Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Gobierno crea mesa de trabajo para enfrentar la pobreza en comunidades mapuche

La cita tiene como objetivo zanjar las pautas que permitan acelerar la ayuda social para las comunidades mapuche. Para las autoridades, la entrega de tierras no resuelve la subsistencia de los comuneros.


País

9 de julio, 2014

Autor:

A mapuche aleuy

“Hay sectores del pueblo mapuche que le creen muy poco al Estado, a las instituciones y a los políticos, por los abusos a lo largo de la historia, por la pobreza dura, por la tardanza  en resolver esa pobreza”. Hace un mes el intendente de la Araucanía, Francisco Huenchumilla, puso sobre la mesa el tema del abandono de las comunidades de Ercilla, una de las comunas más pobres de Chile.

En este sentido, para comuneros y especialistas en la materia, el problema de la subsistencia en comunidades no se zanja con el traspaso de tierras. La medida debe ser acompañada con proyectos de salud, educación, infraestructura vial, electrificación rural y agua potable, tomando en cuenta que el 70% de la población de la comuna usa los llamados “pozos negros”.

Es por esto que Rodrigo Peñailillo citó a una mesa de politicas públicas para la zona mapuche, que dada la contingencia, podría tener lugar dentro de las próximas dos semanas, donde participará el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Desarrollo Social, el Ministerio de Obras Públicas y el intendente Francisco Huenchumilla, instancia que será  presidida por el Ministerio del Interior.

La reunión podría efectuarse en la Araucanía dependiendo de la disponibilidad de los citados. De no ser así, la mesa se dará lugar en La Moneda. “El objetivo de esta mesa de políticas públicas es minimizar la burocracia estatal y operacionalizar con todos los organismos involucrados mecanismos para acelerar los beneficios y la ayuda social en la zona mapuche, donde existe un problema estrutural y se deben encontrar soluciones factibles, viables y sensatas”, confirmó a El Dínamo el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy.

Pobreza dura en comunidades autónomas

Para quienes trabajan en la zona, uno de los principales problemas que acarrea el traspaso de tierras esta relacionado con el desamparo en que quedan las comunidades, sin asistencia técnica para poder hacer más productivos los predios.

Hace 4 años, un informe de la Cepal tocó el tema del impacto de las forestales en la comunidades mapuche, principalmente porque en 1997, el 25% de la superficie de uso silvioagropecuario de Ercilla estaba destinada a las plantaciones forestales. Diez años después, el territorio aumentó a un 40%.

En otras palabras, los terrenos comprados por Conadi eran mayoritariamente forestales: tierras degradadas, poco productivas y que, sin apoyo técnico-económico para su recuperación, no solucionan el problema de las comunidades mapuche.

Una de las principales alteraciones de las plantaciones forestales afecta los recursos hídricos, al incrementar la pérdida de agua que produce la posterior sequía de los terrenos, tal como ocurrió en Temucuicui. “Acá en la zona se reparte agua vía camión aljibe, pero eso es una vez cada dos semanas. Cuando no es así, tenemos que salir con bidones a los riachuelos del fundo Alaska. La sequía es grande y de eso son culpables las plantaciones de pino y eucaliptus que termina por secar y erosionar la tierra. Mucha gente antes no quiso ver esta realidad”, dice el lonko de la comunidad, Víctor Quiepul.

Agrega que hay que buscar la forma de poder trabajar esas tierras, tomando en cuenta que uno de los principales problemas está relacionado con la falta de fuentes laborales. “No se les da trabajo a los jóvenes, ningún empresario lo haría y ahora recién se comenzó a conocer la realidad de la zona, el abandono en el que ha estado. Es cosa de ver la falta de caminos, ninguna ambulancia quiere venir en un caso de emergencia o cuando una mujer va a dar a luz. Es el abandono total, no sólo con la comunidad de Temucuicui, sino en todas las comunidades que están en proceso de reivindicación”, recalca.

Una opinión parecida tiene el werkén de la comunidad, Jorge Huenchullán. Asegura que es difícil enumerar las necesidades de las comunidades, principalmente porque su lucha está enfocada en resolver el problema de recuperación de tierras, pero que se evidencian la falta de proyectos lo que en su opinión ha sido una responsabilidad del Estado.

Por eso separa el hecho de que están dispuestos al diálogo, pero pese a la ayuda que puedan recibir, quieren conservar su autonomía. “Llevamos un proceso autonómico donde pondremos escuelas autónomas de calidad, en paralelo a la que imparte el Estado, pero haciendo uso de nuestro derechos como mapuche. No tenemos acceso a internet, ninguna conectividad más que un teléfono personal, eso es lo que queremos. Acá el gran problema es la deforestación”, comentó.

Agregó que “Ercilla está entre las tres comunas más pobres de Chile y está prácticamente aislada en su totalidad, donde el 70% de la población es mapuche, comunidades pequeñas en extensión de tierra y numerosas en familia. Las forestales son las grandes responsables de la sequía que es uno de los mayores problemas. Son 25 años de extracción forestal, en esas tierras no hay nada, es una situación muy grave que va en aumento”, concluyó.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia