Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Todos los detalles de la acusación de violación que enfrentó Kobe Bryant en 2003

Fue la misma vícitima quien, a una semana del juicio en contra del deportista, desestimó continuar adelante y solo le exigió una disculpa pública.

Todos los detalles de la acusación de violación que enfrentó Kobe Bryant en 2003
Por 29 de Enero de 2020

La muerte de Kobe Bryant el pasado domingo y que generó varios homenajes por su carrera deportiva, revivió la acusación de violación que enfrentó el año 2003 por parte de una funcionaria de un hotel en Colorado.

Todo ocurrió cuando el 1 de julio de ese año, el ídolo llegó Cordillera, un pueblo de 7.000 habitantes ubicado en el estado de Colorado, para alojarse en el hotel Lodge & Spa en la previa de lo que sería una simple artroscopia de rodilla. Allí conoció a una de las trabajadoras del lugar, de 19 años, a quien, según el testimonio que entregó ella a la policía, le pidió que le realizara un tour en el resort.

“Hicimos un tour por el lugar junto a uno de sus amigos y me pidió que en 15 minutos volviera a la habitación. Cuando lo hice, me pidió que lo abrace y ahí me besó. Yo lo permití…”, contó. La joven detalló que los besos duraron “cinco minutos” y hasta ese entonces, todo había sido consensuado, pero todo fue subiendo de tono pese a su negativa.

En la declaración que entregó a la policía tras presentar la denuncia, la víctima -de quien nunca se supo su identidad- relató que Bryant, de 24 años, “me empezó a tocar, luego se bajó los pantalones y cuando empezó a intentar sacarme los míos, yo le dije que no, que me tenía que ir y ahí fue cuando me agarró del cuello. Le pedí que me dejara y sé que me escuchaba porque cada vez que se lo pedí que parase, él me apretaba más fuerte. No al punto de no poder respirar sino de una forma que me atemorizaba”.

Pero Kobe nunca se detuvo. De hecho, comenzó a frotar sus genitales sobre los pantalones de ella hasta que pudo pararse y caminó a la puerta para retirarse de la habitación. Sin embargo, el basquetbolista se interpuso y la tomó, nuevamente, con ambas manos del cuello, la llevó hasta un sillón, le levantó la polera y empezó a desnudarla. La mujer aseguró que “a ese punto ya estaba muy asustada” y le insistió en varias oportunidades que no quería hacerlo.

Al ser consultada por la policía si Bryant la escuchó negarse, ella fue clara: “Seguro, porque cada vez que le decía, él me agarraba más fuerte”. Posteriormente, continuando con su relato, recordó que el basquetbolista de los Lakers acercó su cara a la de ella y le dijo “¿No es cierto que no vas a decirle a nadie, no?”. Ella admitió que le dijo que no varias veces, pero Bryant continuó hasta que la violó.

“Tenía miedo de que si le decía que sí, fuera todavía más físico conmigo”, reconoció, detallando que el acto sexual “duró cinco minutos”, con ella llorando, hasta que él paró. Le pidió que se arreglara el pelo, se lavara la cara y, antes de dejarla ir, le repitió que “esto debe quedar entre nosotros”.

La defensa de Kobe Bryant

La declaración que entregó Kobe Bryant tras ser acusado de violación, dista bastante de la versión de la víctima. Primero, aseguró que no había pasado nada, pero tras ser notificado de la denuncia, pidió “si podemos arreglar esto de alguna manera, porque si mi esposa se entera de esto puede enojarse mucho”. Luego, tras conocer que la joven había sido sometida a exámenes de semen y sangre, el deportista confirmó que habían tenido sexo, pero que fue “absolutamente consensuado”.

Según recordó, ambos llegaron hasta la habitación, donde la chica le mostró el tatuaje que tiene en la espalda y luego lo besó. La policía le consultó si efectivamente ella se había negado en más de una oportunidad, a lo que Kobe se detuvo para pensar. “Un segundo, estoy pensando qué hablamos en esos momentos..”.

Continuando con su versión, aseguró que ella le practicó brevemente sexo oral, cuál fue la posición en la que se encontraban y cuánto duró el acto (“cinco minutos”). Kobe recordó que el único momento en que ella se negó fue cuando él pidió “terminar” en su cara. Sin embargo, aseguró que nunca eyaculó sobre ella, que lo hizo una vez que abandonó la habitación, sobre una remera blanca. Bryant, además, admitió que no era la primera vez que le era infiel a su pareja y que, incluso, tenía una amante de nombre Michelle, con quien también jugaba a agarrarla del cuello.

Escándalo público

Doce días después, Kobe Bryant realizó una declaración pública respecto a la denuncia por violación que pesaba en su contra. En el diario Los Angeles Times, afirmó que “cuando la verdad se conozca, todo estará bien, ya verán… Ustedes me conocen, yo no debería decir nada. Saben que yo nunca haría algo así”.

Cuatro días después de eso, apareció públicamente junto a su esposa Vanessa Williams, en la entrega de los premios ESPY. Allí realizó una conferencia de prensa donde insistió en que “soy inocente. No la obligué a nada”, reconociendo que “estoy muy enojado conmigo mismo por haber cometido adulterio”.

Pese a que insistía en que jamás forzó a la chica, las pruebas que el departamento de Abusos Sexuales (Sexual Assault Nurse Examiners) le practicó a la víctima daban cuenta de que tenía muchas laceraciones en la zona, demostrando que lo ocurrido no fue consensuado y que habían ocurrido en un lapso no mayor a 24 horas.

Sin embargo, el equipo a cargo de la defensa de Bryant apuntó a los antecedentes que arrastraba la funcionaria del hotel de solo 19 años. Así, aseguraron que eso podría demostrar la relación sexual que mantuvo días antes con otro hombre y, además, se refugiaron en que había sido internada por depresión hacía cuatro meses, tras dos supuestos intentos de suicidio. Eso, sumado a  la “excitación” que tenía ella por conocer a Kobe.

Un paso atrás

Cuando quedaba solo una semana para que comenzara el juicio, la joven de 19 años decidió desestimar el caso. Las especulaciones aseguraban que esto ocurrió porque la chica emocionalmente apabullada por la presión mediática y la de los abogados de Bryant. Sin embargo, todo se debió a su negativa a testificar en la instancia judicial, lo que no permitiría continuar con el juicio penal. Aún así, le solicitó al deportista una disculpa pública.

Así, Kobe Bryant emitió un comunicado donde se disculpó “con la chica envuelta en el incidente, por mi comportamiento y las consecuencias que sufrió durante el pasado año. Si bien ha sido extremadamente difícil para mí, sólo puedo imaginarme lo duro que ha sido para ella. También ofrezco disculpas a sus madres y miembros de su familia. También a la mía, mis amigos, las personas que me apoyaron y a los ciudadanos de Eagle, Colorado”.

“Quiero dejar claro que no cuestiono los motivos de la chica para denunciarme y que no le he pagado ningún dinero. Sólo acordamos que su declaración no sería utilizada contra mí. Aunque creo que nuestro encuentro sexual fue consentido, entiendo hoy –luego de escucharla a ella y a los abogados- que para ella no fue así, que no tomó el incidente como yo”, indicó, dando por cerrado el episodio.

La demanda, finalmente, finalizó en marzo de 2015 por la vía civil, luego de que ambas partes llegaran a un acuerdo económico. Aunque nunca se conoció la cifra de manera oficial, medios aseguraron que Bryant le entregó 2,5 millones de dólares, la cifra máxima que permite el fuero en Colorado.

Relacionados

Comenta