Actualidad

Diego, la tortuga semental que salvó a su especie de la extinción

El ejemplar de 80 kilos tuvo tanto sexo que ayudó a aumentar la población a más de 2.000 animales.

Por , 14 de Enero de 2020

La activa y desenfrenada vida sexual de Diego, una singular tortuga, contribuyó a la reproducción en cautiverio de su especie “Chelonoidis hoodensis” y los salvó  de la extinción.

En su misión de rescatar la especie de tortugas gigantes, Diego, de 100 años, fecundó miles de crías, tras ser enviado como parte de un programa de reproducción desde un Zoológico de Estados Unidos, donde estuvo por 30 años, a su isla Isla natal de Galápagos.

Cuando comenzó su campaña de promiscuidad, solo había 2 machos y 12 hembras de su especie vivos en la isla.

Diego, ejemplar de 80 kilos y 1,5 metros de altura, cuando estira las piernas y el cuello, tuvo tanto sexo que ayudó a aumentar la población a más de 2.000 tortugas.

El servicio de Parques Nacionales de Galápagos cree que la tortuga es el patriarca de alrededor del 40% de esa población.

“Ha contribuido con un gran porcentaje al linaje que estamos regresando a Española”, dijo a la AFP Jorge Carrión, director del parque.

“Hay un sentimiento de felicidad al tener la posibilidad de devolver esa tortuga a su estado natural. Esto demuestra que pueden crecer, reproducirse y desarrollarse”, agregó.

Una de las principales causas para que ese tipo de tortugas gigantes casi se extinguiera, fue la captura por parte de piratas que las llevaban en sus barcos para alimento de los tripulantes.

El Parque Nacional Galápagos informó la liberación de Diego a su hábitat natural será para marzo próximo.