Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Tech

5 consejos (básicos) para elegir una cámara fotográfica

Por 22 de Noviembre de 2010

Recuerdo la primera vez que compré una cámara fotográfica, fue en el año 2005, y entre las cosas que también recuerdo es que no tenía ni idea de en qué fijarme.

 

Perderse es fácil, ya sea porque no conocemos la mayoría de las especificaciones técnicas y muchas veces nos dejamos llevar simplemente por el precio o esas promociones que te llenan de accesorios y al final te llevas una cámara de menor calidad de lo que esperabas.

 

En esta ocasión, no nos iremos por las especificaciones avanzadas, como la calidad de procesador, ópticas, efectos, zoom, etc., (eso queda para una próxima ocasión). A continuación algunos consejos los que se aventuran a comprar su primera cámara o quieran dar el salto a una con características superiores que la que hay en la casa.

 

  1. No se fije tanto en megapíxeles. Si bien hace unos
    años era indispensable hablar de la cantidad de megapíxeles de
    resolución a la hora de comprar una cámara fotográfica, hoy el concepto ha
    cambiado. Los dispositivos que se venden, por lo general, son de más de 7
    megapíxeles, lo que garantiza una toma de calidad; una imagen capturada
    con una básica podría incluso ser igual a la tomada con una más avanzada. Los megapíxeles miden el tamaño de la fotografía, no su calidad.
  2. Funciones adicionales. Al igual que los celulares no sólo sirven para hablar, las cámaras no sólamente toman fotos. Algunos dispositivos ofrecen funciones
    atractivas que pueden servir si a usted realmente le gusta “jugar” con
    el equipo. Por ejemplo, se encuentra el detector de sonrisa, las
    fotografías panorámicas, efectos especiales, toma doble para asegurarse
    de que la foto quedó bien e incluso diseños que se pueden aplicar a la
    imagen una vez ha sido tomada.
  3. Duración de la batería. La gran mayoría de cámaras
    fotográficas cuenta con baterías de litio, que se recargan al
    conectarlas a una toma de corriente. Esto le evita al usuario estar
    comprando pilas desechables o alcalinas y sufrir por el desgaste natural
    y más acelerado de estas últimas. En este sentido, es posible adquirir
    una pila adicional de litio para la cámara o, si su equipo es de pilas
    desechables, comprar unas recargables de este tipo.
  4. Bienvenido sea el video. Aunque su foco principal es
    capturar imágenes fijas, los fabricantes han mejorado en gran medida las
    capacidades para grabar video de las cámara fotográficas. De ahí que
    muchas ahora tengan la posibilidad de registrar secuencias incluso en
    alta definición, que para el usuario tradicional significa una calidad
    suficiente para ver las imágenes fluidas y sin interrupciones. Algunas
    ofrecen la posibilidad de capturar en modo “YouTube”, que permite
    conectar la cámara al PC y tener el video en el formato y calidad
    necesarios para subir la secuencia al sitio con facilidad.
  5. El diseño cuenta. Pensando en las personas que
    tienen en cuenta aspectos estéticos de las cámaras, más allá de las
    características relacionadas con la toma de fotografías, los fabricantes
    ofrecen modelos con colores atractivos que se adaptan al gusto de cada
    persona. Si en el lugar que va a adquirir el equipo sólo le muestran un
    diseño, pregunte por más o busque en Internet las opciones disponibles.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día