Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Unicef apunta “deficiencias importantes” en manejo de casos de abuso sexual a menores Unicef apunta “deficiencias importantes” en manejo de casos de abuso sexual a menores

Según la experta de Unicef, Soledad Larraín, el sistema chileno lleva a la víctima a recordar "una y otra vez la experiencia para lograr una sanción al agresor. No hay una finalidad mala, seguro, pero el resultado es un daño muy importante a un niño".

País

Unicef apunta “deficiencias importantes” en manejo de casos de abuso sexual a menores

Por 14 de Septiembre de 2012

Casos de abusos sexuales como los que se han suscitado en los Colegios Apoquindo, Cumbres, Mater Purísima  o el jardín “Hijitus de la Aurora” son parte de las 1.682 denuncias recibidas por carabineros durante el primer semestre de este año y que  provocado el cuestionamiento a las labores de prevención y castigo de la parte de diversas autoridades.

En esta línea, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha sostenido que existen “deficiencias importantes” en cómo las autoridades abordan los casos de delitos sexuales en contra de menores. 

Soledad Larraín, consultora de la Unicef en Chile y encargada del Area de Protección al Menor indicó a La Tercera que los procesos que hoy un menor debe seguir, al momento de denunciar un abuso ya sea a sus padres, profesores o la autoridad, son  “traumantes”. Y es que según  la experta, el sistema chileno lleva a la víctima a recordar “una y otra vez la experiencia para lograr una sanción al agresor. No hay una finalidad mala, seguro, pero el resultado es un daño muy importante a un niño”.

De cara al notorio aumento que han experimentado las denuncias, el organismo sostiene que en las instituciones que acogen a los menores denunciantes “se ha ido cambiando la forma de cómo abordar los abusos sexuales en los últimos años porque, por ejemplo, hace 10 años, era un delito en contra de la honra y buenas costumbres. Hoy es un delito contra el derecho a una sexualidad libre sin presión. Por otro lado, por primera vez se ha escucha a las víctimas a raíz de casos connotados. La gente se atreve más a denunciar“, dice Larraín.

“No se puede decir con certeza si hay un aumento porque aún no hay estudios. Sí hay más denuncias, eso es importante, se plantea que por cada denuncia hay 7 que no quieren acusar. Se hace cuando sucede en niños pequeños por el rol de los terceros. El rol de los terceros es relevante porque van a ser los profesores, padres, personal de salud, quienes detecten situaciones. Creo que este aumento obedece que hay más preocupación, más detección y atención a los niños. Dicho eso, nosotros hemos considerado y planteado que aún hay deficiencias importantes en la respuesta del Estado en relación al tema del abuso sexual”, apuntó Soledad Larraín.

Un país atrasado 

La experta es clara al indicar que hay falencia en cuánto a cómo evitar, manejar y mejorar cómo se abordan los casos de abusos infantiles, en los que se les está haciendo daño a los menores, por ejemplo, haciéndoles más de una entrevista para capturar su relato de un eventual abuso.

“En ese punto, este país está muy atrasado. Tenemos que avanzar en la entrevista única, en que el niño pueda declarar una vez, videado, con todos los que deban estar, y que esa entrevista tenga valor y que no se dude del testimonio”, dice Larraín,

La experta incluso relata que “estaba con una psicóloga, que trabaja en tema de credibilidad del relato, que estuvo en una conferencia en Brasil. Allá no entendían a qué se dedicaba ella, que por qué le hacen credibilidad de relato a un niño. En otros países, obviamente que bajo ciertas condiciones por cierto, se cree en el testimonio del niño. Creo que ese tema y cambiar la cultura que parte dudando de los niños es fundamental”.

Soledad Larraín igualmente subraya que sólo alrededor del 10% de los casos llegan a juicio oral, por lo que el restante porcentaje pasa por traumas sin siquiera conseguir resultados o criminalizar a los autores de los delitos.

Falta de recursos

Con respecto a los recursos con los que se trabaja en este ámbito, la consultora de Unicef subrayó excesiva carencia al comentar que “hay muy pocos recursos, esto se traduce en que no hay dinero ni para peritajes. Entonces, los niños deben esperar por trámites que deberían ser inmediatos. Es una obligación del Estado, de acuerdo a lo que plantea la convención de abusos sexuales contra menores, que la reparación, por ejemplo, también es responsabilidad del Estado. Chile tiene como obligación pagar reparos por casos de abusos sexuales”.

A juicio de Larraín el trabajo de prevención que se realiza tanto en los colegios como desde el Gobierno es igual de deficiente.  “Actúan de reacción, cuando pasa algo aparecen los protocolos, etc. No es una medida mágica la que lo previene. Es un trabajo integral. Las rejas, ventanas, etcétera, no va a hacer que se eviten los abusos, es parte de un trabajo. No hay que pensar que por poner cámaras está todo solucionado”, puntualizó.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día