Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
[Video] Camilo Ballesteros y la funa al acto del No:“Fue un balde de agua fría que incluso era necesario” [Video] Camilo Ballesteros y la funa al acto del No:“Fue un balde de agua fría que incluso era necesario”

El candidato a alcalde por Estación Central asegura estar a solo 5 puntos de diferencia con el actual edil, Rodrigo Delgado. Además adelanta la inclusión de Revolución Democrática a su campaña, se defiende de las críticas y recuerda la funa al acto de conmemoración del No.

País

[Video] Camilo Ballesteros y la funa al acto del No:“Fue un balde de agua fría que incluso era necesario”

Por 10 de Octubre de 2012

Camilo Ballesteros cada vez duerme menos. Los días se le acortan a medida avanza su campaña electoral para las próximas elecciones municipales del 28 de octubre. Campaña que termina el jueves 25 y que lo lleva a recorrer los paraderos de micros en la mañana, las ferias al medio día y hacer puerta a puerta en la tarde, con entrevistas entremedio y reuniones por la noche.

Es que el militante de las Juventudes Comunistas y ex dirigente estudiantil vive una de las contiendas más bulladas de estas elecciones, en una comuna marcada por el pacto por omisión del PC con la Concertación. Además, Estación Central -al igual que Providencia y Santiago- es una de las comunas que se le quiere arrebatar a la UDI, buscando sumar votos y con miras a las presidenciales del próximo año.

En el caso de Estación Central, el actual edil, Rodigo Delgado, lleva la delantera por varios puntos ( 55% versus 20%, según La Tercera). Pero Ballesteros asegura estar tranquilo. “Creo que vamos a ganar por poco, pero vamos a ganar”, dice desde su comando ubicado en la esquina de Toro Mazote Sur con 5 de Abril, a escasas cuadras de los terminales de buses interurbanos.

En conversación con El Dínamo, el ex presidente de la Federación de estudiantes de la Universidad de Santiago asegura estar trabajando en base a una encuesta de elaboración propia, que lo deja a solo 5 puntos de diferencia con Delgado. Y adelanta la inclusión de Revolución Democrática a su campaña, se defiende de las críticas y recuerda la funa al acto de conmemoración del No, del pasado 5 de octubre.

“No sé si habrá sido casualidad o no, pero me tocó justo hablar en el momento más tenso y cuando no me tocaba hablar a mí. Y fue un poco incómodo”, recuerda el ex dirigente estudiantil, añadiendo que la funa “es un reflejo de otra cosa que está mal”.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Sd5mtnbiDWQ&feature=[/youtube]

 

 

¿Te arrepentiste de ir al acto del No?

-No, para nada. Trato de ver siempre las cosas positivas, porque no sirve arrepentirse de las cosas que ya están hechas. Creo que ese día fue un balde de agua fría y no solo para mí, sino que para muchos y que quizá incluso era necesario. Más allá de que no comparto ir a funar cada vez que no estás de acuerdo con algo.

¿Qué provecho sacaste, de qué sirvió esa funa?
-Creo que darnos las herramientas, a nosotros como PC o a mí en particular, para decirle al resto que participa en política que nos demos cuenta que Chile ha cambiado,  que los chilenos no se están conformando con lo que se conformaban antes y por ende hay grandes deudas, porque parte de estos sectores autocomplacientes estaban convencidísimos que la gran mayoría de los chilenos están súper de acuerdo con lo que hicieron.

En la funa hubo muchas críticas y casi golpes a Guillermo Teillier…
-No vi las declaraciones de los secundarios. Pero es lo que pasó cuando ocurrió el último intento de toma del PC, que fue el día que se votó la Reforma Tributaria y el PC votó que no. Cuando me tocó llegar allá, me decían que venían a funar al PC porque les habían dicho que el PC había votado a favor. Muchas veces se nos hace responsables incluso de cosas cuando hemos votado que no.

¿Crees que estos actos pierden legitimidad con estas funas?
-Chile es distinto que hace 20 años, es sin duda mejor que la dictadura y creo que han habido avances, pero no creamos que solamente han habido cosas buenas. Ocurrieron cosas negativas. Creo que hoy parte de la oposición tiene una imagen súper complaciente que hoy entra a un momento de ser más crítico con lo que se ha hecho. Creo que también hemos generado con todos los movimientos del último año,  un cambio en el centro político de Chile. Yo te aseguro que todos los partidos políticos hoy en Chile, todos, desde la UDI son más de izquierda que hace un tiempo atrás, o tienen visiones más progresistas.

