Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Vincenzo Vasi, músico de Mike Patton: “Gracias a Inti Illimani, de niño amé la Nueva Canción Chilena”

Histriónico, creativo, carismático, su performance alcanza niveles heterogéneos.  Logra captar la atención con un espectáculo potente, lleno de emoción y catarsis personal.

Vincenzo Vasi, músico de Mike Patton: “Gracias a Inti Illimani, de niño amé la Nueva Canción Chilena”
Por 26 de Septiembre de 2018

El músico italiano, Vincenzo Vasi, está parado en el hall de entrada del lujoso Hotel W. Viste unos jeans manchados y una polera verde encendida. Salió a comprar tabaco por el sector del barrio El Golf, su pelo canoso y despeinado es tan vistoso que su presencia no pasa inadvertida, y cuando vuelve al  hotel, enrola tranquilamente un cigarro y se lo fuma.

De todos los músicos que vinieron a Chile a tocar en “Mondo Cane”, el espectáculo de música italiana que lidera Mike Patton, es el único que se quedó en nuestro país. Tan pronto terminaron los  conciertos, dejó el Hotel W para quedarse en casa de amigos chilenos.

Tuvo agendadas varias fechas para presentar su propio show en Santiago, partiendo la pequeña gira en el “Teatro de la Aurora” en el Barrio Italia, y el mismo día actuando en el emblemático “Bar de René”. Le siguió el “Teatro Mauri” de Valparaíso, y para finalizar, nuevamente en Santiago, tocará en “Thelonius”, un reconocido club de jazz que está en Bellavista.

Vincenzo sostiene una copa de vino tinto en su mano y espera su turno en silencio. Ha decidido sentarse en  el piso para ver el show. Lo antecede la chilena Agnes Paz, quien, vestida de blanco, con un traje que recuerda a la Princesa Leia de Star Wars, de inicio a la velada de theremin definiéndola como un viaje.  Es el turno de Vincenzo, que hace ruidos con la boca, gesticula con su cara, mira al público, bebe vino , y por último, contempla su theremin, cómo diciendo ¿qué diablos voy a hacer?

Se desplaza hacia su metro cuadrado, donde lo esperan sus instrumentos y juguetes infantiles.  Comienza su performance: ver tocando a Vincenzo en su formato solista es simplemente alucinante. Las emociones que transmite con su theremin, con su voz y con su cuerpo, son reales, palpables, intensas.  La aventura pasa por varios estados anímicos, desde momentos graciosos a desgarradores aullidos que dejan a todos en profundo silencio.  Más que un show musical, lo que hace Vincenzo es ofrecer una experiencia, un espectáculo donde las emociones en cada interpretación comienzan en un lugar, pero no se sabe dónde pueden terminar: en la risa o en una inquietante angustia. En dolor, en miedos de infancia, en llantos o en carcajadas fantasmales.

Histriónico, creativo, carismático, su performance alcanza niveles heterogéneos.  Logra captar la atención con un espectáculo potente, lleno de emoción y catarsis personal.

-Has venido varias veces a Chile ¿pudiste conocer un poco más sobre nuestra cultura?

-Conocí Chile primero desde lejos durante las trágicas jornadas del Golpe. En ese momento histórico en Italia había un importante debate sobre cómo poder ayudar al pueblo chileno. Italia es el país que ofreció refugio político al grupo histórico Inti Illimani. Gracias a ellos y a su música, de niño pude conocer  la Nueva Canción Chilena, que amé inmediatamente. Y de ahí por consecuencia pude conocer a Violeta Parra, la familia Parra, Víctor Jara y otros artistas para mí muy importantes. Ahora, después de ya seis años que vengo a tocar a Chile, entiendo más lo que significa vivir acá, las alegrías, los dolores, la fuerza y la humanidad de este país.  Siento muy cercana la situación Mapuche, creo que en lugar de discriminar habría que promover y conservar todas las etnias más antiguas, por que guardan un patrimonio cultural inmenso.

-¿Has podido degustar los sabores de la gastronomía Chilena? ¿Qué te ha parecido?

-Pastel de choclo, asado ¡y el mejor vino del mundo! Pero no logro comer el cilantro, es demasiado fuerte para mí.

-¿Cómo y cuándo te diste cuenta de tu pasión por la música?

-Desde niño, mis hermanos mayores escuchaban mucha música y yo absorbía. Entre los primeros temas que tocaba con la flauta, la guitarra y que cantaba sin conocer el idioma, estaban las canciones de La Nueva Canción Chilena, Inti Illimani y Quilapayún. Nunca más paré hasta ahora, y estoy muy feliz de servirme y de servir a la música.

