País

Chef asesinado en Quillota tenía un mensaje homofóbico escrito en la espalda

El Movilh pide aplicar la Ley Zamudio por el crimen, mientras el único detenido por la PDI confesó los hechos.

La PDI detuvo a un joven de 18 años que confesó el ataque a un chef quillotano AGENCIA UNO/ARCHIVO
La PDI detuvo a un joven de 18 años que confesó el ataque a un chef quillotano AGENCIA UNO/ARCHIVO

Un joven de 18 años es el único detenido (confesó y se entregó voluntariamente) por el crimen de Jaime Vergara Jiménez, de 47 años, chef y docente universitario, encontrado muerto en su domicilio el viernes 29 de julio en Quillota.

De acuerdo con el relato del implicado, acudió hasta la casa de la víctima luego de concertar una cita a través de la aplicación Grindr. Según su versión, Vergara comenzó con insinuaciones de carácter sexual, lo que provocó una pelea que derivó en la muerte del dueño de casa a causa de una mortal estocada.

Además de reconocer los hechos, el detenido reveló haber dejado consignas homofóbicas en el lugar, pues admitió haber sido el autor del mensaje “maraco”, escrito con plumón en la espalda del cadáver de Vergara. Luego, el individuo robó especies del lugar para intentar simular un robo con homicidio.

“Como resultado de un trabajo investigativo realizado por integrantes de nuestro equipo de la Brigada de Homicidios, tanto en el trabajo del sitio del suceso, como en el levantamiento de evidencia científica del lugar, así como también cámaras de seguridad y empadronamiento, lograron identificar a este joven de 18 años”, comentó el subprefecto de la PDI, Rodrigo Muñoz. 

De acuerdo con César Astudillo, fiscal del caso, el autor después del crimen se bañó en el domicilio, cambió su ropa y limpió la escena.

Con todos estos antecedentes en conocimiento público, desde el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) piden la aplicación de la Ley Zamudio al considerarlo un directo acto de homofobia.

 “Este inhumano crimen merece toda la atención social y legal. Animamos a la fiscalía a solicitar que se aplique al victimario la agravante contemplada en la Ley Zamudio, pues este es un crimen de odio”, afirmó Ramón Gómez, encargado de Derechos Humanos de la agrupación.

Más Noticias

Más Noticias