Síguenos en Facebook X
El Dínamo

CNA advierte que planteles que no se acrediten perderán la autonomía

Bajo el nuevo sistema, una institución no acreditada no podrá abrir carreras ni sedes sin una consulta previa al consejo pues -como dice Koljatic- al no cumplir estándares de calidad requiere mayor supervisión


País

29 de abril, 2014

Autor:

matko koljatic

Hoy Matko Koljatic, presidente de la Comisión Nacional de Acreditación, rendirá cuenta pública ante el ministerio de su gestión. En vista de los anuncios del gobierno en el sentido de establecer la obligatoriedad de la acreditación de los planteles para obtener recursos del estado, la CNA se apronta a transformaciones profundas, que según su presidente harán que “tengamos una acreditación 2.0”.

En entrevista al diario La Tercera, Koljatic dice que es correcto avanzar a un sistema de acreditación obligatoria que asegure estándares de calidad para los estudiantes de educación superior y advierte que quienes no accedan a hacerlo sufrirán las consecuencias.

“Si no logran acreditarse deberían tener consecuencia. Creo que una de las posibilidades es que tengan que volver al proceso de licenciamiento bajo la lupa del Consejo Nacional de Educación (CNED). Es decir, pierden la autonomía. Esto es algo que tiene que discutirse en el Congreso, porque requiere de una ley y es un tema complicado. Esto se sumaría a las consecuencias de hoy, cuando un plantel no está acreditado y no consigue financiamiento estatal”, dijo.

Bajo el nuevo sistema, una institución no acreditada no podrá abrir carreras ni sedes sin una consulta previa al consejo pues -como dice Koljatic- al no cumplir estándares de calidad requiere mayor supervisión. “Creo que este proceso de perder la autonomía no ocurriría la primera vez que es rechazada, sino tras un segundo intento fallido, por ejemplo. Primero, le respetas su autonomía para que tome medidas de autorregulación, si no funciona debería optarse por un mayor control. Esto es una posibilidad”, sostiene el presidente de la CNA.

Los cambios también implicarán nuevas exigencias. En ese sentido el titular de la CNA sostiene que -por ejemplo- variarán las exigencias respecto al número de profesores por alumno. “Hoy tenemos criterios que dice “las instituciones tendrá tantos docentes como sea necesario para dar una educación adecuada”, entonces, pueden ser 40 o 70 académicos. Por ejemplo, la U. de las Américas contaba con cerca de 500 docentes por 35 mil alumnos (1 por 70 estudiantes)”, comenta.

Con el nuevo sistema, dice Koljatic, será más fácil establecer la autorización o el rechazo, porque habrá  una pauta que fija un mínimo. “Hoy, al hacerlo por criterio, es mucho más largo este proceso, el que puede demorar un año, en el caso de la acreditación institucional. Con el nuevo sistema creemos que sería una acreditación 2.0”.

 

Notas relacionadas

Comenta esta noticia