Síguenos en Facebook X
El Dínamo

¿Postergar o no postergar petición de incompetencia de La Haya?

Pese a la creciente presión por parte de la oposición en cuanto a decidirse lo antes posible, desde La Moneda se inclinan por esperar.


País

12 de junio, 2014

Autor:

/ Agencia Uno / Agencia Uno

La incompetencia de Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) para conocer la demanda marítima boliviana es uno de los temas candentes de la agenda política, que divide incluso a sectores del oficialismo. No en cuanto a la pertinencia de dicha petición, sino respecto a la oportunidad para presentarla.

Una de las posiciones, expresada por el ex mandatario Sebastián Piñera y diversos parlamentarios, tanto de la oposición como de la Nueva Mayoría, señala que la incompetencia debe plantearse antes del 15 de julio, a través de una “excepción preliminar”, medida que detendría el litigio. La otra es que la incompetencia se incluya en la contramemoria que se entregará en febrero de 2015, con el proceso ya en marcha, consigna La Segunda.

Porqué recurrir ahora: La mayor parte de las razones esgrimidas para esta postura son políticas. Por ejemplo, dar una señal de firmeza ante Bolivia, así como a la Corte, en cuanto a que nuestro país no quiere otro fallo “salomónico” como en el litigio con Perú.

Porqué  postergar: tanto el canciller Heraldo Muñoz como el agente ante La Haya, Felipe Bulnes, han señalado varias razones para ello en reuniones sostenidas en La Moneda con las comisiones de relaciones exteriores de la Cámara de Diputados y del Senado, a principios de esta semana.

En primer lugar, en la memoria boliviana se cuidaron de bloquear cualquier posibilidad de impugnación de la competencia de la corte. Muñoz y Bulnes afirmaron que una eventual “excepción preliminar” relacionada con el Tratado de 1904 -ya que La Haya no puede revisar asuntos zanjados previos a 1948- es riesgosa, ya que la CIJ podría argumentar que ésa es una discusión de fondo y rechazar el recurso.

Por otra parte, agregan, en los últimos años, la Corte había restringido sus criterios para acoger “excepciones preliminares”, lo que reduce las posibilidades de un escenario favorable a Chile (que se acoja la incompetencia y se desecha la demanda boliviana).

Existen, sin embargo, otros dos escenarios: que se rechace la impugnación (una victoria mediática para La Paz) y que la CIJ acoja parcialmente la impugnación. Es decir: que se afirme que existen situaciones planteadas en forma previa a 1948, pero que también hay algunas posteriores, como la oferta por escrito que Chile realizó en 1950. Lo que podría entenderse como una validación de la demanda boliviana.

Comenta esta noticia