Las críticas 

¿Cómo ves hoy las críticas de secundarios a las campañas de ex dirigentes estudiantiles ?
-No lo comparto, pero me parece válido que la Aces tenga una postura. Hoy en Chile hay dos posibilidades de cambio. Una es una revolución armada o una revolución social y la otra es la vía democrática y yo creo que hoy la vía democrática es la única alternativa y creo que la gran mayoría de  las organizaciones estudiantiles está por la vía democrática.

¿No te ha enfrentado algún estudiante en la calle?
-No me ha tocado, de hecho he recibido bastante apoyo de dirigentes que estuvieron conmigo el año pasado, con los cuales muchas veces peleábamos y discutíamos harto y que hoy he recibido su apoyo de forma pública y no pública.

Te critican también por tus fotos con los rostros de la Concertación. ¿Eran necesarias?
-A mí me toca hoy día representar a toda la oposición y una oposición que es diversa, desde Chile Primero, que fueron el año pasado con UDI y RN, hasta nosotros. Y me toca representarlos a todo, pero me toca unificarlos también, no me toca dividirlos. Hoy necesitamos demostrar sobre todo en Estación Central que podemos ser gobierno en conjunto y que mañana con un buen programa podemos ser todos gobierno de un país entero.

Pero esas fotos, al final ¿suman o restan votos?
-Creo que depende de los espacios. Pero más allá de eso, es parte de quienes nos toca representar. Nosotros en el comando, arriba, en la pancarta principal salen los símbolos de todos los partidos políticos que nos apoyan, y porque hoy somos eso.

Se te ha tildado de poco consecuente por haber criticado todo un año un sistema estudiantil implementado por la Concertación y que después te hayas fotografiado con ellos.
-A mí también me interesa el sistema. Yo podría quizá dormir tranquilo en mi casa, todas las noches y diría qué consecuente soy, pero creo que la consecuencia no basta con quedar tranquilo uno. Sobre todo para la gente de izquierda que le gusta hablar del colectivo. La consecuencia va en cómo cambian las cosas para que la gente reciba los beneficios.

Apareces con Michelle Bachelet en fotos de campaña, ¿esperas su regreso?
-Más allá de que me cae bien Bachelet, -es una mujer inteligente, comparto algunas cosas, otras no- para mí lo principal va a ser el programa. Podemos tener el mejor candidato, pero si no tiene un buen programa, pasa a ser un tema secundario. Tanto en lo personal como en el partido, no hemos tomado una postura.

También existen fuertes críticas por tu cambio de imagen…
-Creo que esa es la crítica más absurda. Cuando yo era estudiante, me da risa, pero yo ocupaba poleras sin cuello. Cuando fui presidente de la federación, comencé a ocupar camisas más cortas y ahora es como si estuviera trabajando y obviamente es parte del proceso que te toca vivir. Cuando las personas hacen la práctica o entran a trabajar, cambian su vestimenta y hoy es parte de lo que me tocó. Para mí esto es un trabajo, no remunerado, pero es un trabajo.

¿Qué opinas de la contra campaña de la Aces Yo no presto el voto?
-No comparto la campaña, el voto no se presta y creo que nos ganamos el derecho a voto. Otra cosa por ejemplo es lo que ocurrió en Venezuela. A algunos les gustará o no, pero votó el 80 % de los ciudadanos venezolanos. Si hoy en Chile votaran el 80 % de los ciudadanos, tendríamos un país completamente distinto. Creo que la vía democrática es la correcta. A veces será más lenta, a veces será menos sencilla pero tenemos que ir capaz de avanzar en una democracia que es muchas veces de baja intensidad. En mi caso, yo tenía dos posibilidades: irme para la casa y quizá estudiar afuera y la otra era ser candidato. Me interesa ser protagonista de lo que aquí ocurra.

Revolución Democrática se suma a la campaña 

¿Qué ha sido lo peor de todo el periodo de campaña?
-Si hay una cosa que me ha decepcionado es ver cómo a veces la política se puede convertir en una herramienta tan cochina, lo que no implica que la política sea cochina. Y me ha sorprendido cómo a los chilenos nos gusta esas cosas. Hay gente que me pide plata en la calle y les digo que no, que primero no la tengo y segundo no se la daría porque no es mi deber, y se enoja. Me ha sorprendido cómo hemos llegado a tener tanto daño, como amenazas a nuestros voluntarios diciéndoles ‘cuántas veces has estado tú en la cana’ y ese tipo de prácticas enloda el tema. Cómo una señora dice ‘es que votaré por otra persona porque me dio una canasta familiar’ o ‘porque me trajo tres planchas de pizarreño’, eso de verdad da pena y también te va desilusionando. El mejor ejemplo que puedo dar es Rodrigo Delgado. Él en su página de internet no tiene el programa para Estación Central, y te aseguro que no será un porcentaje menor el que votará por él.

