fuerza en los desalojos de los liceos, de agresiones con balines de pintura, e innumerables ingresos no autorizados a universidades y colegios en toma, se añade acusaciones de tocacionesactos de índole sexual, e insultos a quiénes registran con cámara el desempeño de  los efectivos en la calle, como el video del uniformado que fustigó a un manifestante diciendo “graba a tu hermana que la tienen ‘en pelota’“.

Asimismo, han surgido críticas que han venido de instituciones como Amnistía Internacional, que denunció casos de tortura y maltrato policial, y de diarios internacionales, como el prestigioso The New York Times, que difundió un artículo de denuncias de “tortura” de Carabineros a estudiantes chilenos.

Según Lorena Fries, directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, existe un “descriterio por parte de carabineros, puesto que no es lo mismo, por ejemplo, detener a personas que aparentemente pudieran ser un riesgo para la seguridad, y en cuyo caso hay que registrarlos efectivamente, que detener a menores de hasta 15 años, con no se qué pretexto”, sostuvo en ADN Radio.

UNA INSTITUCIÓN ‘CONFIABLE’

Es por esto que uno de los datos que más llamó la atención en la última entrega de la encuesta Centro de Estudios Públicos, CEP, fue la alta valoración que la ciudadanía sigue teniendo  respecto de Carabineros, siendo la institución más confiable del país con el 58% de las menciones, seguidos por las FFAA con el 53% y las radios con el 51%.

La explicación, según el subdirector de la institución, el general José Luis Ortega, está dada porque “la ciudadanía hace una gran diferencia entre el orden público -relacionado con el conflicto estudiantil y los desalojos de colegios- y el control del delito. Ese 58% de confianza está dado por eso”.

En la misma línea, el ex subsecretario del Interior y actual diputado por Santiago, Felipe Harboe, asegura que “más allá de las denuncias de irregularidades, que tienen que ser investigadas y es bueno que se aclaren, no creo que los ciudadanos vayan a hacer un juicio más crítico, institucional, permanente, a lo largo del tiempo, producto de actos que, si bien son reprochables, son coyunturales”.

El subdirector de la institución y ex jefe de la Zona Metropolitana se defiende además de las acusaciones sobre malas prácticas institucionales y en conversación con este medio añade que, por ejemplo, en el caso del uniformado expulsado de la institución por la patada que le da a un estudiante “nosotros no recibimos denuncia de ninguna parte. Fuimos proactivos y revisamos esa imagen y de inmediato se dispuso una investigación y se tomaron las medidas”.

Asegura además que “no hemos tenido denuncias de una persona en una comisaría o ante los tribunales de abusos sexuales, todo esto se ha manejado lamentablemente a través de las redes sociales, pero no en hechos”, puntualiza.

LAS FFEE EN LA CALLE

Son varios los sectores que cuestionan los datos arrojados por la encuesta CEP.  Uno de ellos es la Corporación de Defensa y Promoción de los Derechos del Pueblo, Codepu, que realizó un estudio denominado Informe sobre Violencia Policial contra estudiantes chilenos’ donde se detalla “la más brutal represión ejercida por Carabineros”.

Según la Secretaria Ejecutiva de la organización, Alejandra Arriaza “Carabineros cuenta con confianza por parte de la sociedad pero no en situaciones puntuales que tienen que ver con represión, disolución de movimientos sociales, o manifestaciones. Ese es un sector de la policía, que son las Fuerzas Especiales”.

Otro estudio que dista de los resultados de la CEP es la Primera Encuesta Nacional de Derechos Humanos y Niños, que realizó el centro de Estudios de la Corporación Opción.

En el informe, 800 menores de 18 años de ocho conglomerados sociales a lo largo del país, aseguraron que la institución que respeta menos a los Derechos Humanos es, precisamente, Carabineros.

Para Luciano García, observador de Derechos Humanos de Casa Memoria José Domingo Cañas esta encuesta es mucho “más congruente” que la CEP en relación a “lo que está pasando en las calles del país”.

Los resultados de la CEP, para García, “tienen que ver con que es muy difícil romper el cerco comunicacional. El tema de DDHH no es un tema recurrente en los medios masivos, que están tapando un tema tenebroso. Además no hemos sido capaces como sociedad de entablar el derecho a manifestación que el Estado debe resguardar y no reprimir”.

LA ‘DOBLE FUNCIÓN’ DE FFEE

Según el general subdirector de Carabineros, General José Luis Ortega, más que existir una mala percepción de las Fuerzas Especiales, existe “un etiquetamiento negativo a esa tenida”.

Esta tesis, sin embargo, no es compartida por Pedro Valdivia, coronel en retiro de Carabineros luego de 30 años de servicio y actual director de asesorías en Securitas Chile, quien afirma que es la prefectura de Fuerzas Especiales la encargada de realizar “ la parte fea de Carabineros”.

A juicio del ex uniformado, la prefectura de FFEE “tiene una doble función: La primera es tener gente especializada en marchas y desorden público. Y por el otro lado sí le sirve porque lo ubican en un estamento dentro de la institución, pero no como política de la institución y ellos están consciente de este doble función”.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día