Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Las historias detrás de la relocalización de vecinos de la comuna de Hualpén

53 familias de Villa El Triángulo y Nueva El Triángulo, de las 289 contempladas, ya se encuentran viviendo en sus nuevas casas, a las cuales pudieron acceder a través de un subsidio de 1.400 UF que otorgó ENAP en forma conjunta con Serviu y el Gobierno Regional

Las historias detrás de la relocalización de vecinos de la comuna de Hualpén
Por 16 de Agosto de 2019

Corría enero de 2015 y ENAP comenzaba con un plan de relocalización para los vecinos de la Villa El Triángulo y Nueva El Triángulo de Hualpén. Así, en conjunto con el Serviu, el Gobierno Regional y el Municipio de Hualpén, se daba inicio a un proceso que beneficia a 289 familias, de las cuales 53 ya se encuentran viviendo en sus nuevas casas.

“Las familias que viven inmediatamente al lado de la refinería se merecen vivir en un ambiente más propicio para ellos. Se trata de un largo anhelo y, por ello, seguiremos trabajando con este propósito, para lograr este objetivo”, destacó Álvaro Hillerns, gerente de ENAP Refinería Bío Bío.

Y es que los beneficiados son precisamente quienes residían en las inmediaciones de la Refinería Bío Bío de la empresa estatal, pero que hoy están viviendo –o en pleno proceso de búsqueda de una casa- en diferentes comunas del Gran Concepción, tales como San Pedro de la Paz y Chiguayante. Esto, porque los vecinos tenían la opción de elegir tanto su nueva casa como la comuna en la cual querían residir.

Pero ¿cómo este plan ha impactado en la vida de los beneficiados? Algunos de los vecinos que se encuentran viviendo en sus nuevos hogares desde hace ya cuatro meses, describen esto como un cambio radical y positivo, uno que les ha permitido disfrutar de una mejor calidad de vida.

La felicidad de Lilian y Adriana

Gracias a su microclima privilegiado, no era de extrañar que varios de los vecinos de El Triángulo y Nueva El Triángulo optaran por la comuna de Chiguayante. Este fue el caso de Lilian Gómez y Adriana Salinas.

Para Lilian, quien vive en la calle Prat junto a su marido y una hija universitaria de 23 años, la relocalización la tiene más que feliz, ya que cambiarse de casa era un sueño de años, el cual finalmente pudo concretar en abril de este año.

“Nosotros siempre quisimos salir de allá, pero lo veíamos imposible porque no teníamos los medios. Pero gracias al apoyo de ENAP pudimos salir de ahí, sin el apoyo de ellos no habríamos podido lograrlo”, destacó Lilian.

Y es que hoy Lilian afirma sentirse “encantada” con su nueva casa y barrio, especialmente porque se trata de un lugar muy seguro. “Acá es un lugar muy seguro. Es un callejón que cerraron los vecinos, entonces, es muy privado. Las casas no tienen protecciones, mientras que allá teníamos que tener protecciones”, detalló Lilian.

Pero no sólo eso, pues “con un poco dinero que nos quedó estamos haciendo algunos arreglos, algunas terminaciones”, agregó Lilian, quien trabaja como manipuladora de alimentos.

De igual manera, en el caso de Adriana Salinas y su familia, emplearon el dinero que les sobró del subsidio de ENAP para remodelar su casa e implementarla con algunos muebles. “Me vine a una casa nueva, con muebles nuevos y vida nueva”, valoró.

Para Adriana, quien vive junto a su hijo y hermano, el cambio de casa también significó un gran logro, uno que no hubiese sido posible sin el apoyo de la compañía estatal. Esto último, debido a que “el subsidio que nos daba para poder encontrar una casa de acuerdo a lo que nosotros queríamos, y además yo estaba sin trabajo”, explicó.

Hasta la fecha, ya han sido 18 las casas demolidas en dichas villas, 35 en proceso de obtención del decreto de demolición final que debe otorgar el Municipio de Hualpén, para luego continuar con otras 10 casas para ser desarmadas.

En tanto, la empresa estatal ya ha adquirido 63 viviendas, al tiempo que las antiguas propiedades son desocupadas y los integrantes de cada grupo familiar trasladados. Además, un 84% de las familias consideradas en el proceso han iniciado la petición formal ante el Serviu, manifestando con ello su voluntad de adherirse al beneficio de subsidio para una nueva vivienda.

“Es una gran satisfacción y un enorme esfuerzo llevar adelante este proceso, que requiere una serie de etapas y, por ello, entendemos la impaciencia de nuestros vecinos. Pero estamos permanentemente informándolas sobre los avances y nuestro compromiso con el éxito de la relocalización es total”, afirmó Diego Alcalde, jefe de la División Comunidades de ENAP Refinería Bío Bío.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día