País

Piden penas nunca vistas: así atacaba el violador en serie más peligroso de Concepción

La fiscalía exige presidio perpetuo y otros 35 años por los delitos de violación y abuso. Tras los ataques, el “Psicópata del Parque Ecuador” pedía que lo saludaran en la calle. 

Abraham Gajardo Mardones arriesga presidio perpetuo y otros 35 años por cargos de violación y abuso sexual. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Abraham Gajardo Mardones arriesga presidio perpetuo y otros 35 años por cargos de violación y abuso sexual. AGENCIA UNO/ARCHIVO

La Fiscalía de la Región del Biobío pedirá “penas históricas”, como presidio perpetuo y otros 35 años más, para el “Psicópata del Parque Ecuador”, un peligroso violador en serie que atacaba en Concepción.

El sujeto de 58 años, identificado como Abraham Gajardo Mardones, cometió 11 delitos que fueron detallados de la siguiente manera: tres robos con violación, cinco abusos sexuales y tres robos con intimidación, los que perpetró entre abril y diciembre de 2019.

Por estas acciones, los querellantes solicitan que se impongan los castigos más altos desde que rige el Sistema Procesal Penal. En detalle, el fiscal Bernardo Orellana añadió que aparte del presidio perpetuo, se pedirán 20 años por los delitos de abuso sexual y los otros 15 por los robos con intimidación.

El juicio se podría extender por dos semanas y tiene el objetivo de condenarlo a una pena punitiva que jamás se haya tenido antecedentes.

Cometió los delitos bajo libertad condicional

Abraham Gajardo se desempeñaba como obrero en Cauquenes, Región del Maule, pero iba a firmar en Gendarmería en Concepción, ciudad en la que cometió estos ataques. Además del Parque Ecuador, el imputado actuaba en las avenidas Roosevelt y Paicaví, cerca de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

Allí, atacaba de noche a las mujeres con un cuchillo y las retenía por horas. Además, su hora delictiva preferida era entre las seis de la tarde y las diez de la noche. 

Tras actuar, y según las declaraciones de las afectadas, el delincuente les pedía a las víctimas que lo saludaran en la calle si lo volvían a ver y que tuvieran cuidado porque el sector era peligroso. 

“Había sido condenado anteriormente a penas altísimas, también por delitos de similar naturaleza a los de esta acusación. Por lo tanto, eso de alguna manera marca el perfil de la persona que está siendo sometida a juicio”, mencionó el fiscal Orellana.

En ese sentido, el ente persecutor lo calificó como “el mayor agresor sexual en serie” de la capital del Biobío, por lo que se esperan más antecedentes para así conocer si Gajardo cumplirá condena efectiva en la cárcel.

Más Noticias

Más Noticias