Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Ominami: Fin de la selección puede ser el “golpe de gracia” al Instituto Nacional

Al ex senador le parece delicado que se comprometa "a un espacio donde por décadas se ha formado una élite republicana basada en el mérito y no en el dinero".


País

29 de abril, 2014

Autor:

/ Agencia Uno / Agencia Uno

Al ex senador y ex ministro de Economía, Carlos Ominami, no le han gustado nada los anuncios del titular de Educación, Nicolás Eyzaguirre, respecto al fin de la selección de alumnos en los llamados “colegios emblemáticos”, como el Instituto Nacional.

Para el ex parlamentario, el Instituto ha contribuido a la formación de “una élite republicana basada en el mérito”, por oposición a la élite “basada en el dinero”, la que a su juicio vería con buenos ojos que éste “terminara de destruirse”.

En entrevista con el diario La Segunda, Ominami relata que llegó a ese colegio “gracias a mis propios méritos, luego de dar un examen de admisión, y siento que fue un componente fundamental de mi formación y de la de muchas generaciones que pasaron por allí”.

“Me parece muy delicado que con el argumento de terminar con la segregación y la selección en los colegios, se termine comprometiendo este espacio donde por décadas se ha formado una élite republicana basada en el mérito y no en el dinero“, agrega.

Para el ex secretario de Estado, la función del Instituto Nacional “es mucho más que sólo impartir conocimientos para insertar adecuadamente a sus alumnos en el mercado laboral, y eso no se está entendiendo”.

Admite que el colegio ya no es el mismo de antes, pero enfatiza que “pese al maltrato del Estado y a la municipalización, sigue manteniéndose como un liceo de excelencia. Es un colegio que ha ido perdiendo su base pluriclasista, lo que era muy bueno, y que sería fundamental retomar, porque uno de los dramas que hay hoy en Chile son los cabros de los colegios de la cota mil , que creen que Chile es La Dehesa, la Costanera Norte, el aeropuerto y Pucón“.

“Veo que con cierta satisfacción se usa el argumento en contra de la selección en los colegios, y en contra del Instituto Nacional, por parte de quienes no comparten esos valores republicanos, que nos los vivieron y que son hijos de la educación privada“, sostiene Ominami, en alusión al ministro Eyzaguirre, quien es “hijo del Verbo Divino”, subraya. 

“Creo que hay una élite basada en el dinero que mira con muy buenos ojos que el Instituto Nacional termine de destruirse, porque lo que va a quedar va a ser sólo una élite de los colegios caros del barrio alto. Y lo que está haciendo hoy día el ministro de Educación, con esto de que no se seleccione más en el Nacional, puede ser el golpe de gracia“, asegura.

“El Instituto es de las pocas buenas cosas que le quedan a la educación pública chilena. ¿Por qué destruirlo? Aquí no hay una mirada puramente nostálgica, porque el poder del dinero debe tener un contrapeso y eso se hace a través del mérito en educación”, sentencia Ominami.

Comenta esta noticia