-¿Cómo fue que comenzaste a tocar theremin?

-Quiero especificar que en mi experiencia musical me he vuelto poli-instrumentista. Además de cantar también toco el bajo eléctrico, el vibráfono, la marimba, el glockspiele, el ukelele, música electrónica, percusiones, juguetes y theremin, instrumento que encontré en el año 1998 como apasionado de bandas sonoras, buscaba el sonido que caracterizaba la música de la ciencia ficción de los años 50 y 60 ¡y ahí encontré el theremin!

-¿Quiénes son tus músicos inspiradores?

-Hay muchos y de estilos completamente diferentes: Frank Zappa, Robert Wyatt, The Residents, Inti illimani, Chet Baker, Thelonius Monk, Franco Battiato y muchos más.

-¿Qué te gusta de tocar en Mondo Cane?

-Hay canciones que todavía me emocionan, como “Lontano Lontano”, “Quello Che Conta”, “Dio Come Ti Amo”. Todas canciones de amor, así como lamentablemente ya no se escriben.

-¿Cómo es la relación de Patton con el resto de la banda?

-Mike es un jefe de banda perfecto, es un placer estar en su compañía. Pero cuando se trabaja exige el máximo del profesionalismo y es el mismo que da el máximo.

-¿Cómo es tu relación con los músicos de Mondo Cane?

-En Mondo Cane hay una excelente mezcla entre profesionalismo y espíritu grupal, es como ir en una excursión escolar de eternos “repitentes” de curso.

-¿Qué te parece el público chileno?

-Es mi favorito y no es un cumplido, tiene una curiosidad única y una pureza que en Europa ya no existe. Tengo mucha suerte porque el público chileno me sigue y me espera, me van a ver mucho y reconozco las mismas personas en cada concierto que hago.

-¿Qué te parece el cariño de los fans?

-¡Me gusta muchísimo! Espero sepan que lo que deseo es devolver el cariño que recibo.

-¿En qué proyectos estás actualmente?

-Tengo muchos proyectos activos ahora en Italia, pero el que más me importa es “OoopopoiooO” con la poli-instrumentista Valeria Surba: es un proyecto para dos Theremin y todos los instrumentos que podemos tocar (bajo, violín, música electrónica, looper, juguetes, y muy importante, nuestras dos voces). El público chileno conoce y ama este grupo desde la primera vez que tocamos en el “Festival Electromagnetica Theremin” y en los años siguientes en muchos otros espacios en Chile.

-¿Cuáles son tus expectativas con Chile?

-Me gustaría desarrollar relaciones culturales con artistas chilenos, cosa que ya estoy haciendo, pero que quiero profundizar.

-¿Cuándo vuelves a Chile?

-Espero pronto. Volvería la próxima semana si pudiera, pero no es posible, me espera mucha música más en Italia. Ojalá exista algún momento favorable para traer mi música y tocarla con músicos chilenos.

-¿Cómo te sentiste en tu performance de solista?

-Esta es la segunda vez que propongo mí solo en Santiago. Además de mis conciertos con Mike Patton y OoopopoiooO, la primera instancia fue en la obertura de la Segunda Edición del Festival Electromagnética Theremin: estaba muy emocionado por ser la primera vez que traía mi música a Chile. En esta última ocasión me sentí más libre en el movimiento, improvisación y cambios de algunos temas en vivo.

-¿Cómo ha sido la recepción de la gente?

-Como siempre en Santiago. El público ha escuchado con atención, en silencio y no se ha desconcentrado ni con el máximo ruido. Me gusta mucho el público de Santiago porque escucha realmente la música y me da siempre mucha energía.

-¿Aprovecharás de visitar alguna fonda ya que te quedaras durante las fiestas?

-Creo absolutamente que sí, normalmente llego a Chile durante el verano, esta es la primera vez que vengo en Septiembre, creo que lo aprovecharé sin falta.

-¿Has escuchado algún exponente de la música chilena contemporánea  que te ha gustado?

-He colaborado y sigo colaborando con Martin Benavides, Franz Mezco, Matiah Chinaski, Paz Quintana, Pablo Jara y muchos más.También creo que en Chile y en Santiago particularmente existe la comunidad de Thereministas más numerosa del mundo.
_
Sara Chiostergi, traducciones. @Cincoojos Fotografías

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día