Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Fiscalía consigue la primera condena por Ley Zamudio tras agresión a pareja lesbiana

Los visitantes advirtieron a las mujeres que les iban a quemar la casa y que las iban a matar, y producto de la agresión una de las víctimas resultó con lesiones graves, mientras que la otra terminó con lesiones menos graves.


País

23 de mayo, 2014

Autor:

Agencia Uno Agencia Uno

La Fiscalía de Viña del Mar obtuvo la primera sentencia condenatoria del país en que se aplica la agravante introducida en el Código Penal por la Ley Zamudio, contra un hombre y una mujer que amenazaron y agredieron a una pareja de lesbianas.

De acuerdo con los antecedentes del caso, el 16 de diciembre de 2012, alrededor de las 18:30 horas, los imputados Felipe Villarroel y Claudia Acevedo llegaron al domicilio de las afectadas, ubicado en el sector de Forestal, donde las amenazaron y agredieron físicamente por su orientación sexual.

Los visitantes advirtieron a las mujeres que les iban a quemar la casa y que las iban a matar, y producto de la agresión una de las víctimas resultó con lesiones graves, mientras que la otra terminó con lesiones menos graves.

El caso llegó a manos de la Fiscalía de Viña del Mar, donde el fiscal jefe, Pablo Avendaño, presentó acusación por amenazas y lesiones, y solicitó que se aplicara contra ambos la agravante nº 21 del artículo 12 del Código Penal, introducida a este cuerpo normativo por la denominada Ley Zamudio.

Por lo anterior, en juicio abreviado Villarroel fue condenado a 400 días por amenazas, y a 900 días por lesiones, lo que suma 3 años y medio de presidio que el tribunal de garantía viñamarino le permitirá cumplir con reclusión nocturna en recintos penitenciarios.

Contra Acevedo, en tanto, se impusieron 122 días por amenazas y 511 por las lesiones a las víctimas, lo que suma cerca de un año y 7 meses.

La diferencia en las penas impuestas a los acusados se debe a que contra Villarroel pesaba, además, la agravante de reincidencia en delitos de violencia, mientras que la mujer tenía dos atenuantes a su favor, entre ellas la de irreprochable conducta anterior.

Comenta esta noticia