Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Nano Stern: “Nací en una familia con más plata que la mayoría pero no me voy a juzgar a mí mismo por eso”

El cantautor nacional participará de la celebración de los 50 años de Congreso, espectáculo en el que compartirá con Simón González, hijo de Tilo, uno de los fundadores de la agrupación.

Nano Stern: “Nací en una familia con más plata que la mayoría pero no me voy a juzgar a mí mismo por eso”
Por 7 de Mayo de 2019

Nano Stern y Simón González (hijo de Tilo González, fundador de Congreso) preparan un show en homenaje a los 50 años de Congreso. Nos reunimos con ellos en el lugar donde se realizará el evento a principios de junio, el Teatro Nescafé de las Artes, para conversar sobre el espectáculo, pero también indagamos en los gustos e historias de ambos: El Grunge, Kurt Cobain, Pancho Sazo. En paralelo, Stern aborda la supuesta inspiración del comediante Mauricio Palma en él para la construcción de su personaje Violento Parra.

-Nano, ¿qué música escuchabas cuando adolescente?

Principalmente Led Zeppelin, duro y parejo. En esa época empecé a escuchar música chilena también, a los Illapu, un disco pirata de los Congreso, también de Los Jaivas, que los fui a ver y que fue súper importante, me abrieron la puerta y de ahí pasé a Los Inti Illimani, Violeta Parra. Empecé a entrar en esa, también escuchaba de niño música clásica porque estudiaba violín.

-Te metiste al tiro en esa onda, ¿no fuiste Grunge?

Un poquito, me gustaron un par de bandas, un disco de The Offspring ponte tu. También me encantaba Monkey Wrench de Foo Fighters, me gustaban por ejemplo los Smashing Pumkins, los fui a ver en vivo, fue de los primeros conciertos rock que fui. Fue en la Estación Mapocho. Quedé peinado, fue impresionante.

-Hace unos años dijiste en una entrevista que considerabas a Kurt Cobain como un cantautor. ¿Puedes profundizar en esa idea?

Sí, lo que pasa es que en casi todas las bandas hay un cantautor que simplemente es quien canta y compone. Lo hace detrás su de guitarra o del piano. Si le sacas la distorsión y la banda a Kurt Cobain, él podría perfectamente cantar sus canciones con la guitarra y es exactamente lo mismo. ¿Qué diferencia hay en un cantautor con banda que una banda acústica? Entre Neil Young y Kurt Cobain, ¿cuál es la diferencia?

-El cantautor se asocia más al tipo que está cantando solo en un escenario con una guitarra, entonces, me interesa saber por qué le das esa vuelta de tuerca.

Claro, igual eso es triste porque hay una pérdida de la dimensión de lo colectivo, que es súper característico de nuestra generación también, somos una generación eminentemente individualista y vivimos en el mundo de la selfie, del celular, todos juntos, pero todos solos.

-También dijiste que no te sientes representado por los músicos que hay en el Congreso. ¿Hay más músicos fuera del Congreso que te representen?

Por supuesto que sí. Los seres humanos somos gente muy diversa, eso yo lo dije cuando recién habían sido las elecciones parlamentarias y por primera vez hubo músicos electos. Yo particularmente por ellos no necesariamente me siento tan representado como por otros parlamentarios, que como ciudadano me identifico. En ese sentido no soy defensor de mi gremio. Eso de que “ojalá que haya muchos músicos en el Congreso”, no. Es igual de ridículo que decir “ojalá que muchos políticos se dediquen a la música”. Tienen que entender los temas importantes que no tienen que ver con componer canciones y no necesariamente tienen que ver con las habilidades que se requieren para ser buen músico y ser buen parlamentario, son cosas distintas, aunque puede que haya, yo me imagino algunos músicos que conozco que podrían probablemente hacerlo bien y que me gustaría que fueran.

-¿Cómo quienes?       

No importa, eso está en el ámbito de lo privado.

