Actualidad

El confidencial documento del Vaticano para abordar casos de sacerdotes con hijos

En el texto se “pide” que el sacerdote abandone el ministerio para “asumir sus responsabilidades como padre dedicándose exclusivamente al niño”.

Por , 19 de Febrero de 2019

La cumbre que se realizará en Roma entre los obispos del mundo con el Papa Francisco tocará varios temas sensibles. No sólo abordarán los masivos casos de abuso sexual contra menores, sino también uno que ha estado alejado del mundo mediático: sacerdotes que rompen su voto de castidad y que tienen hijos. 

Un reportaje de The New York Times reveló que de hecho existe un documento interno en el Vaticano sobre cómo tratar ese asunto. “Puedo confirmar que existen esos lineamientos”, escribió Alessandro Gisotti, vocero del Vaticano, en respuesta a una solicitud que hizo el medio. “Es un documento interno”, precisó.

De carácter confidencial, el “principio fundamental” del texto, explicó el vocero, es la “protección de los niños”. Comentó que los lineamientos “piden” que el sacerdote abandone el ministerio para “asumir sus responsabilidades como padre dedicándose exclusivamente al niño”.

Vicent Doyle, un psicoterapeuta irlandés, es uno de los principales rostros del tema, dado que a los 28 años se enteró que el sacerdote católico que pensaba que era su padrino era, en realidad, su padre biológico.

Al enterarse, creó una organización global que da apoyo a hijos de sacerdotes que han sufrido, de algún modo u otro, por ser fruto de un “escándalo eclesiástico”.

“Hay hijos de sacerdotes por todas partes”, aseguró Doyle, quien asistirá al encuentro en Roma entre el 21 y 24 de febrero. Y si bien no hay un registro preciso de cuántos son, Doyle indicó que el sitio web de su grupo de ayuda, Coping International, tiene 50.000 usuarios en 175 países.

Desde que asumió como Papa, Francisco I prácticamente no se ha referido a este tema. Sin embargo, en su libro Sobre el cielo y la tierra, que escribió en 2010 cuando ejercía como arzobispo en Buenos Aires, indicó que un sacerdote que “se ha dejado llevar por la pasión” podría quedarse en el ministerio, pero no así quienes engendran hijos.

“El derecho natural está antes que su derecho como sacerdote”, dice en el libro. Agrega que la principal responsabilidad del clérigo es con el menor: “Como consecuencia, debe dejar el ministerio y hacerse cargo del hijo, incluso en el caso de que decida no casarse con la mujer”, señaló en el libro.