Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Reforma Tributaria es aprobada en la Cámara de Diputados

"Hemos consolidado que la reforma tributaria sigue avanzando y va a ser una realidad en Chile", dijo al respecto el ministro de Hacienda, Alberto Arenas.


País

14 de mayo, 2014

Autor:

/ Agencia Uno / Agencia Uno

Finalmente, la Cámara de Diputados aprobó el articulado del proyecto de Reforma Tributaria enviado por el Gobierno, con lo que éste ahora puede seguir su tramitación en el Senado.

Luego de que en la tarde se aprobaran los artículos 1º –eliminación del FUT– y 2º –alza de impuesto de alcoholes y tabaco– en las horas siguientes fue votado favorablemente el resto del articulado -del 3º al 12º- en temas como el aumento del impuesto de Timbres y Estampillas, la derogación del Estatuto de Inversión Extranjera, las medidas especiales del SII contra la elusión y la evasión tributaria, y el nuevo régimen de fondos mutuos e inversiones, entre otros.

Con evidente satisfacción, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, dijo estar “celebrando”, y destacó el debate que se ha tenido en las últimas 48 horas. “Hemos consolidado que la reforma tributaria sigue avanzando y va a ser una realidad en Chile, que el compromiso de la Presidenta Michelle Bachelet se cumplirá”.

Arenas desestimó las críticas de la oposición en cuanto a que el debate de la norma fue muy apresurado y reiteró que “nos vamos a mantener celebrando. Son otros los que tiene que explicar su comportamiento en la Cámara hoy”, acotó.

Para el ministro, “la Reforma Tributaria tiene respaldo en la ciudadanía. Nosotros tenemos esa convicción, por eso hemos tenido el respaldo mayoritario hoy en la Cámara de Diputados”.

Por su parte, el diputado Aldo Cornejo, presidente de la Cámara, recordó que “nos comprometimos a que esta reforma estuviera lista antes del 21 de mayo, no solo con la Presidenta, sino con el país“, subrayando que hay un interés porque estas normas estén en aplicación lo antes posible en el país.

“Este es un debate con altura de miras”, manifestó Cornejo “y no dejaremos de hacer el mayor esfuerzo posible para que las próximas reformas se aprueben con una gran mayoría parlamentaria”.

El presidente de la Cámara Baja se refirió a las críticas por la rápida tramitación de esta iniciativa, diciendo que “éstos procesos siempre se pueden mejorar”.

Quien no estaba tan contento era el diputado UDI Nicolás Monckeberg, para quien el gobierno “actuó como si fuera perfecto, no recogió ninguna observación ni ninguna modificación”.

Aseguró que a la oposición “lo único que nos interesa es que este país sea más justo, y para eso queremos defender a la clase media, a quienes esta reforma le va a pegar bien duro“.

Monckeberg llamó al Gobierno a que “en el Senado actúen como no lo hicieron en la Sala, que actúen con más humildad, y no como si tuvieran la rueda de la fortuna o fueran un gobierno perfecto”.

Respecto a la negativa en bloque mostrada anoche por su sector, cuando se realizó la votación en general, el parlamentario gremialista sostuvo que “el gobierno hizo todo lo posible para votáramos en contra de la idea de legislar. Nos dió un portazo”, subrayó.

“Lo único importante es que en el Senado, todos los senadores, más que pensar en asuntos políticos, pensemos en defender a la clase media“, sentenció.

¿Qué fue lo aprobado?

La propuesta de reforma tributaria del Gobierno contempla incorporar a las arcas fiscales recursos equivalentes a un 3,02% del PIB, esto es, cerca de 8 mil 200 millones de dólares, una vez que la reforma entre en régimen. Cabe recordar que la normativa fija un sistema escalonado de aplicación, por lo que el impacto total se alcanzará sólo en el año 2018.

Las estimaciones del Ejecutivo definen como una de las principales fuentes de los nuevos recursos las alzas impositivas a las empresas (de 20 a 25%); la eliminación de regímenes establecidos en la década del 80 como medios para incentivar la inversión, particularmente, el Fondo de Utilidad Tributaria, FUT, y el DL 600; el paso a un sistema de tributación devengada (se cobrará impuesto por el total de las utilidades de un ejercicio); y las normas contra la evasión y la elusión (0,52% del PIB), fijadas especialmente a través de un fortalecimiento del poder fiscalizador del Servicio de Impuestos Internos y de Aduanas (también se solidariza este rol con entidades sectoriales, como las Superintendencias de Valores y Seguros y de Bancos e Instituciones Financieras y el Servicio Nacional de Geología y Minería).

La reforma se funda en cuatro objetivos principales: aumentar la carga tributaria para financiar con ingresos permanentes gastos permanentes y reducir el actual déficit fiscal; mejorar la distribución del ingreso, por la vía de la equidad tributaria; introducir incentivos al ahorro y a la inversión; y fijar un nuevo esfuerzo por disminuir la elusión y la evasión. Según los especificado por el Ejecutivo, los nuevos recursos del Estado se destinarán a financiar la reforma educacional (costo aproximado evaluado entre 1,5 y 2% del PIB); mejorar las políticas sociales (salud pública y pensiones del sistema solidario); y reducir el déficit estructural, fijándose como meta llegar a pleno equilibrio al 2018.

Comenta esta noticia