-Igual sería bueno saber a quiénes prefieres…

Sí, pero eso necesariamente tiene otros ribetes, prefiero que no.

-Eres un gran admirador del trabajo de Violeta Parra. Si pudieras preguntarle algo en términos musicales, ¿qué sería?

Uf, es una muy buena pregunta. Me gustaría preguntarle qué le quedó en el tintero, qué le hubiera gustado hacer y que no alcanzó.

-Teloneaste a Silvio Rodriguez en el Estadio Nacional hace unos años y la respuesta del público fue un tanto fría. En esa presentación dijiste algunas palabras sobre la falta de apoyo al músico chileno. Hoy en día, ¿te sientes más reconocido, más cercano a la gente?

Primera vez que escucho eso de que la respuesta del público fue un poco fría, yo creo que fue una respuesta normal considerando que mi presentación fue como dos horas antes de que empezara el concierto y la gente estaba llegando. Yo me sentí súper bien y fue una experiencia increíble, fue súper buena onda, fue hace mucho tiempo.

-Fue hace años, con el pasar del tiempo ¿cómo te sientes?

Siete años quizás. Claro, sí, me siento más reconocido porque en el fondo soy más conocido, hay mucha más gente de esas cuarenta y cinco mil personas que estaban ahí en ese momento y yo estaba más al comienzo de mi carrera, seguramente me conocían mil, hoy día seguramente me conocerían veinte mil. En ese sentido, me siento más reconocido, creo que es el resultado natural de mucho trabajo de por medio.

“Me gustaría conocer a Mauricio Palma”

-¿Conoces el personaje Violento Parra que personifica el comediante Mauricio Palma?

Claro que sí.

-Dicen que está inspirado en ti

Si fuera así lo encuentro el máximo halago posible, obviamente uno podría ser grave y tomárselo mal, decir “hay un loco que se está ganando la vida burlándose de ti”. Yo creo que quiere decir que has tenido un impacto heavy, que realmente estás generándole cosas a la gente, que haya gente que pueda vivir de burlarse de ti, lo encuentro increíble.

-¿Pero lo tomas con humor?

-Bueno, como una parodia, me refiero en ese sentido. Conversando con un amigo acuñamos una frase que dice: no se puede tomar en serio alguien que no sea capaz de reírse de si mismo. Me gustaría conocer a Mauricio Palma. Las cosas de las que se ríe están bien, es una especie de crítica que tiene sentido, cuando dice: “Soy el cantautor ABC1” y toda esa huevá. Y bueno es verdad, yo fui a un colegio cuico y nací en una familia con más plata que la mayoría de las familias, no voy a mentir, pero no me voy a juzgar a mi mismo por eso, ni me voy a sentir culpable, sería tan ridículo. Riámonos de las cosas que son contradictorias, lo que sí, yo le diría a toda la gente que se ríe  que la cantidad de contradicciones que tenemos todos son tantas que mejor reírse de ellas que tomárselas a pecho.

50 años de Congreso

-A comienzos de Junio actuarán en el Teatro Nescafé de Las Artes junto a “Orquesta Nocturna” en una jornada que celebrará los 50 años artísticos de Congreso. Simón, tú estás a cargo de los arreglos de esa jornada ¿qué representa para ti ser parte de este momento, como músico e hijo de “Tilo González”?

Simón: Es un privilegio el poder estar representando la música de mi padre, que en el fondo es el compositor del grupo. Estoy haciendo una nueva versión con Hernán. El desafío es expresar a través de lo que yo entiendo del lenguaje musical y tratar de no perder la esencia de la música de Congreso. Es una responsabilidad, estoy feliz de hacerlo, cuando empecé fue como un juego, muy intuitivo. En realidad es poder expresar lo que significa para mi la música de Congreso a través de una nueva música.

La canción “En el patio de Simón” de Congreso está escrita para ti, por tus padres, mientras te esperaban. Hoy, 34 años después, ¿crees que “El patio de Simón” es el escenario?

