Actualidad

Conmoción en Argentina: grupo de rugbistas asesina a golpes a joven de 18 años

“Los detenidos se tomaron tres botellas de vodka, una de ron, otra de fernet, dos vinos espumantes y una caja de vino”, indicó el medio La Nación.

Por EL DÍNAMO, 20 de Enero de 2020

Fernando Báez Sosa, un joven de 18 años, fue asesinado a golpes por un grupo de rugbistas a la salida de la discoquete Le Brique, en la ciudad Villa Gesell en la provincia de Buenos Aires, Argentina.

“Tenemos 11 detenidos. Esto no fue un enfrentamiento. Hubo un grupo que agredió a otro que era pasivo”, dijo el secretario de Seguridad, Mauricio Andersen.

Diez de ellos, de entre 18 y 21 años, fueron detenidos el domingo en la casa que arrendaban todos juntos para pasar las vacaciones.

Según testigos, hubo una pelea dentro de la discoteque y más tarde, fuera del local, los rugbistas se ensañaron con Baez, golpeándolo brutalmente hasta dejarlo inconsciente y con traumatismo de cráneo.

Tras maniobras de reanimación, fue trasladado al hospital donde no pudieron salvarle la vida.

“Pido justicia por mi hijo, que la justicia actúe, esto no puede quedar impune. No tuvieron compasión. Él era nuestro único hijo, el futuro de la familia. Lo hicieron pedazos”, se lamentó Gabriela Sosa, madre de Fernando Báez .

Los rugbistas detenidos fueron identificados como Máximo Pablo Thomsen, Luciano Pertossi, Lucas Fidel Pertossi, Alejo Milanesi, Enzo Tomas Comelli, Juan Pedro Guarino, Ciro Pertossi, Blas Sinalli, Matías Franco Benicelli, Ayrton Michael Viollaz y Pablo Ventura.

Por su parte, La Unión Argentina de Rugby (UAR) emitió un comunicado en el que se manifestó “profundamente consternado” por “los hechos públicamente conocidos de violencia física relacionados con jugadores de rugby”, asegurando que trabajan en “generar un programa específico de concientización que colabore para que estos casos no sucedan nunca más”.

Noche de descontrol

El medio La Nación de Argentina dio a conocer “la previa” que hicieron los rugbistas antes de llegar a la discoquete Le Brique.

“Se tomaron tres botellas de vodka, una de ron, otra de fernet, dos vinos espumantes y una caja de vino. El lugar todavía está lleno de botellas vacías de diluyentes para mezclar con esas bebidas. También hay decenas de vasos de plástico dispersos por el lugar”, señalaron.

Autoridades del Ministerio Público realizaron un allanamiento en el lugar y encontraron “ropa con manchas de sangre”.

Además, “muchos tienen marcas en los nudillos, característica de la lucha”, señalaron.