Toro Mazote Sur con 5 de abril /Boris Yaikin

En los medios y sus encuestas apareces lejos de Rodrigo Delgado. En qué te centrarás en estas dos semanas que quedan antes de las elecciones.
-Tenemos una encuesta que no hemos hecho pública, que es presencial y que está separada proporcionalmente por sectores etarios, donde hoy nos dan alrededor de cinco puntos de diferencia entre Rodrigo y yo. Los giros de la campaña los hicimos a partir de esa encuesta. Las de La Tercera y El Mercurio son malas metodológicamente, y para qué vamos a hablar si hay alguna intencionalidad detrás de eso. Enfocarnos en ciertas poblaciones, donde pensábamos que estábamos mejor pero tenemos algunas debilidades, como la Santiago, Los Nogales, la Robert Kennedy, y enfocarnos en lo que será el trabajo de los jóvenes. Ahí será importante cómo se suman los chiquillos de Revolución Democrática, que apoyarán a nivel nacional solo a dos campañas, la mía y la de la Pepa Errázuriz, ellos se suman con todo.

¿Y cuándo se suma Revolución Democrática?
-Ya estamos trabajando con ellos, públicamente aún no salgo con Giorgio pero ya tendremos novedades.

¿Vas a ganador?
-Creo que vamos a ganar por poco, pero vamos a ganar, primero, porque en Estación Central los jóvenes van a votar, porque segundo presentamos un proyecto a futuro y tercero, porque se ha ido tanta gente de la comuna. Son 50 mil personas que ya no viven acá pero tienen alguna conexión familiar o comercial, y ellos vendrán a votar por nosotros.

¿Qué harás si no ganas?
-Terminar la carrera, me faltan 5 o 6 ramos para poder licenciarme y lo segundo seguir participando en política, será un cargo público o no , habrá que verlo el día de mañana, pero me gustaría seguir incidiendo en lo que va pasando conmigo y con el resto. Y por ahora continuaré en la Jota.

¿La secretaria general de la Jota, Karol Cariola, está liderando tu equipo de trabajo?
-Ella ahora es la jefa de campaña. Tenemos chiquillos independientes y de la Jota pero la gran mayoría son universitarios. Hemos tratado de levantar todo esto con la mayor cantidad de voluntades más que con plata, porque claramente no íbamos a poder competir con lo que gasta la UDI.

¿La UDI es el principal enemigo?
Es mi adversario más que mi enemigo. Creo que tienen una visión errada de las cosas, que la pobreza se acaba con caridad, mientras que nosotros creemos que la pobreza se acaba con trabajo y solidaridad.

¿Qué opinas de Rodrigo Delgado?
-Me ha sorprendido su  poca autocrítica. No es que en Estación Central no se hayan hecho cosas, pero lo que se ha hecho no apunta los problemas de fondo ni cumple con las expectativas de las personas. Esa falta de visión ha hecho que hoy hayan problemas gigantescos en la comuna, con una gestión municipal que se jacta de haber construido plazas, canchas de fútbol, pero no se habla de que existe baja calidad de vida y que aumentó la delincuencia. Incluso ocupar el eslogan ‘Sigamos haciendo historia’, para cuando en realidad si sigues haciendo esta historia, es una vergüenza.

Críticas al Movimiento Estudiantil

¿Cómo has visto el movimiento estudiantil?
Creo que se ha polarizado muy blanco o negro. Creo que las cosas son mucho más complejas y cómo eres capaz de pensar y entender que el de al lado es diferente. Una de las cosas que nos funcionó muy bien el año pasado, fue que nos podíamos sacar la cresta pero después salíamos todos con una sola posición. Se ha visto mucho que hay un enemigo interno más que el enemigo externo, y la dinámica del enemigo interno te sirve para sobrevivir pero no para avanzar.

¿Esa es la principal crítica al movimiento estudiantiles?
Creo que es más bien responsabilidad de los dirigentes tanto de la Confech y a nivel secundario, me ha sorprendido la cantidad de críticas que se generan dentro de los mismos dirigentes de manera pública. Eso los deja súper validados con su grupo político, pero le hace tremendo daño al movimiento.

Cómo ves el movimiento para el próximo año?
El movimiento va a continuar, a veces irán 2 mil personas a las marchas, otras 200 mil, pero va a continuar mientras no se soluciones el problema de la educación en Chile y mientras no seamos capaces de generar los cambios sistemáticos que existe.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día