Síguenos en Facebook X
El Dínamo

El discurso del intendente Francisco Huenchumilla que generó la polémica

Declaró que se quemaría “a lo bonzo” a cambio de la paz social en la región, refiriéndose a ser el blanco de las críticas respecto a su cercanía a las comunidades mapuche. Las declaraciones de Huenchumilla fueron durante una jornada de discusión en Temuco con empresarios. Aquí parte del discurso.


País

29 de mayo, 2014

Autor:

huenchumilla

Las palabras del intendente de la Araucanía, Francisco Huenchumilla, fueron parte de un discurso que dio en la  jornada de discusión en Temuco con empresarios, entre los que asistieron el ministro de Energía, Máximo Pacheco, y el presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio, Andrés Santa Cruz.

“Al quemarse a los bonzo”, Huenchumilla parecía hacer una clara alusión a las críticas durante estas últimas semanas, principalmente por su reunión con le machi Celestino Córdova, a quién visitó el 21 de mayo en la cárcel de Temuco. “Yo no estoy aquí por gusto, estoy aquí por una responsabilidad personal y política. Quiero lograr la paz social para la región, contribuir modestamente con eso. Y si para conseguir la paz social tengo que recibir todas las críticas habidas y por haber, me quemaré a lo bonzo en la plaza de Temuco, porque creo que el bien de la paz social es lo que necesitamos y a ustedes los llamo a esos… muchas gracias”, afirmó.

En el discurso, también hizo referencia a su intensa agenda y comentó que en la Araucanía se está ante “una tarea difícil” donde tiene que regir el Estado de Derecho. Para profundizar al respecto, se refirió al ex ministro del interior Rodrigo Hinzpeter, quien durante el 2012 llegó hasta su comuna a interponer una querella por Ley Antiterrorista en contra de los responsables de los incendios que costaron la vida a 7 brigadistas.

“Pero si yo me acuerdo que cuando sucedió lo de Carahue, donde murieron siete personas y vino el ministro Rodrigo Hinzpeter y se vino con todas las querellas habidas y por haber. Tremenda disposición política y cuál es el resultado de todo eso: nada. Hoy día no hay ningún imputado y la investigación arroja cero. Y ahí tenemos los siete muertos. Qué es lo que falló. ¿Falló el gobierno? ¿Falló el ministro del Interior? ¿Falló el Intendente? No. Si yo tuviera una mirada pequeña diría ‘sí mire, fallaron aquí y allá’. No es así, ¿sabe lo que falló? Falló porque nosotros no logramos percibir que estamos aquí frente a un conflicto asimétrico”, comentó. Estos son extractos de su intervención:

Un llamado a la unidad y otro “repaso” al historiador Sergio Villalobos

“Pero lo he hecho porque creo en los métodos democráticos, creo en la región y creo que podemos contribuir a avanzar en este tema que nos va a acompañar por mucho tiempo, pero lo que no podemos hacer es dividirnos entre nosotros, porque estamos todos con un mismo destino común. Podemos tener tendencia metodológicos, de procedimientos, de tácticas y estratégicas… pero bueno, esa es la política y estamos llanos a recibir críticas y observaciones, pero para eso, yo quiero que entendamos de qué materia estamos hablando y el tenor del problema que tenemos en nuestras manos (…) Seguimos creyendo que los mapuches y los pueblos originarios no existen, le estamos haciendo caso a un académico que tiene todo el derecho a hacer academia. Los políticos tenemos que respetar a los académicos, leer sus cosas, pero no siempre tenemos que hacerles caso porque hay otros 99 por ciento de académicos que dicen lo contrario”

La falta de avance y la pobreza dura de la Araucanía

“Y ese debate lo hemos tenido en el parlamento, durante 20 años y no hemos podido avanzar en esa dirección. Y otros pueblos desarrollados han resuelto este tema. Lo ha resuelto Nueva Zelanda, lo ha resuelto Canadá, Noruega, Dinamarca, Suecia, etc. Entonces nosotros tenemos que aprender de esos países no sólo en la economía social de mercado o en el desarrollo de las actividades, también tenemos que aprender de la po – lí – ti – ca que ellos han tenido respecto de eso y, por supuesto, tenemos que resolver el tema de la pobreza dura que hay. Aquí tenemos un sector de una pobreza tremenda, donde hay un caldo de cultivo y hay una olla a presión y donde los jóvenes les dicen a sus mayores que ‘no crean en los políticos ni crean en el Estado’ y llevan décadas y décadas tratando de resolver un problema mínimo que es la pobreza dura de condiciones de vida. Entonces tenemos que acelerar las políticas y acelerar el tranco como yo lo he señalado y resolver por supuesto el tema del agua. Hoy día hay miles de camiones repartiendo agua para que la gente pueda beber y para consumo doméstico o para lavar sus cosas. Yo en santiago una vez les decía ‘ustedes aceptarían que en Providencia o en Vitacura anduvieran camiones para que la gente tomara agua, hiciera la comida o lavara su ropa, entonces como la gente no va atener una rabia profunda, en que se rebele y que la olla siga subiendo la temperatura”

Notas relacionadas

Comenta esta noticia