País

Vuelco en el caso: PDI descarta que baleo a joven en La Serena se debió a amenazas a su padre

La Policía de Investigaciones entregó una nueva teoría tras el ataque al adolescente que permanece grave en el Hospital San Pablo de Coquimbo.

La PDI asegura que el baleo al joven no tiene que ver con las amenazas que había recibido su padre. AGENCIA UNO/ARCHIVO
La PDI asegura que el baleo al joven no tiene que ver con las amenazas que había recibido su padre. AGENCIA UNO/ARCHIVO

El miércoles 27 de julio, un padre y su hijo fueron atacados por un grupo de delincuentes en el sector de Cuatro Esquinas de La Serena. Uno de ellos sacó un arma y baleó en la cabeza al joven de 16 años que sigue en estado grave bajo los cuidados del Hospital San Pablo de Coquimbo. 

Cuando se pensaba que este delito estaba vinculado a amenazas previas que había recibido el padre, durante las últimas horas se conocieron nuevos detalles que podrían ratificar un vuelco en un caso que impactó al norte del país por lo crudo de las imágenes. 

La Policía de Investigaciones (PDI) descartó que lo sucedido haya sido por las denuncias que hizo el progenitor previo al ataque. “Efectivamente, el padre de la víctima interpuso un recurso por amenazas el 7 de julio; sin embargo, personal especializado tuvo varias líneas de investigación, descartando hasta este minuto el tema de las amenazas”, expresó el prefecto José Cáceres.

El jefe de la Brigada de Homicidios de La Serena, en tanto, asegura que están cerca de atrapar a los responsables. “Puedo señalar que tenemos un antecedente importante en una línea de investigación que posiblemente nos va a permitir obtener la identidad de los autores”, aseguró.

En paralelo, los funcionarios policiales manejan la tesis de que los delincuentes se confundieron de personas cuando protagonizaban un ajuste de cuentas.

Así ocurrió el baleo

Padre e hijo salieron a entregar un aparato tecnológico que habían comercializado por internet. Fue en ese momento cuando fueron interceptados por este grupos de individuos que, supuestamente, es de origen extranjero.

En primera instancia, se sostuvo que este disparo se produjo después de las denuncias que hizo el padre a la administración del edificio después de descubrir la existencia de tráfico de drogas y prostitución.

El menor de edad permanece hospitalizado en Coquimbo y por ahora se mantiene estable dentro de su gravedad. Mientras esperan la evolución del adolescente, lo único claro es que la familia dejará su residencia. 

Más Noticias

Más Noticias