Cerrar
Cerrar publicidad

Actualidad

Ramon Llao renuncia a Radio Zero y sale a la luz relato de su ex pareja: “Estuvo a punto de matarme”

"Estaba ahí y eran patadas, golpes de puño y otra vez patadas. No lo podía creer pero entendí que no me podía defender”, señaló Claudia Moreno.

Ramon Llao renuncia a Radio Zero y sale a la luz relato de su ex pareja: “Estuvo a punto de matarme”
Por 13 de julio de 2018

Ramón Llao está viviendo las consecuencias de reconocer las consecuencias de agredir a su ex pareja hace más de 20 años, ya que se vio obligado a dejar su puesto como conductor de radio Zero.

La noticia fue confirmada por su compañero en Gravedad Zero, Ignacio Franzani, quien relató a los auditores que “quiero contarles que ante la situación que se encuentra nuestro compañero Ramón Llao, ha decidido dejar de prestar servicios a Radio Zero y renunciar a la conducción de este programa”.

“No queremos referirnos a la vida privada de los involucrados ni a los hechos que han gatillado la decisión. Sólo queremos recalcar que como medio repudiamos la violencia de género venga de donde venga”, agregó.

Esto, luego que Claudia Moreno relatara a El Desconcierto la golpiza a la cual la sometió el actor, todo a raíz de un ataque de celos, por recibir una llamada telefónica de una ex pareja.

“Me dijo quién te llamo, yo le respondí que Pablo y me insistió quién era. Le dije que era un ex pololo muy antiguo y me reclamó que por qué me llamaba. Fue in crescendo la violencia. Pero por qué te llama a esta hora, me insistía”, señaló.

Para mí fueron tres horas de puros golpes, aunque ahora no sé si pudo pegarme tanto rato, porque fue mucho. No me podía mover. Me tiró al suelo —por suerte mi hijo se quedó esa noche con su papá— pero había un cuarto entre el clóset y la puerta de salida donde quedé inmovilizada. Estaba ahí y eran patadas, golpes de puño y otra vez patadas. No lo podía creer pero entendí que no me podía defender”, agregó.

Moreno confesó que “no podía pegarle el mismo combo o tirarle una patada, porque la de él era cien veces más fuerte. Si me preguntas si una mujer se puede defender, no. No puedes. En algún momento eran muchos golpes en todas partes, en la cabeza y en los brazos. Me acuerdo siempre de las patadas: me invalidaba que me pateara. La fuerza no te da. Yo pensaba ‘aquí voy a morir’. Cuando te está sacando la cresta un hueón, es la única diferencia que podemos tener hombres y mujeres. Ahí es imposible hacer algo”.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día