Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
La verdadera y triste historia de Pocahontas que Disney no quiso contar La verdadera y triste historia de Pocahontas que Disney no quiso contar

"Siempre quisimos hacer una historia tipo Romeo y Julieta, de dos persona diferentes que se encuentran y chocan", dijo Peter Schneider, jefe de la división animada de Disney.

Tendencias

La verdadera y triste historia de Pocahontas que Disney no quiso contar

Por 10 de Abril de 2017

Hay algo que Disney hace a la perfección: mostrarnos historias como verdaderos cuentos de hadas, con princesas enamoradas de príncipes azules, con finales felices y un entramado de situaciones que despierta el interés de niños y adultos.

Uno de esos cuentos fue el de Pocahontas (1995), que mostraba a una valiente princesa que se enamoró del inglés John Smith, en medio de un conflicto entre aborígenes y colonos de la Rubia Albión. Pero esto no fue así…

En una publicación del escritor y académico Alfredo Serra, se detalla que la verdadera Pocahontas nació en 1595 en Virginia, que por ese entonces era una colonia inglesa. Su verdadero nombre era Matoaka y se le conocía por su apodo de Pokahantesú. Posteriormente los ingleses lo convirtieron en Pocahontas, que en lengua algonquina significa “divertida”.

En 1607, en pleno conflicto, John Smith, almirante y explorador, llegó hasta Virginia a la cabeza de cien hombres. Un día mientras navegaba por el río Chickahominy, fue capturado por una partida de los Powhatan y arrastrado a la casa de la familia de Pocahontas. En ese lugar donde conoció a la pequeña protagonista de la historia, de tan solo 12 años. Se dice que la joven se arrojó sobre él para protegerlo cuando iba a ser ejecutado. Sin embargo, hay otra versión que dice que Smith inventó esto para ganar fama.

Cuando tenía 18 años, Pocahontas, fue al asentamiento inglés de Jamestown para ayudar a los colonos. Pero el 13 de abril de 1613 , Samuel Argall, oficial de marina y aventurero, la secuestró y exigió como rescate la libertad de prisioneros ingleses en poder de su padre. Luego de un año de cautiverio, el inglés John Rolfe, rico plantador de tabaco, decidió “hacerla su mujer”, logrando un acuerdo para liberarla a cambio de casarse con ella.

Es así como Matoaka fue bautizada en la fe cristiana y pasó a llamarse Rebecca. Finalmente se casó el 5 de abril de 1614. La unión sirvió para reducir los incidentes entre nativos y europeos hasta la firma de la paz.

Como si fuera un trofeo

Pero más allá de ser una simple “moneda de cambio” o una hermosa “historia de amor”, como mostró Disney, esta relación fue planeada por Rolfe  para mostrar el éxito de su empresa de colonización en América: qué mejor que mostrarle a Europa a una joven “salvaje” convertida al cristianismo.

Pocahontas tuvo su único hijo llamado Thomas, quien fue educado en Inglaterra, volviendo a la colonia en 1640. Ahí amasó una gran fortuna y perteneció a una de las familias más importantes de Virginia.

En 1617, la familia Rolfe se embarcó en un viaje hasta Virginia, sin embargo Pocahontas no pudo ser parte de esto, ya que una alta fiebre terminó con su vida a los 21 años, posiblemente por tuberculosis, enfermedad a la que su cuerpo no supo responder.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post