Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Los desafíos de los humoristas debutantes del Festival del Huaso de Olmué 2020

Claudio Michaux, Pamela Leiva y Patricio Pimienta pisarán por primera vez el escenario del Patagual.

Los desafíos de los humoristas debutantes del Festival del Huaso de Olmué 2020
Por 5 de Octubre de 2019

El pasado miércoles, TVN reveló la parrilla de artistas que formarán parte del Festival del Huaso de Olmué 2020, el que se llevará a cabo entre el 16 y el 19 de enero próximo.

Al Patagual llegarán nombres como Paloma San Basilio, Morat, Los Jaivas, Los Nocheros, Garras de Amor, Mocedades, Álex Anwandter, 3×7 Veintiuna con Daniel Muñoz, entre otros.

Los encargados del humor, en tanto, serán el Huaso Filomeno, Cristián Henríquez con sus personajes Ruperto y Rupertina, además de tres debutantes en uno de los escenarios más importantes de nuestro país: Pamela Leiva, Patricio Pimienta y Claudio Michaux.

En conversación EL DÍNAMO, quien alcanzara la fama hace diez años gracias al reality show 1810 de Canal 13, confesó que “venimos hace rato trabajando con mi equipo para este desafío y, nada, bien concentrada. Armando equipo, ya no podemos ser circo pobre”.

“Este festival es… Yo vibro con la cueca, vibro con el folclor, mi mejores carretes son en La Casa de la Cueca, La Picada de la Yasna, yo canto cueca, bailo cueca. Entonces, partir en un escenario como este, yo siento que es ganado y merecido, pero también es un premio, es mágico. Estoy muy feliz por eso”.

Por otro lado, Patricio Pimienta, quien lleva más de una década dedicado al stand up comedy, vivirá la experiencia de pisar por primera vez un escenario tan masivo como el de Olmué 2020. Es por eso que ya lleva trabajando su rutina desde hace un tiempo, la que ha presentado en diversos eventos.

“He trabajado la rutina en festivales regionales con harto público y me ha ayudado a ir probando cosas. Vengo con una rutina que ya vengo trabajando hace un tiempo y obviamente este es un escenario distinto y empecé a ensayarla porque es mucho más transversal, mucho más familiar, más cercana, así que trabajando con muchas expectativas, con muchas ganas. Creo que va a estar bien”, manifestó.

Caso contrario es lo que ocurre con Claudio Michaux. Con solo 23 años, hace nueve meses se convirtió en el ganador del programa de TVN La Huincha, quien le entregó como premio la posibilidad de llegar al Patagual. Pese a que, en un principio, se presentaría en la edición de este año, solicitó aplazarlo para el próximo con el fin de preparar un show de calidad.

“Hay mucha preparación porque desde que Olmué lo movimos un año, ha habido mucha preparación: escribir el guión, probar la rutina en distintos lugares, y no diferentes bares, bingos a beneficios, en regiones como Ovalle, lugares no muy asiduos al stand up para ver si la rutina funciona con distintos públicos. Ahora que veo que voy el último tiempo, donde el público es mucho mayor con Mocedades, 3×7, Pato Pimienta… Igual estoy contento, siento que igual me acomoda. Obviamente el público joven es mi target principal, el público mayor es mucho más respetuoso y Olmué es súper respetuoso y amable, entonces igual estoy contento por ese lado”, señaló a EL DÍNAMO.

“Imagínate yo que gané un concurso para estar acá y llegar con la Pame que ya lleva años haciendo stand up, Pimienta estuvo en El Club de la Comedia. Ruperto y Filomeno son unos consagrados, entonces no desmerezco mi trabajo porque se que me va a ir bien, pero al lado de los chiquillos igual es como… extraño, muy extraño”, asumió.

Objetivos y expectativas en Olmué 2020

Para Pamela Leiva esta también será su primera experiencia en un escenario de esta envergadura, por lo que siente que “hay una expectativa siempre. Cuando hay un comediante, lo que se espera es que haga reír y esa también es mi intención. Cuando subo al escenario, mi única intención para el público, como dijo el León Murillo, es hacerlos reír y que pasemos todos un buen rato”.

“Más que presión, yo siento que están los ojos puestos porque siempre lo hacen con las mujeres. Para mí el humor es humor, si lo hace un hombre o una mujer da lo mismo, depende de cada persona, no tiene que ver con algo de género, tiene que ver con una visión de vida y, claro, como soy la única mujer en este festival… Y vengo con una historia detrás, yo fui conocida por un reality show, que dentro del medio no es muy bien mirado. Para mí, yo siento que uno no puede negar de dónde viene y 1810 fue el comienzo de todo lo que está pasando ahora. Si yo hubiera dicho que no a ese reality, yo no sé si ahora estaríamos conversando”, añadió.

En ese sentido, continuó: “Siento que una no tiene que quedarse pegada, eso es lo más importante y que la gente ha valorado. Si bien es cierto, yo entré a un reality diez años atrás, me hice conocida, logré mi sueño que era operarme, luego actuar. Después llegó la comedia y me salva la vida, trabajo en lo que amo y eso es un tremendo privilegio. La gente ha compartido conmigo mi evolución, yo he expuesto toda mi vida y ellos lo saben: mis penas, mis alegrías, mis logros, mis fracasos, mis frustraciones. Que hoy día hayamos llegado a este escenario a punta de trabajo, creo que también llamará la atención que esta chiquilla que hace diez años atrás que entró a un reality show, evolucionó y ha ido creciendo y llegamos a esto. Lo cuento y ni yo me la creo”.

Patricio Pimienta, quien ya arrastra una vasta trayectoria, su principal objetivo en El Patagual es “que la gente la pase bien, que se rían mucho, que empatice con el tipo de historia que voy a contar. Pero estoy con buena expectativa, la rutina la estoy probando harto y hasta el momento ha estado funcionando bien y con distintos públicos. El otro día estaba en El Cachafaz con un público mucho más adulto y más cercano al festival, pero también he estado con públicos más jóvenes y he ido matizando, así que estoy con muchas ganas. Muy contento de que me hayan invitado y debería estar bien”.

Michaux, en tanto, añade a la conversación que lo más importante, más allá de hacer reír al público, “que es la pega”, él busca “llegar a mucha gente, quiero llegar a mucha gente, conseguir público”.

“Ese es el desafío real, porque para mí, pasar de ser un NN a estar en Olmué es como el trampolín que tengo. Probablemente, sin La Huincha no habría llegado a Olmué de aquí a diez años o quizás más, o nunca quizás”, concluye.

Relacionados

Comenta