Simón: Sí, se transformó en eso finalmente, el patio siempre fue un lugar que ellos imaginaron y que se transformó en lo que existió en nuestra infancia con mi hermano, con el perro, con el gato, y después, los instrumentos estaban en la casa. Congreso ensayaba en la casa, mi mamá tocaba la guitarra, componía canciones, entonces, siempre estuvieron los instrumentos ahí y naturalmente los empecé a tocar. Los juegos se convirtieron en una realidad.

Foto: Yas Bau

-¿Cuando tocas, aún te sientes jugando?

-Simón: Obviamente, así uno empieza, el Nano también lo ve así porque es multi instrumentista. Para tocar música no puede ser de otra manera, si no es vista como un juego, desde la parte lúdica, como agarrar un instrumento y hacerlo sonar, sin intelectualizarlo y sólo tocarlo. Yo lo paso genial, cuando empecé a hacer estos arreglos era justamente imaginar “desde el patio de Simón” y recrear esta música, devolverle algo a las canciones que hizo mi papá. Lo siento como un agradecimiento por la música que él me entregó.

-Cuéntanos sobre lo que vamos a ver en esa jornada en términos musicales.

-Simón: Vamos a escuchar y ver a quince músicos en escena que van a representar nuevas versiones de las canciones de Congreso, hay música instrumental del grupo cantadas por Nano, dirigidas por Pancho Nuñez, que va a ser el director del ensamble y vamos a hacer un recorrido de canciones, algunas conocidas de Congreso, otras un poco más subterráneas que a mi en lo personal me tocan mucho y que fueron elegidas justamente por eso.

-Tú eres el puente entre Nano y Congreso. ¿Cómo ensamblas ambas partes?

-Simón: Cuando me propusieron hacer este concierto, fui pensando en quién podría cantar. El Pancho Sazo es alguien irremplazable y el primero que pensé fue en Nano.

-Nano: Ya la cagaste huevón (risas), es muy tarde para arrepentirse.

-¿Qué significa para ti ser parte de un momento histórico como la conmemoración de los cincuenta años de Congreso? 

-Nano: Es un honor muy grande, lo siento como una celebración familiar de Simón y del Tilo y de lo que significa para ellos. Conversando hace un rato yo me acordaba que Simón hizo esta obra justo cuando estaba esperando a su primer hijo, entonces hay una cuestión muy íntima de ellos. En cuanto a la música, es una tradición de la cual yo soy admirador. No soy hijo de uno de los miembros de Congreso, soy un fan, y las cosas se han dado de manera muy natural. Soy muy consciente que soy un invitado a una cosa que tiene un grado de trascendencia espiritual única, me lo tomo con mucho respeto, soy consciente de que me están invitando a un lugar sagrado, que podrían ser otros cantantes y fui yo. Se los agradezco mucho, es un privilegio gigante y además un deleite, me encanta la música que hace Congreso, también la música de Simón y la suma de todas las partes. Como todos somos amigos, se da una dinámica realmente sincera, de cariño con la música, estamos dejándolo todo.

-Tu primer vínculo con Congreso es la canción que grabas con Pancho Sazo: “Naufragar”. ¿Cómo nace la idea de invitarlo a cantar juntos?

Nano: Ese es el primer vinculo discográfico, pero para llegar a eso ya habían muchos años de conocerse y de escuchar la música desde cabro chico. Lo primero que grabé fue con el Pancho, no con los Congreso. Eso fue el resultado de una cierta amistad que había de por medio, ya habíamos tocado en vivo varias veces y había una onda.

-¿Existe alguna anécdota en torno a la grabación de esa canción? 

-Nano: El Pancho es espectacular porque termina con unos gritos y se va de la grabación. El es súper teatral, le gusta pararse e irse, estábamos grabando en la Sala Máster y se fue. Después le dijimos “Pancho quedó la raja gracias” (risas).  Ese nivel de confianza con la toma, estábamos todos tocando y salió. Espectacular su nivel de certeza musical.

Transcripción de Enrique Campos.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día