Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Etan Patz: el niño que dio origen a los rostros en las cajas de leche

El año 1983 se declaró en su honor, el 25 de mayo como "Día Nacional de los Niños Desaparecidos".

Etan Patz: el niño que dio origen a los rostros en las cajas de leche
Por 17 de Septiembre de 2019

En mayo de 1979, la desaparición de un niño de seis años que fue visto la última vez en Nueva York desencadenó un complejo caso policial que fue resuelto sólo 38 años después a la desaparición del pequeño. Esta misteriosa desaparición, además, fue la primera en que se utilizó el rostro de la persona perdida en el formato de las cajas de leche en Estados Unidos.

Luego de que el rastro de Etan se perdiera en el camino entre su casa y el colegio, la búsqueda de sus padres y hermanos por encontrarlo fue frenética.

Ante la desesperación de un país completo, las fotos de Etan Patz estaban en paradas de autobuses, pegadas en paredes de negocios, en aviones, aeropuertos y colegios.

Cien policías con perros, helicópteros y vecinos salieron a las calles en su búsqueda, pero nada daba resultados. El dolor de los Patz se mantuvo década tras década.

Tanta fue la presión que se llegó a la idea de que había que hacer una campaña más impactante para conseguir avances, no sólo utilizando los medios de comunicación. Así fue que se puso, por primera vez, la cara de un menor de edad en el envase del alimento más popular para cualquier familia: la caja de leche.

Pero esta herramienta tampoco dio resultado. Los Patz no se cambiaron de casa ni modificaron su número de teléfono en caso de que alguna vez su hijo Etan llegaba a contactarse, o si alguien reconocía su rostro en las cajas de leche.

Finalmente, en 2001, Etan fue declarado oficialmente muerto. Habían pasado 21 años desde que no llegó a subirse al bus que lo llevaría al colegio y se perdió su rastro.

Lejos de cerrar el caso, en el año 2012 todo dio un giro. Un hombre llamado José López denunció haber escuchado contar a su cuñado, Pedro Hernández, que una vez había matado a un niño en Manhattan.

Tras ser detenido, Hernández confesó que había visto a Etan Patz solo y lo había convencido, ofreciéndole una bebida, de que entrara al almacén en que trabajaba, de la calle Prince esquina West Broadway, lugar que quedaba en la ruta que debía caminar Etan hasta su transporte escolar.

El negocio tenía un sótano secreto. Allí, Hernández lo asfixió hasta matarlo. Durante su declaración a la policía, reconoció que lo metió en una caja y lo dejó en la basura, en un pasaje a dos cuadras de la tienda.

El 14 de abril de 2017, Hernández fue sentenciado a 25 años de prisión después de nueve días de juicio.

Luego de 40 años, los padres de Etan Patz se van de Nueva York

La familia del niño símbolo de las desapariciones y cuyo rostro recorrió Estados Unidos en las cajas de leche decidieron cambiar de rumbo. Según indicó Nypost, el loft donde vivían se vendió en junio pasado y los hijos de la pareja han emigrado a otros estados.

“Están avanzando”, dijo la vecina de toda la vida de los Patz.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día