Política

Los 5 momentos fuera de protocolo del cambio de mando 2022

La ceremonia de traspaso del poder entre Sebastián Piñera y Gabriel Boric se desarrolló en un ambiente republicano, pero también contó con algunos momentos especiales.

Boric y Piñera durante el cambio de mando. AGENCIA UNOBoric y Piñera durante el cambio de mando. AGENCIA UNO
Boric y Piñera durante el cambio de mando. AGENCIA UNO

Este viernes se realizó el cambio de mando oficial entre el ahora ex presidente Sebastián Piñera entregó el poder a Gabriel Boric, en una ceremonia que se desarrolló en un ambiente republicano en la sede del Congreso Nacional de Valparaíso.

A pesar de la solemnidad, también hubo momentos particulares y fuera del protocolo establecido para este tipo de ceremonias.

1. El beso a la Piocha

Tras entregar la banda tricolor, el ex presidente Piñera debió entregar la Piocha de O'Higgins, el símbolo directo del Poder Ejecutivo. Al momento de entregarla la besó, en un gesto que sorprendió al propio mandatario entrante.

2. El incómodo grito contra Piñera

Tras entregar el mando, el ex presidente Piñera dejó el salón de honor del Congreso Nacional en medio de algunos gritos. El más fuerte fue el de "asesino", el que se escuchó a la salida. La situación generó una evidente incomodidad en el presidente Boric.

3. El movimiento de Boric

El presidente Boric no escondó su entusiasmo con asumir el mando y lo dejó en evidencia en la misma ceremonia de cambio de mando. En redes sociales llamó la atención un movimiento que realizó al momento de subir a la testera del salón de honor del Congreso Nacional.

4. Las palabras de Piñera a Boric

El ex presidente Piñera sacándose la banda. AGENCIA UNO

Según el protocolo, Piñera debía esperar la llegada de Boric para concretar el traspaso del poder. Tras encontrarse, el gobernante saliente le entregó algunas palabras a su sucesor. "Yo soy creyente, que Dios lo acompañe. Yo tengo una muy buena opinión de usted", manifestó.

5. Los abrazos y selfies

La ceremonia de cambio de mando tuvo 500 invitados, un aforo bajo al tradicional debido a la pandemia de COVID-19. Ello no impidió que tanto Piñera como Boric abrazaran con afecto a los asistentes.

En el caso del mandatario saliente llamó la atención su extenso saludo con el izquierdista presidente de Perú, Pedro Castillo.

Por el lado del nuevo gobernante hubo selfies y encuentros afectusos con su par argentino, Alberto Fernández. También hubo abrazos especiales con la senadora Fabiola Campillai y Gustavo Gatica.

Más Noticias

Más Noticias