País

Madereros vuelven a exigir penas ejemplares para la CAM ante la ola de ataques en la Macrozona Sur

El presidente del organismo, Juan José Ugarte, afirmó que “en las regiones de Araucanía, Biobío y ahora Los Ríos y Los Lagos, la inseguridad, el miedo a salir a trabajar o transitar por cualquier camino son ya parte de una rutina”.

Después de las amenazas y acciones de la CAM, Cañete fue la última zona afectada con ataques en la Macrozona Sur AGENCIA UNO/ARCHIVO
Después de las amenazas y acciones de la CAM, Cañete fue la última zona afectada con ataques en la Macrozona Sur AGENCIA UNO/ARCHIVO

En los últimos días, la violencia en la Macrozona Sur ha registrado un alza importante. El fin de semana, la Coordinadora Arauco Malleco (CAM) anunció la toma de siete predios forestales en Angol, haciendo alusión a lo mencionado por su vocero, Héctor Llaitul, quien llamó al sabotaje en medio del tenso clima que atraviesa la Región de la Araucanía.

Y durante esta jornada, un grupo llamado Resistencia Mapuche Lafkenche se adjudicó un ataque ocurrido al sur de Cañete, Región del Bío Bío. Los individuos irrumpieron en la empresa Arauco y quemaron dos inmuebles y un vehículo del propietario, además de amedrentar a los habitantes.

La constante ola de violencia generó una nueva reacción en la Corporación Chilena de la Madera (CORMA), donde su presidente, Juan José Ugarte, manifestó la preocupación acerca de los constantes atentados en la zona.

“Si ya el 2021 marcó un peak de acciones violentistas en la macro zona sur, sólo en lo que va del 2022, de acuerdo a la Asociación de Contratistas Forestales, ¡ha habido un aumento de los atentados de un 55% en Biobío, 13% en la Araucanía, 67% en Los Ríos y un ¡300% en Los Lagos! ¿Qué regiones siguen después?”, mencionó.

En esa línea, el dirigente añadió que “el bloqueo de caminos, la usurpación de predios y sobre todo el robo de madera también muestran cifras con crecimiento alarmante. En los primeros seis meses del año ya son 106 las comunas que sufren el flagelo del robo de madera y su impacto en el financiamiento de bandas criminales, extendiéndose estos delitos a todas las comunas de Los Ríos”.

El mensaje ante las amenazas de Llaitul

“El Estado no puede permanecer impávido o “hacer la vista gorda” y simplemente decir que la tarea es de otro. Es urgente que los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial reaccionen y actúen frente a este abierto llamado a la violencia de un grupo terrorista y que pone en riesgo la esencia de la soberanía y el estado de derecho de un país y sobre todo la vida de miles de chilenos y chilenas. La autoridad debe actuar en todos los frentes: político, judicial y de orden público, para proteger a tantos que viven, hoy más que nunca, el desamparo y abandono por parte de quienes debieran estar a su lado. Basta de impunidad, no dejemos en el desamparo a las familias del sur”, afirmó Ugarte.

Después, aseguró que “la CAM ha reclamado públicamente la autoría de delitos gravísimos que tienen penas muy altas, atentados cuya autoría en su mayoría se desconocía, pero que ahora han sido reconocidos públicamente por esta organización, la que además ha anunciado que seguirá con estos ataques”.

Finalmente, el líder del organismo puntualizó que “a partir de estas abiertas amenazas, reiteramos nuestra profunda preocupación por la seguridad de miles de familias, personas de trabajo y estudiantes que viven en la zona y que ven como los amedrentan públicamente. Insistimos en nuestro llamado al gobierno, al Ministerio Público y todos quienes correspondan a aplicar y hacer respetar el estado de derecho, con todas las herramientas que les otorga la ley, que por cierto incluye querellas y otros mecanismos de persecución penal para quienes bloquean caminos, queman viviendas, colegios e iglesias, atacan a trabajadores o incluso a través de discursos públicos incitan a que se comentan estos actos”.

Más Noticias

Más Noticias